GP de Gran Bretaña de F1 - Carrera - Ferrari Club España

Club de propietarios Ferrari de España

GP de Gran Bretaña de F1 - Carrera

GP de la Gran Bretaña de Fórmula 1 - Carrera

Carrerón de Ferrari con Vettel 1º y Kimi 3º


Circuito: Silverstone - (Silverstone) - 5,891 km

Carrera:
Sebastian Vettel: 1º - 1h27'29''783   - 52 vueltas - Ferrari SF71-H
Kimi Raikkonen: 3º - 1h27'33''435   +3''652   - 52 vueltas - Ferrari SF71-H

Cuarta victoria de la temporada para la Scuderia Ferrari, que suma su 233ª victoria a lo largo de su historia en la Fórmula 1. Para Sebastian Vettel es la 51ª victoria de su carrera deportiva (igualando en número de victorias a Alain Prost), y la 12ª vestido de rojo

Meteo: Temperatura aire 28ºC
Temperatura asfalto 52ºC - Sol

Vuelta rápida de la Carrera:
Sebastian Vettel - Ferrari - 1'30''696

Clasificación Mundial de Pilotos:
1.   Sebastian Vettel   171 puntos
2.   Lewis Hamilton   163
3.   Kimi Raikkonen   116
4.   Daniel Ricciardo   106
5.   Valtteri Bottas   104

Clasificación Mundial de Constructores:
1.   Ferrari   287 puntos
2.   Mercedes   267
3.   Red Bull   199
4.   Renault   70
5.   Haas   51

Resumen de la Carrera:

Sebastian Vettel salía victorioso del GP de Gran Bretaña, después de protagonizar una carrera memorable, con un final muy emocionante en el que los Ferrari fueron muy superiores a los Mercedes en su casa. Vettel sumaba 25 puntos y Hamilton salvaba los muebles después de una gran remontada que le llevó hasta la segunda posición, con Kimi Raikkonen cruzando la meta en tercer lugar.

Silverstone se despertaba con un domingo perfecto de verano, con las mismas condiciones meteorológicas vividas durante el fin de semana, con una temperatura en la pista de 52ºC, que sería determinante en la gestión estratégica. Hamilton salía desde la Pole Position y Vettel desde la segunda fila de la parrilla. La expectación era máxima ante el duelo de los dos favoritos al Mundial de Pilotos, con un Hamilton deseoso de hacerlo bien delante de sus seguidores y un Vettel decidido a aguarle la fiesta a la mínima oportunidad. Los dos saldrían con el compuesto blando, al igual que el resto de pilotos salvo los Renault, que se decantaron por el compuesto medio, el mismo que adoptaron Stroll y Hartley.

En la salida, Hamilton no arrancó bien y le patinaron las ruedas. Perdió inercia y mucho terreno. Vettel, atento, le robaba la posición, y acto seguido Valtteri Bottas se colocaba segundo al aprovechar el error de su compañero de equipo. Lewis estaba tercero tras apenas dos curvas, pero su pesadilla solo acababa de empezar. Kimi, tercero en parrilla, venía como una exhalación. Negoció Abbey y se pegó a Hamilton al trazar la curva Farm. Raikkonen llevaba más velocidad que el británico, que todavía no se había recuperado de su arrancada. Lewis tomaba la trazada exterior para ganar el interior en Village, frenaba tarde y bien, pero Kimi bloqueó y se llevó por delante al británico. El Mercedes acabó en la puzolana y Lewis cayó al fondo de la clasificación, condenado a una remontada a la desesperada a pesar de sufrir daños en su aerodinámica. Kimi siguió adelante, pero recibió una sanción de 10 segundos que cumplió en su primera parada en boxes.

Al término de la primera vuelta, Sebastian Vettel lideraba la carrera y su rival en el Mundial era decimoctavo, a poco más de 13 segundos de la cabeza de carrera pero condenado a perder tiempo. Valtteri Bottas era segundo seguido de Max Verstappen tercero, mientras que Kimi Raikkonen era cuarto después de adelantar a Daniel Ricciardo en Copse.

La remontada de Hamilton tuvo un parecido notable con la que Vettel hizo en Francia hace tres semanas. Con un coche muy superior al resto, el inglés recobró la concentración y se dedicó a inventar adelantamientos a discreción. En la Vuelta 6 ya era décimo, lo que le daba acceso a los puntos. Cuatro giros después, ya había adelantado a toda la zona media para reengancharse al grupo de cabeza, pero su desventaja con el líder de carrera ya llegaba a los 25 segundos.

Kimi fue el primero en entrar a boxes en la Vuelta 14, cumpliendo su penalización y cambiando a medios, lo que le relegó por detrás de Daniel Ricciardo. Max Verstappen le siguió en la Vuelta 18 y, como él, también se decantó por el compuesto medio. Vettel se mantuvo en pista unos minutos más. El alemán ostentaba una ventaja de 5 segundos sobre Bottas, aunque no era claramente superior. El motivo, la degradación de los neumáticos. Seb sufría más que su rival y eso se tradujo en una pérdida de ritmo progresiva, hasta que en la Vuelta 21 optó por jugar sobre seguro y entrar en boxes. Bottas paró un giro más tarde sin que se produjera un intercambio de posiciones. Hamilton entró en la Vuelta 26.

Cuando la carrera superó su ecuador, la ventaja de Sebastian Vettel sobre Valtteri Bottas se había reducido hasta los tres segundos. Valtteri le arañaba décimas vuelta a vuelta, mientras Sebastian pilotaba de forma conservadora para evitar que se reprodujeran los problemas de desgaste de su primer juego de blandos. Hamilton, sexto, estaba a poco más de 10 segundos del podio.

La carrera dio un vuelco en la Vuelta 32, cuando Dirección de Carrera sacó a pista el coche de seguridad por el accidente de Marcus Ericsson. El piloto sueco intentó tomar la primera curva con el DRS abierto, pero la carga aerodinámica de su Sauber fue insuficiente y su monoplaza se desbocaba impactando contra las protecciones, en una repetición del accidente que Romain Grosjean protagonizó en los Libres de la mañana del sábado.

El dilema era parar o no parar. En Ferrari no se lo pensaron y llamaron a Vettel para montarle un juego de blandos. También entraron Max Verstappen y Kimi Raikkonen, que adoptaron el mismo compuesto. Quienes no lo hicieron fueron los Mercedes. Valtteri Bottas se quedó fuera y así asumió el liderato de la carrera, aunque con un juego de medios viejo y expuesto a la ofensiva de Vettel, que le pisaba los talones. Hamilton era tercero también con medios viejos. Ricciardo, sexto, y arrepentido de haber hecho su segunda parada instantes antes de la neutralización de la prueba.

En la Vuelta 38 se reiniciaba el Gran Premio y ninguno de los líderes falló. Bottas reaccionó bien, como también Vettel y Hamilton, que conservaron la segunda y la tercera plaza. Donde sí hubo acción fue en la pelea por el cuarto lugar. Kimi adelantó a Verstappen en Brooklands, pero el holandés no se acobardó y se tiró por la trazada exterior en Luffield y encontró más adherencia que Kimi, la suficiente para ejecutar un espectacular adelantamiento marca de la casa para recuperar la cuarta posición.

La bandera verde duró muy poco. Carlos Sainz, duodécimo, se despegó del rebufo de Romain Grosjean en la recta que conduce a Copse para superar al Haas. Sainz se fue a la línea exterior y aprovechó la inercia para ganarle la posición, y hubiera completado la maniobra de no ser por Grosjean.

Carlos trazó Copse y dejó espacio en la línea interior para su rival, pero Romain perdió el control de su monoplaza e impactó contra el Renault. Los dos coches acabaron en la puzolana y el coche de seguridad volvió a salir para facilitar la intervención de los comisarios.

En el reinicio empezaría la guerra de verdad, con Mercedes y Ferrari luchando por la victoria del GP de Gran Bretaña. Vettel lanzó su ataque en la Vuelta 44. Lo intentó en Brooklands, lo intentó en Luffield, lo intentó en Copse. Curva a curva, kilómetro a kilómetro, el Ferrari atacaba y disputaba el liderato de la carrera. Bottas resistió lo que pudo, hasta que Vettel ejecutó el adelantamiento en la Vuelta 47. Fue en la frenada de Brooklands.

El alemán se despegó del rebufo del Mercedes en el último instante y le ganó la línea interior de la curva, que le valió para salir de ella en cabeza de carrera. En ese mismo punto, Hamilton y Raikkonen adelantaron a Bottas unos giros después para situar dos Ferrari en la zona del podio. En los compases finales, Max Verstappen abandonó con problemas en su monoplaza, tras un trompo en Club.

Sebastian Vettel no dejó que la primera posición se le escapase y marchó triunfante hasta la victoria en el circuito de Silverstone. Cruzó la línea de meta con una ventaja de tan sólo dos segundos sobre Lewis Hamilton, que completó una remontada magnífica para salvar los muebles en casa.

Una actuación muy emocionante de los dos candidatos al Mundial de Pilotos, pero con los Ferrari luchando ya de tu a tu en cada carrera. Después de tres Grandes Premios celebrados de forma consecutiva, dentro de quince días la acción se trasladará a Alemania, al trazado de Hockenheimring, esta vez en casa de Vettel.

Ferrari se va reforzada de Silverstone y aumentando ligeramente su ventaja respecto a Mercedes en los dos Campeonatos y con un gran sabor de boca, después de ver la velocidad de los SF71H y con sus dos pilotos, Vettel y Raikkonen luchando con ganas durante la carrera.

Si las cosas siguen por este camino, quizá sí este año podremos volver a soñar con el título que tanto se está resistiendo, después de 10 años de espera. En Maranello se está trabajando en silencio y con gran determinación, con novedades y evoluciones constantes para seguir mejorando el coche. Y esto para los ferraristas es garantía de que las cosas se están haciendo bien.

La muestra, la victoria de hoy en Silverstone, donde nuestros muchachos han superado a los Mercedes con "sus neumáticos" y en su territorio, después de cuatro victorias consecutivas de Hamilton en este trazado en los últimos años.

FORZA FERRARI !!

Fede García (Redacción de Noticias)
Fotos: Sutton - © 2018

USO DE COOKIES Utilizamos cookies propias y de terceros con fines estadísticos y para mejorar la experiencia de navegación. Al continuar con la navegación, entendemos que aceptas su uso.
Puedes obtener más información y conocer cómo cambiar la configuración en nuestra Política de cookies

Cerrar