El WEC ya tiene reglamento técnico para la temporada 2020-21 - Ferrari Club España

Club de propietarios Ferrari de España

El WEC ya tiene reglamento técnico para la temporada 2020-21

El WEC ya tiene reglamento técnico para la temporada 2020-21

En la que empezarán a competir los nuevos "Hiperdeportivos"


En el último Consejo Mundial del Motor del año se ha hecho público el nuevo reglamento del Mundial de Resistencia, en el que está previsto estrenar nuevas normativas técnicas para la temporada 2020-21, que debería traer vehículos más cercanos a los hiperdeportivos de producción con costes mucho más bajos, concretamente, con un presupuesto estimado de 20 millones de euros para dos coches que compitan en una temporada completa.

 

El WEC seguirá siendo híbrido (el sistema puede ser alquilado a razón de 3 millones de euros por temporada para dos coches) entre la temporada 2020 y la 2025, pero nos traerá una imagen más atractiva y cercana a lo que podemos ver en las carreteras. Esta nueva reglamentación orientada a atraer a grandes nombres como McLaren, Ferrari o Porsche, junto a estructuras más pequeñas como la Scuderia Cameron Glickenhaus o Koenigsegg, apunta a que los equipos que quieran involucrarse en la clase reina desde la primera temporada de esta nueva normativa deberán producir al menos 25 unidades de una versión de calle antes del final de la campaña 2020-21, cifra que aumentaría para la 2021-22 hasta las 100 unidades.

Curiosamente se ha especificado que todas estas unidades de producción deberán compartir el mismo motor térmico y el ERS que nos encontraremos en la versión de carreras, obviamente con las modificaciones especificas para que puede circular por la calle. Recordemos que se apuntaba a que estos nuevos LMP contarían con una potencia máxima de 950 CV (720 kW), de los cuales 520 kW serán aportados por el motor de combustión interna de cuatro tiempos (peso mínimo de 180 kg) y los 200 kW restantes serían provistos por el recuperador de energía y la unidad de potencia eléctrica situada en el eje delantero (peso mínimo de la batería 70 kg y del motor 50 kg). No se han especificado restricciones en cuanto a la arquitectura del motor, por lo que se espera que los fabricantes puedan utilizar atmosféricos o turbo siempre que den los valores antes mencionados.

En cuanto a las medidas de la carrocería, se estaría hablando de que el máximo de longitud serán 5.000 mm por los 4.650 que tienen como techo los actuales prototipos, mientras que el ancho estaría situado en 2.000 mm por los 1.900 mm actuales y 1.150 mm de alto. En materia de peso, el mínimo será de 1.040 kg (los primeros valores eran 980 kg), 165 kilogramos más pesados que los prototipos modernos. Además, se espera que haya posibilidad de tener elementos aerodinámicos activos tanto delanteros como traseros. La eficiencia aerodinámica está controlada por la normativa y se medirá en un túnel de viento, escala 1, durante la homologación. El objetivo sigue siendo el de hacer un tiempo de 3 minutos y 22 segundos en Clasificación en el Circuito de La Sarthe y 3'27'' en carrera.

Las pruebas durante la temporada serán limitadas y muy reducidas en comparación con las regulaciones actuales. El personal técnico que interviene en el automóvil estará compuesto por un máximo de 40 personas para dos automóviles. Durante el período fuera de Europa, solo tendrá acceso a los automóviles durante las carreras para limitar las pruebas y operaciones costosas durante este tiempo y permitirá a los equipos administrar mejor los presupuestos y los recursos humanos. El fabricante de neumáticos será único, con tres especificaciones de “seco” y dos “lluvia”, disponibles para todos con llantas de 18 pulgadas.

Otros detalles que se espera que se confirmen es que preparadores y equipos de competición habituales como ORECA o Dallara no deberían tener la posibilidad de construir vehículos genéricos para la competición, algo que puede ser problemático en el caso de no llegar a contar con los fabricantes mínimos para reflotar el WEC, tras esta etapa de transición en la que únicamente Toyota se ha mantenido oficialmente entre los LMP1-H.

En cuanto al resto de decisiones, se ha confirmado que se impondrá un lastre basado en los resultados de carreras anteriores y las posiciones en el campeonato, para los vehículos de la categoría LMGTE Am inscritos que estarán vigentes para todas las pruebas a excepción de las 24 Horas de Le Mans. También se anuncia que habrá cambios en la escala de puntuación de la temporada 2019-20 con el fin de acomodarse a los nuevos eventos de cuatro horas, así como la confirmación de que el procedimiento de parada en boxes será rediseñado. A partir de la próxima temporada, ya no será posible realizar cambios de neumáticos y reabastecimiento de combustible al mismo tiempo durante una parada en boxes, fomentando así que los equipos compitan también en el pit-lane con sus mecánicos.

Fede García (Redacción de Noticias)
Fuente: ACO/FIA - © 2018

USO DE COOKIES Utilizamos cookies propias y de terceros con fines estadísticos y para mejorar la experiencia de navegación. Al continuar con la navegación, entendemos que aceptas su uso.
Puedes obtener más información y conocer cómo cambiar la configuración en nuestra Política de cookies

Cerrar