GP de Bahrein de F1 - Carrera - Ferrari Club Espa√Īa

Pirelli

Club de propietarios Ferrari de Espa√Īa

GP de Bahrein de F1 - Carrera

GP de Bahrein de Fórmula 1 - Carrera

Doblete inesperado de Mercedes, después de la avería de Leclerc


Circuito: Sakhir (Manama) - 5,412 km

Carrera:
Charles Leclerc: 3º - 1h34'27''426     +6''131   57 vueltas - Ferrari SF90
Sebastian Vettel: 5º - 1h34'57''363     +36''068   57 vueltas - Ferrari SF90

Meteo: Temperatura aire 26ºC
Temperatura asfalto 30/27ºC - Sereno con viento

Vuelta rápida de la Carrera:
Charles Leclerc - Ferrari - 1'33''411

Clasificación Mundial de Pilotos:
1.   Valtteri Bottas   44 puntos
2.   Lewis Hamilton   43
3.   Max Verstappen   27
4.   Charles Leclerc   25+1=26
5.   Sebastian Vettel   22

Clasificación Mundial de Constructores:
1.   Mercedes   87 puntos
2.   Ferrari   48
3.   Red Bull   31
4.   Alfa Romeo   10
5.   Haas   8

Resumen de la Carrera:

Charles Leclerc, lo tenía todo de cara para alzarse con su primera victoria en la Fórmula 1 en Bahrein, pero un fallo del MGU-H le privó de un triunfo que tenía en la palma de la mano. Hamilton, que previamente se había encargado de rebasar a Sebastian Vettel, lo recogió para finalizar primero liderando un nuevo doblete de Mercedes, que no merecieron en todo el fin de semana,... pero la victoria en la Fórmula 1 no se consigue hasta que se cruza la meta.

Sebastian Vettel reaccionó a la perfección durante la salida y le arrebató la primera posición a Charles Leclerc en la aproximación a la primera curva, después de ganarle la línea interior. El monegasco, dubitativo, cedió terreno en la primera curva y quedó expuesto al ataque de Valtteri Bottas. El finlandés venía con inercia después de rebasar a Lewis Hamilton, y también dio cuenta de Leclerc en la frenada de la curva cuatro. Posiciones provisionales, porque Leclerc pronto daría cuenta del Mercedes para ponerse segundo y Hamilton superaría a Bottas para ser tercero.

Carlos Sainz se había puesto sexto después de adelantar a Kevin Magnussen en la arrancada y tenía en su punto de mira al Red Bull de Max Verstappen. El McLaren tenía más ritmo. Sainz tiró de DRS para emparejarse con Verstappen en la aproximación a la curva 4. Sainz estaba por delante de Max al llegar a la frenada, pero el holandés no desistió de su trazada y los dos coches se tocaron. El peor parado fue Sainz, que rompió el alerón delantero y cayó al fondo de la clasificación. Verstappen no sufrió daños. Dirección de Carrera determinó que se trataba de un mero lance de carrera.

Después de la emoción de los primeros compases, Charles Leclerc empezó a coger ritmo y pronto se mostró como el Ferrari más rápido. El monegasco seguía el rebufo de Sebastian Vettel, al mismo tiempo que informaba a su ingeniero de que él podía tirar más. Al llegar a la sexta vuelta, Leclerc tiró de DRS y rebufo para atacar a su compañero, le ganó la línea exterior y frenó más tarde en la primera curva, lo que le permitió emerger como nuevo líder del Gran Premio. El alemán se la intentó devolver en la curva 4, pero no dio resultado.

En la vuelta 11 se inició el baile de paradas. El primero en entrar fue Max Verstappen, que puso medios para intentar llegar hasta el final. El holandés cedía en aquel instante diez segundos sobre Leclerc, que lideraba con 3,4 segundos sobre Vettel y con 4,1 sobre un Hamilton que disponía de DRS sobre el segundo de los Ferrari. Valtteri Bottas llamaba a las puertas del podio a ocho segundos del líder.

Bottas entró en la vuelta 12. En la 13, lo hicieron de forma simultánea tanto Leclerc como Hamilton. Charles siguió el guion previsto y calzó medios, pero Lewis se la jugó con blandos, lo que le comprometía a una nueva visita al Pit-Lane pero le daba la oportunidad de tener más ritmo. Esa superioridad fue determinante para ejecutar un ‘undercut’ de manual sobre Vettel, que entró en la 14 pero perdió su posición.

Después de las paradas, Leclerc lideraba el Gran Premio con 3,7 segundos de ventaja sobre Hamilton, que estaba obligado a volver a parar. Vettel les seguía a 6,4 segundos, con Bottas cuarto a 9,5. En el grupo también se encontraba el Renault de Ricciardo, fuera de posición porque aún no había parado. Uno a uno, lo adelantaron sin problemas para proseguir la pelea por la victoria.

Mientras tanto, Max Verstappen estaba en terreno de nadie y Kimi Raikkonen era el líder virtual de la zona media. El finlandés de Alfa Romeo precedía a Nico Hülkenberg, Lando Norris y Sergio Pérez, que completaban el Top 10. Carlos Sainz cerraba la clasificación en decimonovena posición, con la carrera comprometida por el toque con Verstappen en los primeros giros de la carrera. No era el último porque Romain Grosjean había abandonado.

Pese a rodar con el neumático medio, Leclerc era más rápido que Hamilton. Vuelta a vuelta, el joven talento de Ferrari ampliaba su renta hasta los 5,3 segundos en la vuelta 20. En aquel instante, Hamilton protagonizó una pequeña excursión en la última curva. Vettel cerró aún más el cerco, tercero a 1,5 guarismos del pentacampeón. Por detrás, Bottas se alejaba del podio. El finlandés estaba a 15 segundos del líder y tenía que preocuparse de Vestappen, que tenía a menos de tres segundos.

A medida que la carrera se acercaba a su ecuador, Ferrari se hacía más fuerte. Los SF90 eran del orden de medio segundo más rápidos que los Mercedes y eso dejaba a Hamilton expuesto ante los ataques de Vettel, que consiguió situarse a menos de un segundo. El inglés reportó problemas de degradación en el tren trasero, y la presión de Vettel surtió efecto en la vuelta 23, cuando aprovechó el DRS para adelantar a Hamilton en la curva 4 y situarse en la segunda posición del Gran Premio.

Ferrari volvía así a rodar en formación de doblete, con Leclerc como líder de la carrera con una renta de ocho segundos sobre su compañero de equipo, mientras que Vettel conseguía que Hamilton saliera de su zona de DRS, lo que le brindaba un mínimo control sobre el devenir de la prueba. Nadie asomaba en la pelea por el podio, ya que Bottas estaba a ocho segundos de su compañero y Verstappen a cinco segundos del finlandés.

La degradación de los neumáticos fue más acentuada de lo que se había previsto, y así pronto entró en escena la posibilidad de hacer una segunda visita al box. El dilema también se planteaba entre los líderes, si bien Leclerc permanecía impasible y extendía su liderato por encima de los ocho segundos al sobrepasar el ecuador de la carrera. Más problemas tenía Hamilton, que cedía dos segundos con un Vettel que, si bien segundo, no gozaba del ritmo para poner en apuros a su compañero.

Verstappen abrió la veda con una nueva parada en la vuelta 33, después de quedarse sin gomas y verse desdoblado incluso por el Racing Point de Stroll. Acto seguido, Hülkenberg también hizo un segundo pit-stop para salir por detrás de Ricciardo, que recogía los frutos de su eterno stint inicial para hacerse fuerte en la pelea de la zona media. Minutos más tarde, Ricciardo perdería posición y se tocaría levemente con su compañero.

En la vuelta 35, Hamilton entró por segunda vez para cumplir con la segunda parada, obligatoria en su caso dado que tan sólo había usado blandos hasta aquel instante. Vettel, que en aquel instante tenía cuatro segundos sobre el pentacampeón, paró también en la vuelta 36 para protegerse de cualquier intento de undercut. Un giro después que su compañero, en el 37, Leclerc hizo buenos los 22 segundos que tenía sobre Valtteri Bottas para hacer la segunda parada sin soltar en ningún momento el liderato. Por detrás, Hamilton lanzaba un ataque sobre Vettel. El británico intentó un exterior por la curva 4, pero el alemán no dio su brazo a torcer y conservó la segunda posición.

Hamilton volvió a la carga en la vuelta 38 y esta vez su picadura fue mortal. El pentacampeón efectuó una maniobra perfecta por el exterior de la curva 4. Para más inri, Vettel perdió el coche al intentar acelerar demasiado pronto. El consecuente plano destrozó los neumáticos y propició unas vibraciones tan notables que desembocaron en la rotura del alerón delantero. Vettel cayó hasta la novena posición. Sus problemas contrastaban con el aplomo de su compañero, que tenía nueve segundos sobre Hamilton.

Leclerc lo estaba haciendo todo perfecto, pero falló lo único que no podía controlar: la fiabilidad. Cuando faltaban 10 vueltas para el final, el monegasco reportó una pérdida de potencia. El origen del fallo era el MGU-H, que no era capaz de recuperar energía y eso le comportó una pérdida de 160CV de potencia al no poder usar el motor eléctrico. La preocupación era evidente en su tono de voz. Su ventaja sobre Hamilton caía a pasos agigantados, y es que el pentacampeón era tres segundos más rápido que el aspirante. Al final, pasó lo inevitable y Lewis Hamilton tomó el liderato de la carrera en la vuelta 49. Charles no pudo hacer nada.

Leclerc hizo todo lo posible para aguantar, pero el déficit de rendimiento era insalvable y no pudo presentar batalla. Le pasó Valtteri Bottas. Max Verstappen también estaba al acecho, pero Dirección de Carrera decretó un coche de seguridad en la antepenúltima vuelta después de que se parasen en pista los dos Renault, con una aparente rotura de Nico Hülkenberg, y un apagón de Daniel Ricciardo.

La carrera terminó detrás del coche de seguridad, situación providencial que salvó la merecidísima tercera posición de Leclerc. Aun así, la derrota fue incontestable. El monegasco lo había hecho todo bien hasta el fallo de su unidad de potencia, una avería que le había robado la victoria. No sólo eso, sino que Lewis Hamilton se anotaba un triunfo y Mercedes un doblete, después del error de Sebastian Vettel, que se vio superado por la presión, después de haber completado hasta aquel instante una carrera muy digna, que le había mantenido en la lucha y en la segunda posición.

Charles Leclerc ha sido votado como el mejor piloto del Gran Premio de Bahrein. La actuación del joven piloto de Ferrari ha hecho que los aficionados reconocieran el buen hacer al volante del segundo Poleman más joven de la historia. Ha sabido mantener la mente fría a la hora de liderar el grupo de cabeza y además, se hacía con el punto que otorga la categoría reina a la vuelta más rápida de la carrera.

Fede García (Redacción de Noticias)
Fotos: Ferrari y Sutton images - © 2019

USO DE COOKIES Utilizamos cookies propias y de terceros con fines estadísticos y para mejorar la experiencia de navegación. Al continuar con la navegación, entendemos que aceptas su uso.
Puedes obtener más información y conocer cómo cambiar la configuración en nuestra Política de cookies

Cerrar