WEC: 6h de Spa-Francorchamps - Carrera - Ferrari Club Espa√Īa

Pirelli

Club de propietarios Ferrari de Espa√Īa

WEC: 6h de Spa-Francorchamps - Carrera

WEC: 6h de Spa-Francorchamps - Carrera

Doble podio para Ferrari en GTE-Pro y GTE-Am


Ferrari se marchaba de Bélgica, sede de la penúltima carrera de la Súper Temporada del Campeonato del Mundo de Resistencia (WEC) 2018/2019, con la segunda plaza del podio en la clase GTE-Pro, gracias al 488GTE número 51 del team AF Corse, y la tercera en la categoría GTE-Am, lograda por el Ferrari nº61 del equipo Clearwater Racing, después de unas 6h de Spa-Francorchamps que pasarán a la historia del automovilismo, como una de las carreras más difíciles por culpa de los continuos cambios meteorológicos, que se fueron sucediendo a lo largo de la prueba.

 

A ratos con Sol, otros con lluvia y otros con granizo, la guinda del pastel la puso la nieve que apareció en el trazado de las Ardenas hasta en dos ocasiones, condicionando de este modo el resultado final de la prueba, que tuvo que suspenderse cuando faltaban 15 minutos para el final, por culpa de la fuerte nevada que redujo la visibilidad de forma alarmante, lo que hizo que los responsables de la carrera tomaran la decisión de finalizarla.

Al contrario que en la clase LMP-1, donde Toyota venció la carrera con Alonso, Buemi y Nakajima en el coche nº8, después de pasearse en todos los circuitos a lo largo de toda la temporada, por falta de rivales, en las dos clases dedicadas a los GT las luchas entre los participantes han sido siempre constantes, y en Spa no fue de otro modo, siendo a nuestro modo de ver, una carrera disputadísima y muy emocionante a lo largo de las 6h, con luchas continuas entre los Porsche, Ferrari, Aston Martin, BMW y FORD, que rodaban en grupos muy compactos, con ataques y adelantamientos continuos todo y las malas condiciones climatológicas.

En GTE-Pro, los dos Ferrari de AF Corse que toman parte en esta categoría, iniciaron la prueba saliendo desde posiciones intermedias debido a la mala Calificación de llevaron a cabo el viernes, penalizados por el Balance of Perfomance, que les hace salir a competir con unos escasos 480CV de potencia en sus motores, por lo que en carrera y gracias a los continuos cambios en el tiempo, esta circunstancia ya no fue tan decisiva. En el Ferrari nº51 fue Alessandro Pier Guidi el encargado de iniciar la carrera, mientras que Sam Bird lo hacía en el nº71.

 

La primera neutralización se produjo después de la tercera vuelta, cuando empezó a nevar de forma intensa sobre la pista. El coche de seguridad se retiró 30 minutos después, y vio a Sam Bird situarse momentáneamente en plazas de podio. Per Gudi en cambio, con neumáticos no adaptados para lluvia, perdía terreno. De todos modos los equipos lo tenían complicado, porque cuando empezó a secarse la pista, los que no habían cambiado gomas empezaron a recuperar terreno y los que iban con ruedas de mojado, debían de entrar a cambiar forzosamente. Y cuando granizaba y nevaba, dirección de carrera hacia salir inmediatamente el Safety Car, porque gomas para estas circunstancias no las tenía nadie.

Durante las dos primeras neutralizaciones, el Ferrari nº71 con David Rigon se puso al mando, pero un pinchazo inoportuno hizo perder de un plumazo cualquier posibilidad de victoria, aunque al final y gracias a la estrategia de su equipo, lograría finalizar la prueba sexto de su clase. El 488GTE nº51 en cambio, estuvo luchando por la victoria hasta el final.

 

Después de un enésimo coche de seguridad, la carrera se reiniciaba a 30 minutos del final con James Calado al volante en segunda posición, por detrás del Aston Martin de Maxime Martin y Alexander Lynn. Las posibilidades de victoria eran optimas, porque el piloto belga que estaba en cabeza, tenía que ser llamado a boxes una vuelta antes del final para realizar su repostaje, pero la prueba sería suspendida a 15 minutos para el final, congelando de este modo todas las posiciones.

James Calado y Alesandro Pier Gudi, debieron de conformarse de este modo con la segunda posición del podio, de todos modos inesperada si nos fijamos en el resultado de la Qualy del viernes. El tercer escalón del podio fue para Gianmaria Bruni y Richard Lietz con el Porsche nº91, sin embargo, les fue aplicado un Drive Through, que se transformó en 17 segundos de penalización al tiempo final, por causar una colisión con el Ferrari nº54 de Spirit of Race. Así, el Porsche nº91 retrocedía hasta el octavo puesto. Pero no todo fueron amarguras para los de Porsche ya que lograron sellar el campeonato de Constructores GT.

 

En la categoría GTE-Am, Christian Ried, Matt Campbell y Riccardo Pera del Porsche Dempsey-Proton Racing nº77 se llevaron un triunfo inesperado tras haber rodado en el sexto-séptimo durante gran parte de la carrera. Salih Yoluc, Euan Alers-Hankey y Charles Eastwood con el Aston Martin del equipo TF Sport, lograban el segundo puesto después de que perdieran posiciones en las primeras cuatro horas.

Luis Pérez Companc, Matteo Cressoni y Matt Griffin, al volante del Ferrari nº61 de Clearwater Racing, fueron terceros despues de haber liderado la prueba, pero un Drive Through por una infracción en régimen de Safety Car les relegaría a esta posición. Cuarto fue el Ferrari nº54 de Spirit of Race y octavo el nº70 de MR Racing.

 

Fede García (Redacción de Noticias)
Fotos: Ferrari - © 2019

USO DE COOKIES Utilizamos cookies propias y de terceros con fines estadísticos y para mejorar la experiencia de navegación. Al continuar con la navegación, entendemos que aceptas su uso.
Puedes obtener más información y conocer cómo cambiar la configuración en nuestra Política de cookies

Cerrar