GP de España de F1 - Carrera - Ferrari Club España

Pirelli

Club de propietarios Ferrari de España

GP de España de F1 - Carrera

GP de España de Fórmula 1 - Carrera

Quinto doblete de la temporada para Mercedes, esta vez con Hamilton al frente
Ferrari impotente y sin poder reacción, sitúa 4º a Vettel y 5º a Leclerc


Circuito: Circuit de Barcelona-Catalunya (Montmeló) - 4,655 km

Carrera:
Sebastian Vettel: 4º - 1h35'59''610     +9''167   66 vueltas - Ferrari SF90
Charles Leclerc: 5º - 1h36'03''804     +13''361   66 vueltas - Ferrari SF90

Meteo: Temperatura aire 22ºC
Temperatura asfalto 41ºC - Sol

Vuelta rápida de la Carrera:
Lewis Hamilton - Mercedes - 1'18''492

Clasificación Mundial de Pilotos:
1.   Lewis Hamilton   112 puntos
2.   Valtteri Bottas   105
3.   Max Verstappen   66
4.   Sebastian Vettel   64
5.   Charles Leclerc   57

Clasificación Mundial de Constructores:
1.   Mercedes   217puntos
2.   Ferrari   131
3.   Red Bull   87
4.   McLaren   22
5.   Racing Point   17

Resumen de la Carrera:

Si los sábados no está siendo tan fino como nos tiene acostumbrados, Lewis Hamilton volvía a destapar el tarro de las esencias en la carrera del domingo. El pentacampeón conseguía en el Gran Premio de España su 76ª victoria en el Mundial de Fórmula 1, la tercera de 2019, mientras que Mercedes lograba su quinto doblete de la temporada, seguidos de un Max Verstappen que lograba su segundo podio del año tras el cosechado en Australia.

En la salida de nuevo Lewis Hamilton le ganaba la partida en los primeros metros a Valtteri Bottas, después de que el finlandés hiciera un trabajo casi perfecto en la sesión de clasificación. El británico le ganaba el interior a su compañero de equipo, mientras que Sebastian Vettel trataba de adelantar por fuera. El alemán quedaba totalmente encerrado en la parte izquierda de la pista, viéndose obligado a bloquear sus frenos antes de entrar en las primeras dos curvas, y levantando el pie para no entrar en la escapatoria repleta de bordillos del trazado catalán. Verstappen se hacía hueco casi a codazos con Leclerc y aprovechando la falta de tracción de Vettel, lo superaba casi en la misma tacada.

Mientras Hamilton, calcaba la estrategia de Bottas en Bakú, y empezó a tirar con aire limpio durante las primeras vueltas. Los 41 ºC en el asfalto daban alas a los Mercedes, con Hamilton y Bottas repartiéndose la autoría de la vuelta rápida, pero con el británico tensando la cuerda hasta los 3 segundos al llegar al décimo giro de carrera.

Carlos Sainz era superado por Alex Albon, mientras que Norris se hundía hasta la 16ª y Kimi Raikkonen se iba al fondo de la parrilla. El madrileño sufría de nuevo con los neumáticos del eje trasero, atosigado por Daniel Ricciardo recuperando las posiciones que había perdido por la penalización que arrastraba de su toque con Daniil Kvyat en Azerbaiyán.

Leclerc era claramente más rápido que Vettel, con Verstappen alejándose en la tercera plaza respecto a los Ferrari. El plano realizado en la primera curva pasaba factura al alemán, hasta seis décimas más lento que el monegasco en esa fase de la carrera. Leclerc atacaba pero Vettel no cedía, hasta que al final el monegasco lo adelantaba en la frenada de final de recta y empezó a distanciarse de su compañero, pero no mucho.

La Scuderia se veía obligada a cambiar sus planes, y llamaba a parar a Vettel en la vuelta número 20 y modificaba sobre la marcha su estrategia respecto a la que tenía prevista. El tetracampeón montaba los neumáticos de compuesto medio, pero eran conscientes de que iban a tener muy difícil llegar hasta el final.

La carrera entraba en una calma tensa. Vettel recuperaba tiempo rápidamente frente a Leclerc, que lastrado por los neumáticos duros veía a Vettel acercarse por los retrovisores en torno a la vuelta 32. Sin comunicaciones desde el muro de boxes, Charles le devolvía la jugada a Sebastian, demorando mucho la maniobra de facilitarle el adelantamiento, algo que también ocurrió en el Gran Premio anterior. Tras cuatro vueltas Sebastian se reencontraba de nuevo con la cuarta posición.

En la vuelta 42, Vettel volvería a parar. De nuevo medios y hasta el final. Seb salía tras Pierre Gasly, pero rápidamente se desembarazaba del francés de Red Bull y se lanzaba al ataque hacia una meta mayor que en esos momentos parecía utópica. Con Leclerc a casi 15 segundos de distancia iba a ser una intensa labor para un Vettel que volaba tiñendo de purpura los tiempos de los sectores.

Su galopada se veía frenada bruscamente por culpa de un toque entre Norris y Stroll, que terminaba con el Safety Car en la pista y con ambos monoplazas fuera de carrera. El británico intentaba adelantar al Racing point por el exterior de la curva 2, pero sin estar dispuesto a levantar el pie, por lo que la colisión fue inevitable.

Ferrari metía a Leclerc para cambiar el neumático de compuesto duro al medio, algo que permitía a Vettel recuperar su cuarta posición. En los instantes que salió el Coche de Seguridad en la pista, coincidía con un momento en el que Bottas le estaba recortando hasta un segundo por vuelta a Lewis. Por lo que dicho ataque quedaría neutralizado.

Cuando se retiró el Safety Car, Lewis Hamilton tenía la seguridad de contar con un juego de neumáticos nuevo, después de parar durante el Coche de Seguridad en pista, mientras que en la zona media Haas volvía a dar la nota. Los dos pilotos del equipo estadounidense se tocaban, con Romain Grosjean viéndose obligado a salirse por la escapatoria. El francés lo intentaría otra vez con idéntico resultado.

Sainz se colocaba en esos momentos a sus espaldas, proyectando un adelantamiento que terminaría en su primera intentona en un toque con el coche de Romain, neumático con neumático, seguido de una nueva salida por la escapatoria de Grosjean para proteger su posición.

No hubo tiempo para que los comisarios pidieran al galo que cediera su posición, Sainz lanzaba una vez más el ataque y superaba definitivamente a Romain para ser octavo. A partir de ahí, vía libre para ver un nuevo doblete de Mercedes, seguido en este caso por un Verstappen muy sólido y por una Ferrari impotente y sin poder de reacción, fallando no solo técnicamente sino también en su estrategia.

Pierre Gasly volvió a hacer su trabajo, terminando sexto, sin demasiado brillo si se compara con la actuación de Max, pero llevando el coche a casa y con puntos, mientras que Kevin Magnussen salvaba los muebles de una Haas que se empeña en sacarse a sí misma los colores en lo que puede ser una oportunidad única este año. Carlos Sainz, octavo, realizaba un gran fin de semana, terminando además por delante de su excompañero Daniil Kvyat y del propio Grosjean.

Con muy poco tiempo de reacción, Ferrari volverá a sufrir dentro de dos semanas en Mónaco, donde su trazado lento y revirado le condenará a buen seguro durante todo el fin de semana, ojalá nos equivoquemos, pero después de lo visto en Barcelona mucho nos tememos que Ferrari volverá a sufrir un autentico viacrucis.

Fede García (Redacción de Noticias)
Fotos: Sutton Images - © 2019

USO DE COOKIES Utilizamos cookies propias y de terceros con fines estadísticos y para mejorar la experiencia de navegación. Al continuar con la navegación, entendemos que aceptas su uso.
Puedes obtener más información y conocer cómo cambiar la configuración en nuestra Política de cookies

Cerrar