GP de Mónaco de F 1 - Previo - Ferrari Club España

Pirelli

Club de propietarios Ferrari de España

GP de Mónaco de F 1 - Previo

GP de Mónaco de Fórmula 1 - Previo

Ferrari llega al Principado con muchas incógnitas...


Mónaco recibirá este próximo fin de semana la sexta prueba del Mundial de Fórmula 1, en la que sin duda es una de las citas más especiales de la temporada. De nuevo los motores volverán a rugir por las calles de la capital del Principado, en una mezcla de lujo, glamour, historia del automovilismo y pasión, que paraliza la ciudad una vez al año.

El Gran Premio de Mónaco es una de las carreras más antiguas de la Fórmula 1 y a su vez, una de las más prestigiosas. El fundador de este circuito fue Antony Noghès, y a pesar de que éste se terminó de construir en el año 1920, no fue hasta 1929 que se corrió la primera carrera. La edición de 1933 fue el primer Gran Premio de la historia del automovilismo, en que la parrilla de salida se determinó según los tiempos de vuelta marcados en las sesiones de entrenamientos, en vez de por sorteo.

El Gran Premio de Mónaco se disputaba tradicionalmente el Día de la Ascensión, que generalmente es en mayo. Sin embargo, desde 2001 el gran premio se celebra siempre el último domingo de mayo, por motivos publicitarios, comerciales y logísticos, sin importar el calendario de fiestas del Principado. El trazado de Mónaco tiene gran cantidad de subidas y bajadas, rectas cortas, curvas cerradas y estrechas vías, por lo que es un circuito muy agotador para pilotos y vehículos. Mónaco forma parte del Campeonato Mundial de Fórmula 1 desde el 21 de mayo de 1950, prueba que ganó Juan Manuel Fangio con un Alfa Romeo. A partir de 1955 esta carrera se ha disputado todos los años.

El Circuito de Mónaco es de los más cortos del Calendario, con 3,337 km de longitud, al que los pilotos deberán dar un total de 78 vueltas para completar una distancia de 260,286 km. La carrera es la única que no supera los 305 km de distancia total del Gran Premio, debido a una cláusula especial que la FIA tiene aprobada para Mónaco, ya que si se disputara con el mínimo de 305 km que marca el reglamento, se deberían completar un total de 92 vueltas, y a una velocidad media de 155 km/h nunca daría tiempo material de completarlas todas, debido a la extrema lentitud del circuito.

Con 19 curvas, 7 a la izquierda y 12 a la derecha, dispondrá de una sola zona de DRS para ayudar a los adelantamientos, situada en la recta principal del circuito, que además no es una recta como tal ya que tiene una ligera tendencia de curva a derechas. Técnicamente se trata de un trazado poco exigente con los actuales monoplazas y tremendamente complicado para los pilotos. Su trazado discurre por las estrechas calles del Principado y cualquier error o despiste, suele pagarse muy caro, dada la poca distancia en la que se encuentran las vallas, y la ausencia casi total de escapatorias.

Nombres míticos de la historia del automovilismo se esconden en cada curva y rincón de su trazado. Seguir su recorrido nos traslada a otros tiempos,... Una vez cruzada la línea de meta, se llega a la curva de Sainte Devote, se dobla a la derecha y se avanza por una subida sinuosa Beau Rivage hasta llegar a Massenet y luego al Casino, desde ahí hay una bajada hasta la curva de Mirabeau y después se sigue bajando hasta la curva de Loews (en la actualidad Hotel Fairmont), que es la más cerrada y lenta del circuito, desde donde se llega a una curva doble conocida como Potiers que nos desemboca al Túnel. Saliendo del Túnel se llega a la Nouvelle Chicane y a la curva Tabac. Tras Tabac viene la Chicane Louis Chiron que nos desemboca hasta la zona de la Piscina para luego llegar hasta la mítica curva de la Rascasse y la de Anthony Nogues, desde donde se llega nuevamente a la meta.

La configuración del coche implica una carga aerodinámica alta, ya que apenas hay rectas en las que exprimir la velocidad punta de los coches, y su asfalto es el mismo piso urbano sobre el que transcurre la vida cotidiana en el principado, por lo que es poco abrasivo, aunque este año se ha asfaltado todo el trazado para eliminar algunos de los baches que presentaba la pista y quizá sea algo más adherente que en años anteriores.

Otra peculiaridad del Gran Premio de Mónaco, es que las sesiones libres del viernes, se celebran el jueves, por lo que el viernes la Fórmula 1 lo dedica a la celebración de Fiestas y Actos Publicitarios y Promocionales de las marcas que toman parte en la carrera.

Pirelli tendrá disponibles en Mónaco los tres compuestos más blandos de su gama de neumáticos, con el C3 actuando como el duro, el C4 como el medio y el C5 como el blando. Como la adherencia es baja en Mónaco, la evolución de la pista suele ser relativamente pequeña (también debido al hecho de que el trazado está abierto al tráfico todas las noches, y el viernes, durante todo el día).

Una estrategia a una sola parada es la norma en este circuito, y sería algo bastante inusual que no vuelva a ser el caso este año. El momento de la parada en boxes es crucial, ya que los adelantamientos son extremadamente difíciles. A diferencia de Bakú, los neumáticos siempre funcionan en Mónaco por la sucesión constante de curvas, por lo que es relativamente fácil mantener los compuestos en su ventana correcta de temperatura.

Mario Isola, jefe de competición de Pirelli, nos habla de la cita de este fin de semana: "Como en años anteriores, traemos nuestros neumáticos más blandos a Mónaco, con el C5 que es prácticamente equivalente al hiperblando del año pasado, pero está diseñado para tener menos graining en temperaturas más bajas y para ofrecer una mayor posibilidad a los pilotos de presionar con fuerza desde el principio hasta el final de la carrera".

"Esto significa que no se necesitará gestionar tanto los neumáticos como el año pasado, por lo que podríamos ver una carrera rápida, especialmente en comparación con 2018, que fue bastante lenta por culpa del graining".

"Mónaco es un circuito único, por lo que deben de aprovecharse todas las oportunidades estratégicas, especialmente si hay un Coche de Seguridad. Con la posibilidad casi nula de adelantar, como demostró Daniel Ricciardo el año pasado cuando ganó la carrera desde la pole, a pesar de los problemas sufridos en las baterías de su Red Bull, el tiempo ganado o perdido en los boxes será crucial para lograr la victoria".

El récord de la vuelta rápida en carrera lo posee en la actualidad Max Verstappen, logrado en 2018 con su Red Bull cuando paró el crono en 1'14''260, mientras que el récord de la Pole lo posee su compañero de equipo en 2018 Daniel Ricciardo, con un espectacular 1'10''810. El piloto con mayor número de victorias en Mónaco fue Ayrton Senna, quien conquistó seis, seguido de Graham Hill y Michael Schumacher con cinco y Alain Prost con cuatro. Los franceses Jean Pierre Beltoise y Oliver Panis lograron su única victoria en Fórmula 1 en Mónaco, en ambos casos bajo lluvia.

Si hay un Gran Premio en el que se pueden ver sorpresas, sin duda es Mónaco, especialmente si tenemos en cuenta las últimas ediciones. Con Mercedes protagonizando una serie de cinco dobletes, la Scuderia Ferrari necesita resultados para intentar revertir la situación, aunque en este trazado no podrán sacar todo el potencial a su unidad de potencia, y deberán conformarse únicamente con las posibilidades de su chasis, bastante torpón hasta el momento en zonas reviradas, por lo que su competitividad es toda una incógnita, y no sería nada extrano que se vieran amenazados o incluso superados por los Red Bull, que ya se han mostrado sin demasiados complejos en este nuevo inicio con Honda como motorista.

Fede García (Redacción de Noticias) - © 2019

USO DE COOKIES Utilizamos cookies propias y de terceros con fines estadísticos y para mejorar la experiencia de navegación. Al continuar con la navegación, entendemos que aceptas su uso.
Puedes obtener más información y conocer cómo cambiar la configuración en nuestra Política de cookies

Cerrar