Ferrari presenta el nuevo "SF90 Stradale" - Ferrari Club Espa√Īa

Pirelli

Club de propietarios Ferrari de Espa√Īa

Ferrari presenta el nuevo "SF90 Stradale"

Ferrari presenta el nuevo "SF90 Stradale"

Un nuevo V8 Híbrido que alcanza los 1000CV


 

 

"Ferrari inicia hoy una nueva era...", afirmaba Louis Camilleri, consejero delegado de Ferrari, en el discurso de presentación del nuevo Ferrari SF90 Stradale, su primer deportivo híbrido "enchufable", en el acto celebrado a última hora de la tarde del miércoles 29 de Mayo en Maranello.

Y no sólo eso, sino que Camilleri confirmó que 2019 sería un año importante para la compañía, porque serán lanzados cinco nuevos modelos, algo inaudito en la historia de Ferrari. A diferencia del LaFerrari, este nuevo modelo será un vehículo de serie, adelantaba Enrique Galliera, vicepresidente de marketing y ventas. Si bien no precisó la producción que dependerá de la demanda.

 

El Ferrari SF90 Stradale sintetiza el verdadero significado de todo lo que ha logrado Ferrari en términos de prestaciones. La referencia al 90 aniversario de la creación de la Scuderia Ferrari subraya el fuerte vínculo que siempre ha existido entre circuito y carretera en todos los Ferrari. Además de toda una brillante apuesta por las tecnologías más avanzadas desarrolladas en Maranello, el SF90 Stradale es también la demostración perfecta de cómo Ferrari traslada inmediatamente a todos sus coches el conocimiento y las habilidades que adquiere en la competición.

El SF90 Stradale es el primer Ferrari con arquitectura PHEV (vehículo eléctrico híbrido enchufable) que ve su motor de combustión interno integrado con tres motores eléctricos, dos de los cuales son independientes y están ubicados en el eje delantero, con el tercero en la parte trasera, entre el motor y la caja de cambios, por lo que nos encontramos ante un deportivo con tracción a las cuatro ruedas.

 

El motor térmico es un bloque V8 biturbo de 3.990cm3, capaz de desarrollar 780 CV a 7.500 rpm, lo que equivale a una sobresaliente potencia específica de 195 CV/l. En cuanto a las mecánicas eléctricas, entregan 220 CV en conjunto, con lo que se logra una cifra mágica de potencia combinada de 1.000 CV. La batería asociada, de la que desconocemos su capacidad, otorga una autonomía eléctrica de 25 kilómetros y, con ella, las unidades eléctricas pueden desplazar al coche a una velocidad máxima de 135 km/h, si se selecciona el modo de conducción eDrive. Con este programa activo, el Ferrari SF90 Stradale se convierte en un tracción delantera, algo histórico en la casa de Maranello.

 

Como dato curioso, Ferrari asegura que, incluso en un uso extremo, la batería tiene suficiente energía para asegurar una vuelta completa en los circuitos más rápidos del mundo. Eso sí, cuando se agota, el coche pasa a tener solo los 780 CV del propulsor V8, hasta que se pueda recargar parcialmente, con el sistema de recuperación de energía.

Y aunque pensemos que todo el esquema de propulsión supone kilos extra (el conjunto alcanza los 1.570 kilos en la báscula), en Ferrari garantizan que el chasis y la aerodinámica logran que las sensaciones sean las propias de un vehículo mucho más liviano.

Curiosamente, los motores eléctricos dispuestos en el eje delantero también controlan el par que se envía a las ruedas, para que el control del coche sea absoluto, aun cuando no se tenga clemencia con el acelerador.

 

El conductor dispondrá de un control dinámico de la conducción conformado por cuatro programas, seleccionables mediante el Manettino. El eDrive fuerza la propulsión eléctrica; el Hybrid, combina la potencia de los motores buscando la máxima eficiencia; el Performance obliga al motor térmico a estar siempre activo; y el Qualify garantiza la obtención de los 1.000 CV.

Otra innovación importante es el volante, que ahora tiene un panel táctil y una serie de botones apticos que le permiten al conductor controlar virtualmente todos los aspectos del automóvil con solo sus pulgares. El grupo de instrumentos central es ahora completamente digital con la primera pantalla HD curvada de 16 pulgadas en el mercado, completamente configurable y controlable usando los controles del volante.

El desarrollo de un automóvil híbrido de este tipo exigió la aplicación de toda una serie de soluciones aerodinámicas innovadoras. Por un lado, el aumento significativo en el rendimiento de la unidad de potencia trajo consigo un aumento en la cantidad de energía térmica que se disipa y requirió que el equipo de desarrollo realizara una revisión en profundidad de los flujos aerodinámicos en las masas radiantes. Por otro lado, también exigió el desarrollo de nuevas soluciones para aumentar la fuerza aerodinámica de manera eficiente y garantizar la máxima estabilidad en todas las velocidades y condiciones de conducción.

 

Sobretodo destaca el innovador shut-off Gurney, un sistema activo patentado ubicado en la parte trasera del automóvil que regula el flujo de aire sobre la parte superior de la carrocería reduciendo la resistencia en altas velocidades, y que junto a dinámicas de carga lateral más bajas, incrementa la carga aerodinámica en el paso de curva, tanto en situaciones de frenada como durante los cambios de dirección.

El nuevo coche supone todo un cambio de perspectiva estilística, ya que en lugar de inspirarse en los espectaculares Súper Cars de Ferrari, reescribe completamente las proporciones de los Ferrari berlinetta con motor central trasero, presentadas hace 20 años en el 360 Modena.

Por primera vez en un Ferrari, los clientes pueden elegir entre el automóvil estándar y una versión con una configuración y orientación más deportiva. La versión Assetto Fiorano incluye mejoras significativas, con amortiguadores Multimátic especiales GT-Racing, elementos extra ligeros en fibra de carbono (paneles de puerta, inferior de carrocería) y titanio (amortiguadores, línea de escape) permitiendo todo ello un ahorro de peso de 30 kg.

 

Otra diferencia es el alerón trasero en fibra de carbono de alta carga aerodinámica que genera 390Kg de carga a 250 km/. El Assetto Fiorano incluye neumáticos Michelin Pilot Sport Cup2 diseñados específicamente para mejorar el rendimiento en la pista en seco, con un compuesto más suave y menos ranuras que los neumáticos de serie.

A pesar de ser un híbrido enchufable, el SF90 Stradale es el Ferrari más rápido de la historia, puesto que acelera en 2,5 segundos de 0 a 100 km/h. En Fiorano le sacó al LaFerrari 64 metros de ventaja en una vuelta. Todo ello a pesar de que al incluir más componentes, su peso es más elevado.

Fede García (Redacción de Noticias)
Fuente y Fotos: Ferrari - © 2019

USO DE COOKIES Utilizamos cookies propias y de terceros con fines estadísticos y para mejorar la experiencia de navegación. Al continuar con la navegación, entendemos que aceptas su uso.
Puedes obtener más información y conocer cómo cambiar la configuración en nuestra Política de cookies

Cerrar