FIA-WEC 4h de Silverstone - Carrera - Ferrari Club Espa√Īa

Pirelli

Club de propietarios Ferrari de Espa√Īa

FIA-WEC 4h de Silverstone - Carrera

FIA-WEC 4h de Silverstone - Carrera

Primera y tercera posiciones de Ferrari en LMGTE-Am


Fede García - Fotos: Ferrari Media Center
© 2019 Ferrari Club España


Suerte dispar para Ferrari en las 4h de Silverstone, primera prueba del Mundial de Resistencia (WEC), en las que los 488GTE Evo 51 y 71 de AF Corse, autores de la pole con doblete del sábado de la categoría LMGTE-Pro, se vieron perjudicados por distintos incidentes ocurridos durante la carrera, mientras que en la clase LMGTE-Am, los coches de Maranello finalizaban con una victoria y un tercer puesto, que compensaron mínimamente las aspiraciones depositadas por Ferrari en la categoría Pro.

Después de la esplendida primera fila toda "roja" conseguida el sábado por los dos Ferrari 488GTE Evo de AF Corse, las expectativas para la carrera eran muy altas. Sin contar las primeras vueltas del inicio en las que los Ferrari de James Calado y Davide Rigon controlaban perfectamente el pelotón de GTE, la mala suerte empezó a apoderarse de los coches del Cavallino durante la primera hora de carrera, en la que primero el Ferrari nº51 que pilotaba James Calado sufriría un pinchazo antes de la primera parada, que le relegó al último puesto de la categoría con 50 segundos de desventaja respecto al primero.

A su regreso a pista empezó a llover, y el equipo decidía mantener a sus dos coches con slick, en una estrategia llena de coraje con vistas a no perder posiciones respecto a sus rivales al renunciar a parar. Todo y perder algunas posiciones, los dos coches estaban construyendo una ventaja potencialmente decisiva de cara al final de carrera. Pero justo cuando la estrategia estaba empezando a dar sus frutos, Olivier Jarvis al volante del Ginetta nº6 de la clase LMP-1, perdía el control de su coche en la entrada a Maggotts y se llevaba por delante al Ferrari nº71 que en aquellos instantes pilotaba Miguel Molina, estrellándolo contra las protecciones. Los daños sufridos por el Ferrari fueron tan grandes que obligaron a su abandono.

 

 

 

Este episodio reclamó la salida a pista del Safety Car, situación que aprovecharía el Ferrari nº51 para entrar a boxes, permitiendo a Alessandro Pier Guidi empezar una remontada formidable. Entra las vueltas 79 y 96, el piloto italiano de AF Corse superaba al Aston Martin y los dos Porsche de Bruni y Christensen, gracias a varias maniobras espectaculares, de las que destacó una al líder de la prueba, por el exterior de Copse y completada a la entrada de Maggots. Pocos minutos más tarde, se anunciaba un Drive Through a Pier Guidi por un adelantamiento de Calado a un coche Am durante la fase de "pass around" de Safety Car, que sería retirado posteriormente justo cuando entraban al pit-lane a cumplir con la penalización. Finalmente Calado y Pier Guidi acabaron cuartos, después de ver arruinada su carrera por culpa de los comisarios.

Beneficiada por las circunstancias, Porsche lograba el doblete en el estreno del nuevo modelo 911 RSR Evo, con victoria de Gianmaria Bruni y Richard Lietz, con Michael Christensen y Kevin Estre en segunda posición.

 

En la clase LMGTE-Am el Ferrari 488 GTE nº83 de Emmanuel Collard, François Perrodo y Nicklas Nielsen, lograba la victoria, celebrando del mejor modo posible su regreso al campeonato después de su victoria de 2016. El Ferrari de AF Corse se situó en cabeza a veinte minutos del final, después de que Collard utilizó su gran experiencia durante la fase central de la carrera.

 

Primer podio también para el Ferrari 488GTE Evo nº70 de MR Racing, conquistado después de adelantar al Porsche nº86 de Gulf Racing a pocos instantes de la bandera a cuadros. El debutante Kei Cozzolino pudo festejar la tercera posición junto a sus compañeros Motoaki Ishikawa y Olivier Bareta. Carrera condicionada por algunos momentos desafortunados para el Ferrari nº62 de Red Sport de Grimes, Mowlem y Hollings, que finalizaría octavo, clasificado por delante del otro Ferrari de AF Corse, el nº54 del trio Fisichella, Flohr y Castellacci, que fue noveno.

 

 

En la categoría LMP1 el triunfo fue para el Toyota #7 de Pechito López, Kamui Kobayashi y Mike Conway que ganaron desde la pole aunque no sin dificultades. Los dos prototipos nipones se turnaron en el liderato durante las cuatro horas de carrera, aunque los Rebellion se aprovecharon de las circunstancias para saborear el liderato en un par de ocasiones en la primera mitad de carrera, aunque finalmente no fueron candidatos a la victoria.

La siguiente prueba del Mundial de Resistencia se disputará el próximo 6 de octubre, con las 6 Horas de Fuji.

USO DE COOKIES Utilizamos cookies propias y de terceros con fines estadísticos y para mejorar la experiencia de navegación. Al continuar con la navegación, entendemos que aceptas su uso.
Puedes obtener más información y conocer cómo cambiar la configuración en nuestra Política de cookies

Cerrar