GP de Italia de F 1 - Carrera - Ferrari Club Espa√Īa

Pirelli

Club de propietarios Ferrari de Espa√Īa

GP de Italia de F 1 - Carrera

GP de Italia de Fórmula 1 - Carrera

Leclerc con su victoria desata la locura en Monza


Fede García - Fotos: Dani González, Piero Savazzi y F1tv
© 2019 Ferrari Club España


Circuito: Autodromo Nazionale di Monza (Monza) - 5,793 km

Carrera:
Charles Leclerc: 1º - 1h15'26''665       53 vueltas - Ferrari SF90
Sebastian Vettel: 13º - + 1 vuelta   - 52 vueltas - Ferrari SF90

Segunda victoria de la temporada para la Scuderia Ferrari, que suma su 237ª victoria de su historia en la Fórmula 1. Para Charles Leclerc es la 2ª victoria de su carrera deportiva, y la 2ª vestido de rojo

Meteo: Temperatura aire 21ºC
Temperatura asfalto 32ºC - Sol con algunas nubes

Vuelta rápida de la Carrera:
Lewis Hamilton - Mercedes - 1'21''779

Clasificación Mundial de Pilotos:
1.   Lewis Hamilton   284 puntos
2.   Valtteri Bottas   221
3.   Max Verstappen   185
4.   Charles Leclerc   182
5.   Sebastian Vettel   169

Clasificación Mundial de Constructores:
1.   Mercedes   505puntos
2.   Ferrari   351
3.   Red Bull   266
4.   McLaren   83
5.   Renault   65

Resumen de la Carrera:

Por fin el sueño de todos los tifosi presentes en las gradas del Circuito de Monza se hacía realidad, con la victoria de Ferrari en el Gran Premio de Italia de Fórmula 1. El templo de la velocidad se vestía de rojo para volver a ver ganar a Ferrari casi una década después, y no sería en esta ocasión trabajo para el piloto en el que hasta ahora habíamos depositado todas nuestras esperanzas durante los últimos años, sino que era el recién llegado el que volvía a destapar el tarro de las esencias para lograr la victoria delante de todos los ferraristas.

En la salida, la primera chicane suele dar lugar a muchos toques entre los pilotos, pero de nuevo volvíamos a asistir a una salida muy limpia, con Lewis Hamilton emparejándose a Charles Leclerc, pero cediendo unos metros para evitar toques que incluso permitían a Valtteri Bottas situarse por unos momentos por delante del británico.

Peor se le daban las cosas a Sebastian Vettel, que cedía su cuarta posición de parrilla después de ser adelantado por su compatriota, Nico Hülkenberg, el cual también le robaba la posición a Daniel Ricciardo. El germano le daría la respuesta al de Renault rápidamente, pero en esos momentos el tetracampeón ya había perdido ligeramente el tren de la cabeza.

En las plazas más retrasadas, la esperanza de gran remontada de Max Verstappen se iba rápidamente al traste después de irse largo para evitar un toque por detrás con Sergio Pérez, saliendo con el alerón delantero dañado, y obligado a pasar por el Pit Lane para cambiarlo.

Con las posiciones delanteras consolidadas, llamaba la atención de nuevo la contundencia con la que se lanzaba Alexander Albon para adelantar a Carlos Sainz.

El piloto de Red Bull lo adelantaba en un primer envite, sin embargo, el madrileño daría respuesta en la siguiente curva, algo que llevaría finalmente al tailandés fuera de la pista y a caer numerosas posiciones, mientras que el de McLaren se quedaba a la zaga de los pilotos de Renault.

Unos instantes después veíamos con sorpresa como Sebastian Vettel perdía la trasera de su Ferrari, y se quedaba parado sobre uno de los pianos. En pleno momento de presión, trataría de regresar a pista lo antes posible, metiéndose en la trazada ante la llegada de Lance Stroll, quien pudo esquivarlo en un acto reflejo antes de impactar contra el SF90 de forma perpendicular.

El canadiense se quejó por radio ante la maniobra de Vettel, aunque él también regresaba de una forma parecida mandando a la grava a Pierre Gasly.

Esto significó 10 segundos de Stop&Go para Sebastian Vettel como penalización, además de tener que parar a cambiar su alerón delantero tras el toque con Stroll, mientras que el canadiense sería castigado con un paso por el Pit.

Hundidos en la clasificación, ambos pilotos eran acompañados en la distancia por Romain Grosjean, que también sufría un trompo en la salida de Ascari y otro Stop&Go de 10 segundos para un Kimi Raikkonen, que salía a la carrera con unos neumáticos que no eran los que debía emplear después de haber llegado el sábado a la Q3, a pesar del accidente sufrido posteriormente.

La carrera entonces se empezó a poner muy interesante en las primeras plazas, con la decisión de Lewis Hamilton y de Mercedes de pasar al ataque y montar el compuesto Medio, mientras que Leclerc y Ferrari se detenían en la siguiente vuelta para colocar los Duros. Hamilton se echaba encima al monegasco, mientras que Valtteri Bottas se mantenía en pista para diversificar estrategias.

Charles se defendía con la potencia y tracción de su Ferrari en las rectas, mientras que Hamilton poco a poco se iba acercando al alerón trasero del Ferrari.

Ayudaba en parte la aparición del VSC después de que Carlos Sainz tuviera que abandonar de nuevo tras un error en su parada en boxes al no apretarle la tuerca de la rueda delantera derecha. Solo unos instantes después, al primer retirado del Gran Premio se sumaba el de Daniil Kvyat al que se le paraba el motor tras hacer su parada.

Hamilton lo intentaría incansablemente durante las siguientes 10 vueltas, incluso llevó a Leclerc a bloquear los neumáticos en la frenada de la primera curva e irse largo por las escapatorias.

Aun así, Charles regresó a pista primero y siguió defendiéndose, no dejando ningún hueco a un Hamilton que ya empezaba a sufrir con las gomas. Lewis seguiría presionando mientras que Bottas seguía acercándose.

Pero un error de Hamilton a falta de 11 giros para ver la bandera a cuadros, hacía que se colase también en la frenada de final de recta, tomando la zona de las chicanes artificiales, regresando a pista en la tercera posición por detrás de su compañero Bottas.

El finlandés que tenía mucho más ritmo en esos instantes no tenía la misma velocidad cuando empezó a rodar cerca de Leclerc, no al menos la misma que había permitido a Lewis acercarse a Leclerc.

Al final el monegasco cruzaba la línea de meta primero y se alzaba con su segunda victoria consecutiva de la temporada y desataba la locura en las gradas de Monza, cerrando la sequía de la Scuderia en la carrera de casa, que llevaba sin ganar desde 2010. Tras él, los dos Mercedes subían al podio, con Bottas segundo y Hamilton tercero.

Para Vettel, un nuevo error de pilotaje echaba a perder su carrera y privaba a Ferrari de intentar luchar por el doblete, vistas las prestaciones en este trazado del SF90. Su 13ª posición final le dejaba fuera de los puntos.

Pero Vettel sigue siendo Vettel y aunque en estos momentos está pasando un mal momento en su carrera, sigue siendo un puntal para el equipo, y gracias a sus análisis y visión de las carreras, es el compañero ideal para Leclerc en su aprendizaje.

Con algo de tiempo para que Ferrari le entregue un monoplaza a su gusto, y cuando se olvide de la presión a la que se autoimpone, estamos seguros que Seb volverá, y lo hará por todo lo alto. Y entonces volveremos a disfrutar del autentico pilotazo que es Vettel.

 

 

 

USO DE COOKIES Utilizamos cookies propias y de terceros con fines estadísticos y para mejorar la experiencia de navegación. Al continuar con la navegación, entendemos que aceptas su uso.
Puedes obtener más información y conocer cómo cambiar la configuración en nuestra Política de cookies

Cerrar