GP de Abu Dhabi de F 1 - Previo - Ferrari Club Espa√Īa

Pirelli

Club de propietarios Ferrari de Espa√Īa

GP de Abu Dhabi de F 1 - Previo

GP de Abu Dhabi de Fórmula 1 - Previo

Ferrari quiere olvidar el desastre de Brasil, con una victoria


Fede García - © 2019 Ferrari Club España


 

La Fórmula 1 de esta temporada pondrá su punto y final en el espectacular trazado de Yas Marina en Abu Dhabi, después de un año repleto de emociones y de grandes carreras, en las que hemos visto resurgir a Red Bull y a Ferrari, en su particular lucha contra Mercedes. Canadá, Austria, Gran Bretaña, Alemania, Spa-Francorchamps, Singapur o Brasil, nos han regalado algunos de los momentos más espectaculares del año, por lo que Abu Dhabi será el mejor escenario para despedir una temporada que no olvidaremos aunque sepamos el nombre del campeón desde hace semanas.

La edición de este año del Gran Premio de Abu Dhabi de Fórmula 1, es la décima que se celebra en la exclusiva Isla de Yas, un enclave artificial ganado a las aguas del Golfo Pérsico, promovido por Aldar Properties, en el que además del circuito de carreras cuenta con el parque temático Ferrari World, el mayor parque de atracciones bajo techo del mundo, situado junto al circuito y dedicado en exclusiva a la marca Ferrari, y el parque temático de la Warner Bros (Movie World), así como hoteles singulares como el que atraviesa el circuito, el W Abu Dhabi - Yas Island Hotel (anteriormente con el nombre de Yas Viceroy Abu Dhabi Hotel), un glamuroso establecimiento de cinco estrellas y 500 habitaciones, y un magnifico puerto deportivo repleto de espectaculares yates.

El circuito de Yas Marina, diseñado (como no) por Hermann Tilke, se construyó sin escatimar en recursos y con toda clase de lujo oriental, y supuso un nuevo concepto integrado en un entorno turístico de tintes futuristas. Además de algunas peculiaridades de este trazado, como que se gira en sentido contrario a las agujas del reloj, o que su salida del pit-lane es subterránea, con los coches saliendo de boxes por un túnel, que pasa por debajo de la pista incorporándose después de la curva 1, destaca porque el inicio de la carrera es al atardecer y su final es de noche, por lo que más de la mitad del Gran Premio se celebra bajo potentes focos de luz artificial.

Su trazado fue diseñado con pocas escapatorias en algunas zonas, sustituyéndolas por protecciones de gran absorción de energía en caso de impacto. Tiene la recta más larga del mundial de F1, con 1,2 km, y el final de la recta tiene la peculiaridad de tener una escapatoria que se extiende por debajo de la tribuna Oeste, por lo que los coches que se salgan de la pista en esta zona, pasarán por debajo de los espectadores.

Con una longitud de 5,554km, los pilotos deberán realizar un total de 55 vueltas, equivalentes a 305,355km, para completar el Gran Premio. Con 21 curvas, 12 de ellas a izquierdas y 9 a derechas, dispondrá de dos zonas de DRS para facilitar los adelantamientos, la primera de ellas en la larga recta de 1,2km situada entre las curvas 7 y 8, y la segunda entre la 10 y la 11.

 

El circuito, en el que se alcanza una velocidad máxima de 320 km/h, y una media de 195 km/h, es totalmente plano, largo y exigente, y en él predominan las largas rectas, fuertes frenadas y curvas por lo general lentas, por lo que es importante tener un coche eficiente aerodinámicamente, que genere mucho downforce y poco drag, para poder correr mucho en las rectas y salir con mucha tracción de las curvas lentas.

El hecho de que la carrera se disputa al atardecer, hace que la temperatura cambie significativamente del inicio al final de la prueba. En la Fórmula 1 un grado más o un grado menos puede cambiar el comportamiento del monoplaza, así que éste es un dato que tienen muy en cuenta para los ingenieros. Además, hay que destacar que normalmente la primera y la tercera sesiones de libres del viernes y del sábado no serán de gran ayuda, porque se disputan por la tarde cuando la temperatura es muy alta. En cambio, la segunda sesión de los libres del viernes y la clasificación sí se disputarán al atardecer, por lo que durante los libres 2 del viernes, veremos muchísima más actividad, tanto en boxes como en la pista, ya que será el momento clave de poner a punto los monoplazas y los datos que se recojan serán vitales de cara a la Qualy y la carrera.

Pirelli traerá a este circuito los neumáticos más blandos de su gama, con el C5 como el blando, el C4 como el medio y el C3 como el duro, la misma combinación que se ha utilizado esta temporada en otros trazados de similares características, como Montreal, Marina Bay o Montecarlo. Son neumáticos de elevado agarre y comportamiento longitudinal, básicos para los puntos de frenada y tracción que se reparten a lo largo del trazado. El consumo del neumático no se espera que sea demasiado elevado, ya que hay pocas curvas de apoyo lateral, y el asfalto es muy poco abrasivo, lo que permite esa elección. Esa situación va a favor de las diferentes estrategias de los equipos, por lo que se podría ver una bonita y muy variada carrera con distintas opciones en los monoplazas.

Mario Isola, director de competición de Pirelli en la Fórmula 1, afirma que "...está contento porque llega el final de otra dura y larga temporada, en una carrera en la que hay una gran posibilidad de que sigamos viendo más récords de pista, con los equipos ya habiendo maximizado su conocimiento de los neumáticos de 2019".

"Abu Dhabi será la última carrera de la temporada, pero el trabajo todavía sigue para nosotros tras el Gran Premio, con unos días de test para la F1 y F2, con las llantas de trece y dieciocho pulgadas. Traeremos en torno a de 4.500 neumáticos, tanto para las carreras como para los test, más del doble de un evento normal. El test de dos días será especialmente importante, ya que dará la oportunidad a los equipos de comparar los neumáticos de 2019 con los de 2020 en unas condiciones más representativas y con unos coches específicamente adaptados para estos neumáticos por primera vez".

En cuanto a Ferrari y después de lo sucedido hace dos semanas en Interlagos, el equipo deberá de concentrarse en su labor de puesta a punto del monoplaza de cara a la próxima temporada, y en recoger el mayor número de datos posible, ya no solo durante el fin de semana de competición, sino también durante las dos jornadas de test con los nuevos neumáticos Pirelli para el 2020, que serán vitales para el devenir de la nueva temporada.

Y en cuanto a los pilotos, y después de ser aleccionados por el presidente de Ferrari, John Elkann y el jefe de equipo Mattia Binotto la semana pasada en Maranello, esperamos que se concentren en pilotar con el único objetivo de la victoria y ayudarse entre ellos, en vez de meterse en piques y luchas internas, que nada bueno conllevan.

USO DE COOKIES Utilizamos cookies propias y de terceros con fines estadísticos y para mejorar la experiencia de navegación. Al continuar con la navegación, entendemos que aceptas su uso.
Puedes obtener más información y conocer cómo cambiar la configuración en nuestra Política de cookies

Cerrar