Cerrar navegación

La cesta está vacía

Cerrar navegación

Vettel no entiende que pasa con su Ferrari - Ferrari Club Espa√Īa

Pirelli

Club de propietarios Ferrari de Espa√Īa

Vettel no entiende que pasa con su Ferrari

Vettel no entiende que pasa con su Ferrari

“No quiero acusar a nadie de malas intenciones”


Fede García - © 2020 Ferrari Club España


Sebastian Vettel tuvo un fin de semana extraño en Silverstone, con múltiples problemas en su SF1000 que le privaron de obtener una preparación correcta de cara a la clasificación, una reparación de un intercooler que duró toda una sesión libre de entrenamientos, piezas sueltas dentro del habitáculo cuando volvía a rodar por la pista, y problemas de ajustes en sus pedales, que se repitieron el sábado por la mañana, con la agravante que el freno se activaba cuando el Ferrari superaba los 300Km/h, vamos, toda una combinación de factores que afectarían a cualquiera, y todo y con eso, Sebastian logró meter el coche en la Q3.

Una historia que parece repetirse en la Fórmula 1 cuando un piloto anuncia que se va a final de año, y que en su caso, fue Mattia Binotto quien lo anunció y además por sorpresa del propio Vettel, que no sabía nada al respecto, pues ni siquiera se había sentado para negociar su renovación.

Después de un viernes para olvidar por parte de Ferrari, el sábado tampoco fue lo que Vettel y el equipo habían estado esperando. Seb disputó una clasificación bastante discreta, si bien logró meterse en la Q3 tras un fin de semana de pesadilla y con continuos problemas técnicos en su monoplaza, podría incluso decir que ésa fue una pequeña victoria para el alemán tras un fin de semana de auténtica pesadilla…

Al final solo pudo marcar el noveno tiempo, pero momentos más tarde esa vuelta le fue anulada por superar los límites de la pista, lo que resultó finalmente en un décimo puesto en la parrilla a +2’’036 de Hamilton.

Parece increíble como un equipo como Ferrari padezca tanto para tener listo el coche del piloto que dejará el equipo a final de año, es inconcebible que apenas prueben la puesta a punto previa a una calificación, es como si una maldición hubiera caído en el monoplaza de Vettel, el cual no dispuso de mucho tiempo para prepararse adecuadamente para la Qualy, mientras en el box de al lado, las cosas iban como la seda...

Vettel nunca ha tenido una palabra mal sonante para el equipo, y ha trabajado como el que más para mejorar el coche y empujar hacia adelante el equipo. Pero necesita encontrarse a gusto con su coche para sacarle el máximo partido y rodar rápido, pero últimamente de Ferrari no recibe la respuesta que espera, y todo y con eso, sigue defendiendo al equipo. No quiero acusar a nadie de malas intenciones. Por mi parte, hoy no fue el día ideal. Tuve muchos problemas para encontrar el ritmo. Como dije, estoy relativamente seguro de que mañana será mejor (refiriéndose a la carrera). Cuanto no lo sé, no puedo prometer nada, pero peor no creo que vaya", declaraba Vettel, con vistas a la carrera del domingo.

Falto de velocidad a la hora de la verdad, el piloto de Ferrari tuvo una carrera difícil en donde prácticamente no tuvo velocidad en las rectas, ni en las curvas de mediana o alta velocidad que caracterizan a este circuito, lo cual fue un auténtico calvario para Vettel, que se vio adelantado por numerosos rivales y sin posibilidad de defenderse, y todo y con eso logró al final terminar en los puntos.

"Fue una carrera muy difícil porque no pude desafiar a nadie. Muchos de los que estaban detrás de mí eran un poco más rápidos y lograron adelantarme. Sufrí mucho para encontrar agarre en este coche, aunque intenté muchas cosas diferentes durante todo el fin de semana. No tenía el ritmo necesario, así que mi nivel de confianza es bastante bajo en este momento porque sufro para tener sensaciones en el coche y cada vez que intento empujar, pierdo el coche. Creo que necesitamos revisar este problema junto con los ingenieros", afirmaba Vettel al finalizar el Gran Premio.

Esperamos que después de lo visto a lo largo del fin de semana en Silverstone, Ferrari trabaje como debería esperarse de un equipo de su categoría, y ofrezca a sus dos pilotos las mismas herramientas y oportunidades de luchar en la pista. No queremos ver nunca más lo sucedido en el box de Vettel, mientras en el de Leclerc todo funcionaba a la perfección, de tal modo que no solo lograría un extraordinario rendimiento en Clasificación, sino que en Carrera lograría terminar en la tercera plaza del podio, y en uno de los trazados más complicados para el SF1000, por su aerodinámica y su velocidad punta.

El próximo fin de semana, de nuevo en Silverstone, veremos si las cosas vuelven de nuevo a su cauce, porque si no fuera así, pensaríamos que Ferrari, con Mattia Binotto al frente, está jugando sucio con Vettel, algo que alemán no se merece.

USO DE COOKIES Utilizamos cookies propias y de terceros con fines estadísticos y para mejorar la experiencia de navegación. Al continuar con la navegación, entendemos que aceptas su uso.
Puedes obtener más información y conocer cómo cambiar la configuración en nuestra Política de cookies

Cerrar