Cerrar navegación

La cesta está vacía

Cerrar navegación

GP de la Toscana de F 1 - Previo - Ferrari Club Espa√Īa

Pirelli

Club de propietarios Ferrari de Espa√Īa

GP de la Toscana de F 1 - Previo

GP de la Toscana de Fórmula 1 - Previo

Mugello acogerá público en sus gradas, por primera vez esta temporada
Y es donde Ferrari celebrará su Gran Premio número 1000 en la F1


Fede García - © 2020 Ferrari Club España


Tras el entretenido Gran Premio de Italia del pasado fin de semana en el Circuito de Monza, la Fórmula 1 no sale de Italia para visitar por primera vez en su historia, el trazado ferrarista de Mugello, en donde la Scuderia no llega en el mejor de los momentos, después del segundo doble abandono de esta temporada 2020, del que fuimos testigos en Monza.

El Gran Premio de la Toscana se celebrará en una pista que es muy conocida por su fluidez, y por sus pocos puntos claros de adelantamiento, algo que en la Fórmula 1 hará incluso más complejo el poder ver acciones de este tipo más allá de la recta de meta. Con Ferrari en sus horas más bajas, será AlphaTauri la que disfrutará esta carrera tras su victoria en Monza, mientras que el duelo entre McLaren y Renault ha ido quitando mucho protagonismo a Racing Point. Finalmente el récord de Michael Schumacher no podrá ser superado por Lewis Hamilton en territorio del Cavallino Rampante, después de su “no victoria” del pasado domingo.

El Circuito de Mugello, también conocido como Autódromo Internazionale del Mugello es un circuito situado en la región de la Toscana, en Italia, a unos 30 km al norte de la ciudad de Florencia. Ferrari es la propietaria del circuito desde 1988, y suele usar su trazado como banco de pruebas para sus coches de calle, además de celebrar en él numerosos eventos para sus clientes, como las Challenge Ferrari, los Programas FXX, Fórmula 1 Clienti, o las Finales Mundiales Ferrari, que suelen cerrar las temporadas de competición cada año delante de sus “tifosi”.

La historia del Circuito de Mugello comienza como casi todos los circuitos históricos del motor en Europa, a principios del siglo pasado, más concretamente en 1.914 donde se disputó la primera prueba. La Primera Guerra Mundial llevó a que las competiciones de motor se detuvieran hasta entrados los años 20. Por entonces el circuito tenía un recorrido de 66 kilómetros y disputó grandes competiciones, pero siembre a la sombra de la prestigiosa prueba italiana de las Mille Miglia.

No fue hasta la desaparición de las Mille Miglia en 1957, cuando el circuito italiano de Mugello volvió a acoger grandes pruebas en su trazado urbano a partir de los años 60. Pero el tiempo y las necesidades de seguridad llevaron en los años 70 a la realización de un trazado permanente como lo conocemos hoy en día. Se redujo su longitud, pero se aprovecharon los grandes desniveles de su recorrido que alcanzan hasta 70 metros entre las distintas zonas del circuito. Se inauguró en 1974 y desde entonces ha acogido tests de Fórmula 1, y carreras de Fórmula 2 y Fórmula 3, del DTM, Campeonato FIA GT, pero sobre todo del Mundial de Moto GP de Motociclismo o Superbikes entre otras.

Con una distancia total de 5,245 kilómetros, los pilotos deberán de realizar 59 giros al trazado para completar el GP de la Toscana de Fórmula 1, lo que equivaldrá a un recorrido de 309,455km. Con una anchura de unos 14 metros, el Circuito de Mugello está compuesto por 15 curvas, 6 a izquierdas y 9 a derechas. Entre ellas, hay nombres que forman parte de la historia del motor, como San Donato, Casanova-Savelli o las tan conocidas, Arrabbiata 1 o Arrabbiata 2, sin olvidarnos de la curva Correntaio. La larga recta del circuito, de 1.141 metros, será el lugar donde se realizarán la mayoría de adelantamientos, y es donde la FIA situará la única zona de DRS del trazado.

Pocos datos hay de Mugello en lo que respecta a la Fórmula 1, porque esta será la primera ocasión que se celebrará de forma oficial un Gran Premio en su trazado, solo destacar que su récord de vuelta rápida de 1'18’’704, lo marcó Rubens Barrichello al volante de un Ferrari F2004 de Fórmula 1 el año 2004.

El trazado de Mugello discurre entre los bosques y colinas de la Toscana, lo que lo hace uno de los circuitos más bellos del mundo, y uno de los más espectaculares, tanto por sus famosas curvas, como por su larga recta de más de un kilómetro, por las velocidades máximas que se alcanzan o por sus rápidos pasos por curva, sin olvidarse de su bella ubicación.

Pirelli llega al Gran Premio de la Toscana como patrocinador principal del evento y con muchas incógnitas de cara al fin de semana. Será la primera vez que Mugello acoja un Gran Premio de Fórmula 1, por lo que hay muchas dudas en torno al rendimiento de los neumáticos y a la estrategia a seguir.

Algunos pilotos han rodado en alguna ocasión en el trazado italiano, pero es un desconocido para la mayoría de ellos. Mario Isola, máximo responsable de Pirelli en la Fórmula 1, se ha mostrado entusiasmado ante ésta carrera, pues es muy especial para el fabricante italiano. "Mugello es un extra fantástico al calendario del Campeonato, con un significado particular para Pirelli, ya que es donde usamos por primera vez nuestros neumáticos de Fórmula 1, sólo dos meses después de que se anunciara nuestro acuerdo para ser suministradores del deporte a partir de 2011".

Pirelli ha optado por llevar a esta carrera la opción más dura de su gama de neumáticos, así que el C1 corresponderá al neumático duro, el C2 al medio y el C3 al blando. Mugello es un circuito de la vieja escuela, con 15 curvas de velocidad media-alta que es importante trazar bien y también es muy técnico. La pista fue reasfaltada en 2011 y, por la época del año en que estamos, todavía se prevén temperaturas altas. Por tanto, Pirelli sabe que será una exigencia para los neumáticos y quieren luchar contra la degradación.

"Es un circuito espectacular y muy rápido, que definitivamente supondrá una gran exigencia para los neumáticos, por eso hemos seleccionado los compuestos más duros. Al igual que con cualquier lugar nuevo, Mugello representa una incógnita para la mayoría de los pilotos y una hoja completamente en blanco en cuanto a la estrategia. Los entrenamientos libres serán cruciales para recoger tantos datos como sea posible y es probable que veamos a equipos dividiendo sus programas para conseguir toda la información que puedan sobre todos los compuestos y bajo todas las circunstancias. Desde nuestro punto de vista, nosotros también hemos podido prepararnos analizando datos de otros campeonatos que se corren en Mugello".

Como este fin de semana, Ferrari celebrará su Gran Premio número 1.000 en Fórmula 1, Mario Isola ha felicitado a Ferrari por su hazaña y por sus logros durante todos sus años de historia. "Enhorabuena a Ferrari por alcanzar el increíble hito de 1.000 carreras. Este es sólo uno de los aspectos que hacen que el equipo sea icónico en nuestro deporte y son dignos de esta celebración, además de estar encantados de ser el patrocinador principal de este Gran Premio", destacaba Mario Isola para finalizar.

El GP de la Toscana, será la primera carrera de la temporada 2020 que recibirá público en sus gradas. Ello significa que Ferrari podrá recibir el apoyo de una pequeña representación de sus aficionados, en el que será su Gran Premio número 1000 de la Scuderia en el Mundial de Fórmula 1.

Durante los tres días del fin de semana de Gran Premio, serán 2880 los espectadores que podrán asistir al evento cada día, repartidos de la siguiente forma: 1000 en la Tribuna Centrale y 1.000 en la Tribuna Materassi. A los miembros de los Scuderia Ferrari Club oficiales, se les ofrecerá una asignación privada de 880 entradas disponibles para la Tribuna 58.

Aunque la afluencia de público será muy escasa, la organización ha preparado un plan operativo detallado, presentado por el circuito de Mugello y aprobado por la Regione Toscana, que contiene todas las acciones anti-COVID-19 previstas en esta circunstancia para garantizar la máxima seguridad de todos los asistentes.

Por su parte Ferrari, con motivo de la celebración de su participación número 1000 en el Campeonato del Mundo de Fórmula 1, lucirá en sus monoplazas el color rojo utilizado en los monoplazas de su primera participación en 1950. Y aunque es cierto que la Scuderia Ferrari no estará para muchas celebraciones, en cualquier caso 1000 Grandes Premios lo merecen, ya que Ferrari será el primer equipo en conseguirlo en la Fórmula 1.

70 temporadas han tenido que pasar para que la aventura iniciada en el Gran Premio de Mónaco de 1950 cumpla el millar de carreras, así que en Maranello se decidió pintar los SF1000 de Charles Leclerc y Sebastian Vettel, con el mismo color rojo oscuro que lucieron entonces Luigi Villoresi, Alberto Ascari y Raymond Sommer en las calles del Principado, al volante de sus Ferrari 125 F1.

No es probable, por desgracia para la Scuderia y sus seguidores, que los actos festivos de esta celebración vayan acompañados de un buen resultado deportivo, ya que Ferrari pasa por una profunda crisis en la que está teniendo dificultades incluso para puntuar, ojalá nos equivoquemos.

USO DE COOKIES Utilizamos cookies propias y de terceros con fines estadísticos y para mejorar la experiencia de navegación. Al continuar con la navegación, entendemos que aceptas su uso.
Puedes obtener más información y conocer cómo cambiar la configuración en nuestra Política de cookies

Cerrar