Cerrar navegación

La cesta está vacía

Cerrar navegación

GP de Turquía de F 1 - Previo - Ferrari Club España

Pirelli

Club de propietarios Ferrari de España

GP de Turquía de F 1 - Previo

GP de Turquía de Fórmula 1 - Previo

Istanbul Park acogerá por primera vez a los monoplazas de la era híbrida


Fede García - © 2020 Ferrari Club España


La presencia del Circuito de Istanbul Park en el calendario de la Fórmula 1 fue breve, pero dejó huella y muchos celebran su vuelta tras ocho temporadas de ausencia, para celebrar el Gran Premio de Turquía de Fórmula 1 de este próximo fin de semana.

Diseñado por el ingeniero alemán Hermman Tilke, reúne zonas especialmente técnicas con otras en las que prima la velocidad de los monoplazas. Situado en el lado asiático de Estambul, una de las principales características de este circuito es su recorrido, puesto que se rueda al contrario de las agujas del reloj. Un trazado que, además, recuerda a muchos pilotos al de Spa-Francorchaps, por sus grandes zonas de alta velocidad y otras muy técnicas, de las que destacan la primera curva del circuito, de izquierdas y en bajada, que nos recuerda a las “Eses de Senna” de Interlagos, o la mítica “Curva 8”, una de las más complicadas del mundial, con cuatro vértices, donde los pilotos la debían tomar en una trazada única soportando durante más de 4 segundos una aceleración lateral de más de 4G.

El Gran Premio de Turquía debutó en la Fórmula 1 en 2005 y, aunque sólo permaneció en el calendario durante siete temporadas, encandiló a pilotos y aficionados con sus virajes inspirados en varios de los mejores circuitos del mundial, y gracias a la modificación del Calendario 2020 por culpa de la pandemia del Covid-19, podremos volver a disfrutarlo, y ver como soporta la llegada de los monoplazas actuales, que podrán dar lo mejor de sí en sus curvas rápidas y donde con total seguridad, batirán el récord de la pole de 1’24’’770, conseguido por Juan Pablo Montoya en 2005 con su McLaren-Mercedes.

Entre 2005 y 2007, Istanbul Park albergó carreras de numerosos certámenes internacionales, tales como el Campeonato Mundial de Motociclismo, el Campeonato Mundial de Turismos, el Campeonato FIA GT, las Le Mans Series, el Open Internacional de GT, el DTM, las World Series by Renault y la Fórmula Master Internacional. Sin embargo, ninguno de estos campeonatos ha visitado Estambul desde entonces, ya que los organizadores no han podido reunir fondos para el pago de los cánones a la FIA, lo que motivó también su salida del Mundial de Fórmula 1.

Istanbul Park tiene una longitud de 5,338 km, al que los pilotos deberán dar 58 vueltas durante la carrera del Gran Premio de Turquía, lo que equivale a una distancia total de 309, 396 km. El trazado dispone de 14 curvas, 8 de ellas a izquierdas y 6 a derechas, de entre las que destaca la mítica Curva 8. Por lo que respecta a la ayuda para mejorar los adelantamientos, el circuito dispondrá de dos zonas de DRS (marcadas en rojo en el mapa del trazado), la primera en la corta recta de meta de 650 m de longitud, y la segunda situada entre las curvas 10 y 12, aprovechando la sección de la curva 11 de alta velocidad, situada en una de las zonas más rápidas del trazado.

Rectas largas, frenadas fuertes, en este caso en forma de ángulo, algunas curvas lentas y otras muy rápidas, y sus constantes desniveles, son algunas de las características de un circuito muy completo para el que la tracción y el apoyo aerodinámico son igualmente importantes. Por lo tanto, este es el tipo de circuito que acentúa las diferencias entre los distintos chasis. Conseguir el reglaje óptimo será uno de los puntos más importantes del fin de semana, puesto que habrá que ser veloz en las zonas más rápidas, pero también en las zonas más lentas, en las que la tracción será clave. Veremos cómo se desenvuelven los monoplazas de la era Híbrida en este circuito, gracias a su extraordinario paso por curva.

Por lo que respecta a los neumáticos, Pirelli llevará su gama más dura este fin de semana a Turquía. Al igual que en Portimao los compuestos C1, C2 y C3, que corresponderán al duro, medio y blando respectivamente, volverán a ser los protagonistas en un fin de semana en el que la marca italiana adelanta, que el trabajo de gestión será clave para cosechar un buen resultado en la carrera.

La última carrera en Turquía de la Fórmula 1 llegó el año en el que Pirelli regresó a la categoría, en 2011, por lo que la casa italiana cuenta con información de hace nueve años, pero tienen claro que no ayudará en absoluto dado el cambio de asfalto que ha habido recientemente.

El máximo responsable de Pirelli en la Fórmula 1, Mario Isola, cree que Turquía será muy exigente para los neumáticos, y por ello, han ido a por la gama más dura para afrontar el fin de semana. Eso sí, Isola informa que puede llegar a ser una elección algo conservadora en caso de que la exigencia del nuevo asfalto sea más baja de la que esperan.

"Turquía es un nuevo destino fascinante, y aunque ya hemos estado allí antes, es como un nuevo circuito para nosotros, dado que no tenemos experiencia con el nuevo asfalto. Para los neumáticos, esperamos que Turquía sea exigente en términos de energía, por lo que hemos llevado los neumáticos más duros, al igual que hicimos en Portimão. Eso sí, puede ser que el nuevo asfalto sea menos severo del que esperamos. Como ya ha sido el caso este año, la información cosechada en los entrenamientos libres será crucial, no tan solo en el caso de la degradación, sino que también en el caso del agarre. No podemos olvidarnos de la curva 8 cuando hablamos de Estambul, la cual se podrá hacer a fondo gracias a la aerodinámica de los Fórmula 1 actuales. Sin embargo, no creemos que sea una carrera fácil para los pilotos, la gestión de neumáticos será clave", afirma Mario Isola.

En cuanto a la carrera, Lewis Hamilton estará en disposición de asegurarse matemáticamente su séptimo título mundial de pilotos, mientras que la disputa por el tercer puesto del campeonato de constructores entre Renault, McLaren y Racing Point, todos ellos separados por un punto, centrará buena parte de la atención.

Para la Scuderia Ferrari será una carrera más con la vista puesta en el horizonte de 2021, en la que seguirá trabajando en la mejora del SF1000, mientras su jefe, Mattia Binotto, no estará en el circuito en esta ocasión, para poder supervisar los trabajos del monoplaza para el 2021, y a la vez, seguir de cerca el desarrollo del nuevo coche para el 2022, en el que Maranello está depositando todas sus expectativas, gracias al cambio radical del reglamento y de diseño de los monoplazas, (con un aspecto muy futurista), que emplearán un efecto suelo sobredimensionado que proporcionará grandes dosis de espectáculo, o al menos es lo que la Fórmula 1 pretende.

Un detalle que deberemos tener en cuenta este fin de semana, será el horario de la actividad en pista, con las dos Sesiones de Entrenamientos Libres del viernes comenzando a las 9:00h y 13:00h respectivamente, mientras que el sábado, la tercera Sesión Libre dará comienzo a las 09:00h y la Clasificación a las 13:00h, pero lo que más destaca es la hora de la Carrera que se disputará a 11:10h del domingo, evitando así que un atardecer temprano pueda alterar la finalización del Gran Premio.

USO DE COOKIES Utilizamos cookies propias y de terceros con fines estadísticos y para mejorar la experiencia de navegación. Al continuar con la navegación, entendemos que aceptas su uso.
Puedes obtener más información y conocer cómo cambiar la configuración en nuestra Política de cookies

Cerrar