Cerrar navegación

La cesta está vacía

Cerrar navegación

WEC - 8h de Bahrain - Carrera - Ferrari Club Espa√Īa

Pirelli

Club de propietarios Ferrari de Espa√Īa

WEC - 8h de Bahrain - Carrera

WEC - 8h de Bahrain - Carrera

Ferrari logra el título FIA Endurance Trophy de la categoría LMGTE Am
Miguel Molina y Davide Rigon, finalizan terceros en LMGTE Pro


Redacción de Noticias - Fotos: Ferrari
© 2020 Ferrari Club España


La temporada 2019-20 del Mundial de Resistencia puso punto y final el pasado fin de semana en el circuito de Sakhir, con la celebración de las 8h de Bahrain. La carrera, fue posiblemente la menos emocionante de toda la temporada y vio como Mike Conway, Pechito López y Kamui Kobayashi se proclamaban campeones del mundo en la despedida de los LMP1 híbridos. Con la lista de inscritos más pobre de la historia de la categoría LMP1, con solo los dos Toyota participando, el resto de clases también estuvieron por debajo de los números habituales. Tan solo 6 LMP2 se desplazaron hasta el circuito de Sakhir, mismo número que de LMGTE Pro (aunque estos han sido 6 en todas las rondas excepto en Le Mans), mientras que los LMGTE-Am se han mantenido en 10 coches, reuniendo un total de 24 vehículos para la carrera.

El sistema EoT, que es como un Balance of Perfomance, busca en la categoría LMP1 penalizar al coche que va líder del campeonato para intentar igualar las mecánicas, y tenía un sentido cuando competían también los Rebellion y los Ginetta, pero hacer esto con únicamente los dos Toyota fue bastante absurdo por parte de los organizadores. Así, el #7 era de base 0.54 segundos más rápido que el #8. Con el campeonato decidiéndose dependiendo de cuál de los coches quedara por delante, ya desde la clasificación se sabía que, o la fiabilidad afectaba al #7 o la victoria sería coser y cantar. Y evidentemente, sin ninguna necesidad de arriesgar, Conway, López y Kobayashi dominaron de principio a fin, acercándose a sus compañeros únicamente tras un periodo de Safety Car provocado por un pinchazo del Ferrari 488GTE #51.

 

Dos coches que sobre la base son idénticos protagonizaron de este modo una triste despedida de la categoría. Si al menos hubieran podido luchar con las mismas armas, la diferencia entre los pilotos y el poder arriesgar sin que otra marca pudiera comprometer su título hubiera otorgado algo más de emoción a la carrera. Pero con una prueba tan larga y con medio segundo de ventaja técnica por vuelta, el Toyota #7 lideró por más de un minuto de diferencia frente al #8. Así, la categoría LMP1-H se despedía de esta manera del WEC, tras una carrera que nada tuvo que ver con aquellas buenas temporadas con tres marcas en pista luchando por la victoria en carreras que parecían más al sprint que carreras de resistencia.

En la categoría LMP2 hubo algo más de movimiento, aunque como viene siendo habitual, el Dallara del equipo Villorba Corse no tuvo nada de ritmo para salir de la última posición. Por delante comenzó liderando Paul Di Resta con el United Autosports seguido por el Signatech Alpine, que hizo una parada temprana que le hizo caer hasta la quinta posición de la categoría. Después de un buen trabajo en boxes en la segunda ronda de detenciones, el JOTA #38 se colocó al frente de la carrera, seguido por el Jackie Chan DC Racing #37 y el United Autosport #22.

Ho-Pin Tung pasó a liderar la carrera tras adelantar a Roberto González, maniobra que repetiría unas vueltas más tarde Phil Hanson para escalar hasta la segunda posición. Transcurrida la mitad de la prueba, el coche de seguridad provocado por el Ferrari 488GTE #51 de Daniel Serra, que tuvo un pinchazo tras ser envestido por un Porsche, le dio la primera posición a Thomas Laurent con el Signatech Alpine, aunque con una estrategia de paradas distinta al resto. Nyck de Vries adelantó a di Resta para ser cuarto en LMP2, mientras Pierre Ragues bajaba hasta la tercera posición superado por el Jackie Chan #37 y el JOTA #38, que se jugarían el triunfo en el último stint.

Antonio Félix da Costa tomó el liderato gracias a una buena parada y contuvo gran parte de la última media hora de carrera a Gabriel Aubry. Pero el joven piloto francés a los mandos del Jackie Chan DC Racing #37 consiguió superar al actual campeón de la Fórmula E, consiguiendo junto a Will Stevens y a Ho-Pin Tung la tercera posición absoluta y la victoria en la categoría LMP2. El podio lo completó el Racing Team Nederland #29 después de una lucha al final de la carrera contra el Signatech Alpine #36 pilotado por Laurent. El equipo francés, que la temporada que viene estará en LMP1 con un Rebellion R13, hizo una parada final que les relegó hasta la quinta posición.

 

Entre las dos categorías GTE, Porsche se impuso tanto en la categoría LMGTE Pro como en LMGTE Am. Desde el inicio, el #92 de Michael Christensen y Kevin Estre marcó el ritmo de la prueba, superando al Aston Martin #95. El otro de los coches de Stuttgart, el #91, tomó ventaja al realizar su primera parada antes que el resto, pero rápidamente fueron superados por el #92, que recuperó el liderato. Daniel Serra con el Ferrari 488GTE #51 de AF Corse, adelantó a Richard Westbrook por la segunda posición antes de sufrir el pinchazo provocado por la envestida del Porsche, que les hizo perder varias vueltas en boxes intentando reparar el paso de rueda posterior del Ferrari, dejándoles sin ninguna opción de luchar por la victoria en esta última carrera de la temporada.

Gianmaria Bruni apretó el ritmo en la segunda mitad de la prueba y superó a Westbrook para colocar los dos 911 RSR en las dos primeras posiciones. El Aston Martin #95 tuvo problemas y cedió dos vueltas, igual que le pasó al #97 que entró a boxes en la última hora para cambiar frenos rápidamente, cayendo hasta la cuarta posición. Esto permitió que Miguel Molina y Davide Rigon, al volante del segundo Ferrari de AF Corse con el #71, se subieran al tercer escalón del podio, por detrás del Porsche #92 de Christensen y Estre y del #91 de Bruni y Richard Lietz. Con este resultado, Nicki Thiim y Marco Sorensen se proclamaron campeones del mundo de LMGTE Pro.

 

Larry ten Voorde, Jörg Bergmeister y Egidio Perfetti se hicieron con la victoria en la categoría LMGTE Am con el Porsche #56 del Team Project 1. Los dos primeros fueron llamados a última hora después de que Matteo Cairoli se tuviera que perder esta ronda de Bahrain por sus compromisos en la GT World Challenge. La segunda posición y el título en la categoría FIA Endurance Trophy fue para el Ferrari 488GTE #83 de AF Corse, pilotado por Nicklas Nielsen, Francois Perrodo y Emmanuel Collard, después de que sus principales rivales, el Aston Martin #90 del equipo TF Sport sufriera también problemas de frenos. Marco Holzer, Jaxon Evans y Khaled Al Qubaisi completaron el podio de LMGTE Am con el Porsche #88 del equipo Dempsey Proton.

 

USO DE COOKIES Utilizamos cookies propias y de terceros con fines estadísticos y para mejorar la experiencia de navegación. Al continuar con la navegación, entendemos que aceptas su uso.
Puedes obtener más información y conocer cómo cambiar la configuración en nuestra Política de cookies

Cerrar