Cerrar navegación

La cesta está vacía

Cerrar navegación

GP de Sakhir de F 1 - Carrera - Ferrari Club Espa√Īa

Pirelli

Club de propietarios Ferrari de Espa√Īa

GP de Sakhir de F 1 - Carrera

GP de Sakhir de Fórmula 1 - Carrera

Merecida victoria de Checo Pérez, en una carrera que había dominado Mercedes casi a placer…
Leclerc abandona por accidente en la primera vuelta y echa por tierra cualquier posibilidad de puntuar


Fede García - Fotos: Ferrari y F1.com
© 2020 Ferrari Club España


Circuito: International Circuit of Bahrain, variante Exterior (Sakhir) – 3,543 km

Carrera: Ferrari SF1000

(Tiempo del Vencedor: 1h31’15’’114)
Sebastian Vettel: 12º – +22’’611 – 87 vueltas
Charles Leclerc: DNF –   abandono por accidente

Meteo: Temperatura aire 21ºC
Temperatura asfalto 24ºC – Sereno

Vuelta rápida de la Carrera:
George Russell – Mercedes - 55''404

Clasificación Mundial de Pilotos:
1.   Lewis Hamilton   332 puntos
2.   Valtteri Bottas   205
3.   Max Verstappen   189
4.   Sergio Pérez   125
5.   Daniel Ricciardo   112
6.   Charles Leclerc   98
13.   Sebastian Vettel   33

Clasificación Mundial de Constructores:
1.   Mercedes   540 puntos
2.   Red Bull   282
3.   Racing Point   194
4.   McLaren   184
5.   Renault   172
6.   Ferrari   131

Resumen de la Carrera:

La noche de Bahrain nos obsequió con una segunda carrera consecutiva y esta no nos decepcionó en ningún sentido. Lo que parecía un claro doblete de Mercedes daría un vuelco en la parte final, con un pinchazo de George Russell y una floja actuación de Valtteri Bottas, que como siempre que rueda en tráfico es totalmente incapaz de adelantar a ningún rival, por lento que sea.

Al final Sergio Pérez venció con una estrategia alternativa que le funcionó a la perfección, como si fuese un corredor de fondo para lograr su primera victoria, que además se convertiría en la primera de un mexicano en la Fórmula 1, desde la de Pedro Rodríguez en el Gran Premio de Bélgica de 1970. Esteban Ocon y Lance Stroll subieron los dos escalones del podio, en la segunda y tercera posición respectivamente, y Racing Point da un serio aviso en la lucha por la tercera posición del Mundial de Constructores.

En la salida, Russell arrancó mejor que Bottas, todo y salir por la parte sucia de la pista, y lo adelantó por el interior de la curva 1 mientras Max Verstappen y Pérez le atacaban. Bottas seguía como podía a Russell e iba dando trallazos con el coche para tratar de coger la dirección correcta. Pero Charles Leclerc, que venía metido en el grupo de cabeza, se pasó de frenada y se metía por el interior de la curva 4, tocando la rueda posterior derecha de Pérez. El piloto de Ferrari partió el brazo izquierdo de su suspensión delantera en el impacto, obligando a Max Verstappen a irse contra el muro intentando evitar el choque, retirándose ambos. Pérez después de verse enviado fuera de la pista, pudo continuar para poner rumbo a boxes para cambiar su alerón delantero, aprovechando para cambiar gomas.

El coche de seguridad salía a pista por delante de Russell, Bottas, Sainz, Ricciardo, Kvyat, Stroll, Gasly, Ocon, Vettel y Norris. Tras la marcha del coche de seguridad, Carlos Sainz superaba a Bottas en una maniobra sensacional, pero luego pisó fuera y perdió la posición. No se puso nervioso George Russell que al igual que en la salida lo hizo todo perfecto. El británico clavaba los tiempos y comenzaba a abrir hueco con su compañero, en la vuelta 11 ya estaba a 1’’6 segundos. Los Mercedes empezaron a sacar distancia sobre el resto de rivales, pero el ritmo de carrera estaba siendo lento. Mientras tanto, el único Red Bull que se mantenía en pista comentaba que no tenía velocidad en las rectas, situado en la décima plaza, tratando de defenderse en una zona con muchos movimientos.

En la vuelta 21 paraba Lando Norris, puesto que sus blandos estaban dando problemas. Buena parada del equipo McLaren, aunque se reincorporaba último al ser el circuito tan corto. La situación se tranquilizaba un poco y aunque muchos mantenían luchas en las zonas de DRS, las cosas se iban calmando para intentar cuidar las gomas. Con 51 vueltas por delante, Carlos Sainz se asentaba en la 3ª posición distanciándose de Daniel Ricciardo. Era en este momento en el que se abría la ventana de paradas. Russell marcaba vuelta rápida y Daniil Kvyat hacía su parada, esto desencadenaba el resto de paradas, Sainz y Gasly paraban también. Kvyat ganó la posición a Ricciardo gracias a un undercut. Hubo una situación algo tensa con la entrada de Gasly a su box, justo cuando Carlos salía del suyo, con un movimiento que podría crear alguna duda, aunque finalmente quedó archivado sin más que argumentar.

Mala parada de Ferrari con Vettel, con una estrategia, a nuestro modo de ver errónea, que no hacía más que hundir al alemán en la clasificación. Iñaki Rueda, el estratega de Ferrari, creemos que debería hacérselo mirar. A lo largo de toda esta temporada, ha diseñado unas estrategias tan conservadoras que nos parecen fuera de todo lugar para un equipo como Ferrari. No han arriesgado en ningún momento y casi siempre el más perjudicado ha sido Vettel en todos los Grandes Premios, así que pensamos que estaría muy bien hacer un cambio profundo en este departamento. Llegando a la vuelta 36, Vettel era doblado por los Mercedes.

Mercedes dominaba a placer con un ritmo no muy alto, y como sus medios parecían aguantar perfectamente, trató de estirar al máximo las paradas de sus pilotos. Tampoco había parado Stroll que aguantaba con los blandos tras más de 40 vueltas. En la 43 llamaban al canadiense de Racing Point para proteger su posición, para salir por delante de Ocon en la novena posición, pero el francés le ganó la batalla sobre el asfalto. Llegados a la vuelta 45 paraba Russell, y tras su reincorporación a pista reportó pérdida de potencia, pero desde el muro le dijeron cómo solucionarlo y todo volvió a la normalidad. En la 49 se preparaban en Mercedes para Bottas, mismo tiempo de parada que Russell 2.4, igualdad total en los coches alemanes. George recuperó el liderato con más de ocho segundos de ventaja.

En la vuelta 55 apareció la bandera amarilla en los sectores 2 y 3, el coche de Nicholas Latifi se quedaba parado y sacaban el Virtual Safety Car, algo que muchos aprovecharon para hacer una nueva parada y de nuevo Ferrari volvió a hacerlo mal con Sebastian. Fue muy rápido el periodo de coche de seguridad virtual, por lo que Sainz no pudo aprovechar para hacer su parada y para cuando salió ya habían pasado Ricciardo, Stroll y Pérez. Checo atacó a su compañero Stroll, y este se precipitó pasándose de frenada. Poco después Pérez lo hizo perfecto adelantando también a Ricciardo para hacerse con la tercera posición.

Russell se quejaba de pérdidas de potencia en rectas y Bottas empezaba a recortar a su compañero. Nueva bandera amarilla, Aitken aparecía por la entrada de boxes sin alerón, y nuevo Virtual Safety Car. El de Williams perdió el control del coche en la última curva y golpeó contra el muro. Mercedes tenía parada gratis y metió a sus dos pilotos, pero cometió un error tremendo, las ruedas estaban mezcladas y las colocaron mal. Además de hacer paradas lentas se equivocaron y tuvieron que volver a parar a Russell. Una forma brillante de perder un doblete que tenían en la mano, algo que aprovechó Sergio Pérez para ponerse al frente mientras los Mercedes descendían a la 4ª y 5ª posiciones.

Se marchaba el coche de seguridad y Pérez defendía la cabeza de carrera, detrás Ocon y Stroll, tras ellos Bottas y Russell. Ocon pegó un frenazo y Stroll cerca estuvo de comerse al Renault, todos aguantaron tras la primera recta y Pérez se marchaba. Russell presionaba para pasar a Bottas, y al llegar a la enlazada de las curvas 7 y 8, lo superaba sin contemplaciones en una maniobra magistral que dejó a Bottas impotente. Mercedes tiene un diamante en bruto desperdiciado en Williams, y muchas cosas deberían de replantearse a partir de ahora en el seno del equipo alemán. Tras eso Russell no perdía tiempo y superaba a Stroll, en su afán de recuperar la primera posición.

Bottas no podía con Stroll mientras que Russell ya era segundo tras adelantar a Ocon, y se situaba a solo 3’’5 de Sergio Pérez. Es increíble lo que estaba haciendo Russelll con ese Mercedes. Bottas, como siempre que está metido en tráfico, se veía incapaz de atacar ni adelantar a nadie, y Sainz se impacientaba tras el finlandés y su inoperancia. Al final el madrileño se cansó y metió el coche también en la zona de las curvas 7 y 8 al de Mercedes para superarlo, tras el español le pasó también Ricciardo, Albon y Kvyat.

Y cuando parecía que Russell daría alcance a Pérez, le llamaban desde boxes que habían detectado un pinchazo lento en una de sus ruedas traseras, que le obligaría a hacer una nueva parada, tras la cual volvería a pista en la decimoquinta posición y a solo 8 vueltas para el final. Su enfado era enorme y la mala suerte le arrebataba una victoria, que había sido prácticamente suya. Por si fuera poco, dirección de carrera sacaba un anuncio de investigación para Russell por montar ruedas incorrectas en su monoplaza, algo que ya no se sabría hasta el final.

A partir de entonces, Russell llevaría a cabo una extraordinaria remontada para llegar a la zona de puntos y minimizar los daños, por radio avisaban a Bottas de su llegada, y por poco no volvería a adelantarlo, cruzando la meta tras su compañero en la novena posición. Victoria merecida y trabajada de Checo Pérez, que aunque aún no tiene equipo de forma oficial para el año que viene, no nos extrañaría que Helmut Marko ya le haya llamado para negociar su incorporación a Red Bull, en el sitio de Albon.

Tras Pérez, cruzaron la meta Ocon con su Renault y Stroll con el segundo Racing Point, después de disfrutar de una extraordinaria carrera sin Lewis Hamilton, que nos muestra que cuando él no está, la Fórmula 1 recupera la emoción y la esencia que ha ido perdiendo las últimas temporadas. Vuelta final de infarto para Sainz que lo intentó hasta el final, pero no pudo con Stroll, finalizando en una magnifica cuarta posición, que le deja aún con posibilidades de alcanzar la tercera posición del mundial para McLaren.

Tras la carrera, los comisarios impusieron dos sanciones que no harían variar la clasificación final de la carrera, a Charles Leclerc y a Mercedes. Al piloto de Ferrari se le castigó con la pérdida de tres puestos en la parrilla de salida del Gran Premio de Abu Dhabi, debido a su imprudente maniobra en la primera vuelta, en tanto a la escudería Mercedes le asignaron una multa de 20 mil euros por el uso incorrecto de neumáticos, sin incidencia en los puntos que alcanzaron sus pilotos.

Leclerc fue hallado culpable de propiciar una colisión que provocó el descenso de Sergio Pérez hasta el último lugar y la retirada de Max Verstappen, además del suyo al romper su suspensión delantera izquierda. El piloto monegasco bloqueó sus neumáticos al entrar pasado de velocidad en la curva 4 con el saldo antes mencionado. Los comisarios, que después de observar los vídeos desde varios ángulos, determinaron que Leclerc frenó muy tarde y chocó contra Pérez que estaba tomando la curva en una línea adecuada.

Por su parte, la escudería Mercedes alegó que su personal en boxes se confundió por una secuencia errónea en los mensajes de radio y por tal razón colocó en el monoplaza de George Russell los neumáticos delanteros que correspondían a Valtteri Bottas. En condiciones normales, tal particularidad se sanciona con descalificación, pero al resultar perjudicado Russell con otra detención para corregir el problema, y luego otra para cambiar un neumático debido a un pinchazo, se determinó que no hubo intención de favorecerle. Así que Russell conservará sus primeros puntos en la Fórmula 1.

Ron Meadows, director deportivo de la escudería Mercedes, fue el encargado de explicarle a Nikolas Tombazis, delegado técnico de la FIA en lo que respecta a la Fórmula 1, lo que ocurrió en el box. En el informe presentado se indica que al coche 63 se le instalaron por error los neumáticos delanteros del 77, que estaba a la espera de ser atendido. La confusión se produjo por un error en la comunicación entre el muro, el personal de box y los pilotos porque no se había estipulado que ambos pilotos entraran al mismo tiempo.

En consecuencia, Russell salió con los neumáticos delanteros que eran para Bottas mientras el piloto finlandés tuvo que salir a pista con un juego de neumáticos delanteros gastados, situación que afectó notablemente su rendimiento en las vueltas posteriores. Tanto Russell como Bottas se vieron perjudicados, así que, aunque se haya quebrantado el reglamento deportivo, la escudería no se benefició, de allí la multa económica y no la pérdida de puntos.

 

Información básicas sobre cookies Utilizamos cookies y tecnologías similares propias y de terceros, de sesión o persistentes, para hacer funcionar de manera segura nuestra página web y personalizar su contenido. Igualmente, utilizamos cookies para medir y obtener datos de la navegación que realizas o para ajustar la publicidad a tus gustos y preferencias. Puedes configurar y aceptar el uso de cookies a continuación. Asimismo, puedes modificar tus opciones de consentimiento en cualquier momento visitando nuestra Política de Cookies y obtener más información haciendo clic en el siguiente enlace Política de Cookies.

Aceptar Configuración de cookies