Cerrar navegación

La cesta está vacía

Cerrar navegación

Ferrari abandona la posibilidad de ingresar en la IndyCar - Ferrari Club Espa√Īa

Pirelli

Club de propietarios Ferrari de Espa√Īa

Ferrari abandona la posibilidad de ingresar en la IndyCar

Ferrari abandona la posibilidad de ingresar en la IndyCar

Para concentrarse en la Fórmula 1


Fede García - © 2021 Ferrari Club España


El año pasado Mattia Binotto, manejó la posibilidad de que Ferrari podría desembarcar en la IndyCar y más allá de un simple rumor, de esos que aparecen cuando la Fórmula 1 está en pausa, el mismo Roger Penske, responsable de la IndyCar, indicó que las conversaciones habían ocurrido y estaba entusiasmado con la idea de que la casa italiana se sumara a Honda y a Chevrolet para el 2022. Pero nada de eso sucederá, al menos a corto y mediano plazo, ya que el mismo Binotto declaró que mientras la prioridad sea ganar en la Fórmula 1 no habrá tiempo ni recursos para encarar nuevos proyectos.

No es la primera ocasión en la que Ferrari muestra interés en la IndyCar y posteriormente se retracta, desde hace varias décadas acude a tal estrategia para llamar la atención de la FIA para imponer sus intereses. Pero en este caso no fue por este motivo, sino porque entraría en juego un nuevo límite presupuestario en la Fórmula 1, con la consecuente reducción de personal que ello traería, algo a lo que en Maranello no estarían dispuestos a llevar a cabo.

Por este motivo, Ferrari pensó en participar en la Indy, y abrir un nuevo departamento de motores, incorporando al personal sobrante de la Fórmula 1, un personal extremadamente cualificado capaz de llevar adelante cualquier tipo de proyecto y llevarlo al éxito. Pero como el número de ingenieros y personal técnico de Ferrari, no acabaría de recolocarse al completo en este nuevo departamento, el responsable de Ferrari Corse Clienti y de la sección Competizione GT, Antonio Coletta, avanzó que se estaba estudiando la posibilidad de participar en Le Mans con un proyecto propio en la máxima categoría Hypercar, por lo que este nuevo departamento absorbería sin problemas el resto de personal sobrante de la Fórmula 1.

Pero la aparición del Covid-19 a nivel mundial en 2020, hizo que la bajada de ingresos de Ferrari y del resto de escuderías de la Fórmula 1, obligara a tomar medidas económicas por parte de Liberty Media y la FIA, para salvaguardar la competición y a los equipos, algunos de los cuales llegaron in extremis, golpeados fuertemente por la caída de ingresos. Esto ha obligado a Ferrari ha replantearse algunos de sus planes, para aparcarlos al menos por ahora, y centrarse única y exclusivamente en la Fórmula 1.

De este modo, desde que se aprobó el tope de presupuesto anual, que se estableció en 145 millones de dólares para esta temporada, 140 el año que viene y 135 en el 2023, ha habido movimientos de personal técnico que ocuparán un nuevo departamento “satélite”, cuya sede se encuentra en un nuevo edificio construido junto a la Gestione Sportiva, que trabajará directamente para el equipo Haas de Fórmula 1.

"Tras algunas conversaciones hemos llegado a la conclusión de que no vamos a entrar a corto plazo en Indycar. Sería necesaria una inversión importante y preferimos mantenernos concentrados en la F1. Las puertas, sin embargo, no están cerradas y podemos hablar más delante de una implicación a medio o largo plazo. Pero por ahora nuestra objetivo es la Fórmula 1", adelantaba Mattia Binotto, para clarificar la situación.

Las razones de esta decisión, son lógicas. La Indycar seguirá usando chasis Dallara, así que para Ferrari estar en la categoría con un equipo propio significaría usar un chasis ajeno, como está haciendo McLaren, y no es eso lo que desean. Su implicación sería sobre todo como motorista, pero por ahora todo lo concerniente a motores en la F1 no está bajo el paraguas del techo presupuestario, al menos por el momento. Eso quiere decir que este departamento puede funcionar con presupuesto libre, lo que significa que no hay sobrante de medios ni material, aunque sí una limitación de facto si se aprueba la congelación de motores. Precisamente el motor fue el talón de Aquiles de Ferrari en 2020 y además hay en ciernes un reglamento nuevo sobre el que se tendrá que trabajar mucho a partir de 2023.

En otras palabras, el personal que Ferrari debe recolocar es personal de chasis y aerodinámica y el programa de Indycar no podría absorber más que una mínima parte del excedente. Por este motivo se ha decidido incorporarlo a Haas, para sacar adelante a su principal equipo cliente. Por otro lado, Binotto se ha pronunciado sobre el programa para Le Mans, más adecuado al ADN de Ferrari y que cada vez tiene más adeptos, afirmando que aunque este 2021 estará en “Stand By”, si la situación mejora, seguirán adelante con él.

Información básicas sobre cookies Utilizamos cookies y tecnologías similares propias y de terceros, de sesión o persistentes, para hacer funcionar de manera segura nuestra página web y personalizar su contenido. Igualmente, utilizamos cookies para medir y obtener datos de la navegación que realizas o para ajustar la publicidad a tus gustos y preferencias. Puedes configurar y aceptar el uso de cookies a continuación. Asimismo, puedes modificar tus opciones de consentimiento en cualquier momento visitando nuestra Política de Cookies y obtener más información haciendo clic en el siguiente enlace Política de Cookies.

Aceptar Configuración de cookies