Cerrar navegación

La cesta está vacía

Cerrar navegación

GP de Azerbaiyán de F1 - Previo - Ferrari Club España

Pirelli

Club de propietarios Ferrari de España

GP de Azerbaiyán de F1 - Previo

GP de Azerbaiyán de Fórmula 1 - Previo

Ferrari intentará mantener su duelo con McLaren, tras la euforia de Mónaco


Fede García - Oficina de Prensa (FCE) - Fotos: F1.com / Ferrari
© 2021 Ferrari Club España


Tras una semana de descanso la Fórmula 1 vuelve a la acción en Bakú, con la celebración del Gran Premio de Azerbaiyán, en uno de los trazados urbanos más rápidos, espectaculares y complicados de la temporada. Un escenario ideal, por tanto, para vivir un nuevo capítulo de la apasionante lucha por el Mundial entre Max Verstappen y Lewis Hamilton, y de sus respectivos equipos, Red Bull y Mercedes. Y es que Max llega líder a una prueba del campeonato por primera vez en su trayectoria en la Fórmula 1.

Por detrás, en la disputa por el tercer puesto del campeonato de constructores, el duelo entre McLaren y Ferrari no es menos intensa, especialmente tras la gran actuación de la Scuderia en Mónaco y a pesar de la decepción de la no participación de Charles Leclerc, por un problema en un palier que le retiró de la prueba en la vuelta de formación camino de la parrilla de salida.

Así es de esperar que en Bakú las cosas vuelvan un poco más a la normalidad y ninguno de estos equipos amenace la supremacía de Mercedes y Red Bull, pero en Bakú todo es posible, como hemos visto en otras ocasiones. Si el SF21 demostró adaptarse a la perfección a los cambios de dirección rápidos en Mónaco, puede que esta vez no sea suficiente para que Ferrari vuelva a poner las cosas difíciles los de delante, pero sí será la oportunidad perfecta para ver qué monoplaza consigue encontrar la mejor solución para combinar ser rápido en la larguísima recta de meta, y a la vez de tener un buen comportamiento en las curvas de ángulo recto y las estrechas secciones del trazado.

El sexto Gran Premio de la temporada y cuarto de la historia de Bakú en la Fórmula 1, supone la continuación de la temporada de carreras en Europa, pero debido a la distancia que se encuentra del centro del Continente Europeo la capital del Azerbaiyán, a las orillas del Mar Negro, las sesiones Libres de Entrenamientos, la Clasificación y la Carrera, comenzarán una hora antes de lo habitual. Así, la actividad en pista comenzará este viernes a las 10:30 CET, mientras que la segunda comenzará a las 14:00 CET, y tanto la Clasificación como la Carrera se celebrarán a las 14:00 CET.


El Circuito:

El trazado del Circuito de Bakú, fue diseñado por el arquitecto Hermann Tilke y utiliza la plaza Azadliq, la Avenida Neftchilar, parte de la Casa de Gobierno y la Torre de la Doncella, lugares de interés turístico de la ciudad para la carrera. Acogió en 2016 el Gran Premio de Europa de Fórmula 1, pero a partir del 2017, la FIA, después de ver los buenos resultados obtenidos en el circuito urbano de Bakú, concedió el cambio de la denominación para la celebración a partir de entonces, del Gran Premio de Azerbaiyán.

El circuito de la ciudad de Bakú presenta un diseño único, ya que tenemos básicamente dos pistas en una, con una mitad similar a Monza y la otra mitad parecida a Mónaco. La larga recta con una fuerte frenada al final muestra similitudes con el circuito del norte de Italia, mientras que la sección estrecha y retorcida de la vieja ciudad comparte algunas de las características del Principado. Esta combinación inusual hace que la configuración del coche sea un interesante acto de equilibrio. Bakú dista mucho de los circuitos urbanos tradicionales donde los equipos ponen toda la carga aerodinámica a sus monoplazas. En cambio en Bakú se ha de arriesgar en la búsqueda de los límites del coche, con una configuración similar a la de Bahrain y Shanghái debido a sus largas rectas, pero que con el más mínimo error supone el abandono.

Así pues, Bakú es todo un desafío para pilotos e ingenieros. Primero de todo, porque es un circuito urbano, lo que significa que los coches compiten en calles relativamente estrechas, particularmente en el casco antiguo, con barreras y pocas áreas de escape. Si bien eso no necesariamente hace que el pilotaje sea más difícil, implica que los errores puedan tener consecuencias más severas. El diseño del trazado se suma al desafío, ya que los neumáticos se enfrían en las rectas largas y las curvas lentas no ayudan demasiado a calentarlos. Este desafío se ve agravado cuando aparece el coche de seguridad y los monoplazas tienen que ir más lentos de lo habitual, poniendo menos energía en los neumáticos. Es por eso que las maniobras agresivas de calentamiento de llantas son bastante comunes en Bakú.

El trazado de Bakú tiene una longitud de 6,003km, al que los pilotos deberán dar 51 vueltas para completar la carrera, lo que equivaldrá a un total de 306,049km. Con un total de 20 curvas, 12 de ellas a izquierdas y 8 a derechas, la mayoría de ellas son en ángulo de 90º, lo que hace que su trazado sea del tipo “Stop and Go”, lo que implica que además de tener un monoplaza con un motor potente y rápido, disponga además de mucha tracción. Aunque gracias a su larga recta de 2km es fácil adelantar en Bakú, la organización del Gran Premio ha dispuesto dos zonas de DRS para facilitar aún más esta maniobra. La primera de ellas está situada a la recta de meta, y la segunda en la recta que se encuentra entre las curvas 2 y 3 (marcadas en amarillo en el mapa).

En cuanto a la carga aerodinámica, cuando la F1 llegó por primera vez a Bakú en 2016, los equipos se inclinaron hacia paquetes de mayor carga aerodinámica para ir rápido en las curvas de baja velocidad de la pista. Al darse cuenta de que esta configuración ligeramente mayor de la carga aerodinámica costaba el tiempo por vuelta debido a la penalización de drag en los dos kilómetros de aceleración a fondo, la balanza se desplazó entonces hacia un paquete con menos carga aerodinámica. Los alerones no llegan al nivel de Monza, sin embargo, se encuentran en la región de fuerza descendente intermedia que los equipos utilizan en Spa o Montreal.

Otro detalle a tener en cuenta en este circuito recae en los frenos, primero porque se enfrían significativamente en la recta larga hacia la curva 1, muy por debajo de las temperaturas en las que los discos y las pastillas producen la máxima fricción y, por lo tanto, son más efectivas. Por lo tanto, sería ideal cerrar los conductos de los frenos para mantener los discos lo más calientes posible en esa sección. Pero en cambio, los frenos se sobrecalentarán en la zona antigua del segundo sector, donde la ausencia de rectas largas significa que hay pocas oportunidades para que los frenos se enfríen entre virajes, lo que requiere más flujo de aire a través de los conductos de refrigeración de lo que los equipos desearían para la parte rápida del circuito. Encontrar el equilibrio perfecto es por tanto una tarea complicada para los equipos.

Como lo es también, la preparación de los reinicios de Safety Car, que en esta pista es importantísima debido a la amplia variedad de opciones. Esto es particularmente cierto porque la recta de meta ofrece muchas oportunidades de adelantamiento, y ser el líder del grupo es una desventaja. Si acelera demasiado pronto, alcanzará al coche de seguridad antes de que entre en los boxes. Si lo hace demasiado tarde, puede ser engullido por los coches que hayan cogido bien el rebufo. Como podemos ver, en Bakú los ingenieros de los equipos deberán emplearse a fondo para controlar todos los aspectos y situaciones que puedan surgir, para salir airosos y lograr el mejor resultado posible.


Neumáticos:

Por primera vez, Pirelli ha elegido los tres compuestos más blandos de su gama de neumáticos para el Gran Premio de Azerbaiyán. De este modo el duro pasará a ser el compuesto C3, el medio el C4 y blando el C5, respectivamente. Esta elección es un paso más blando que la utilizada en la última edición celebrada en 2019, y es la misma que la elegida para la última carrera disputada en Mónaco.

Esta elección introduce un elemento adicional de estrategia, puesto que en 2019 nadie eligió el compuesto duro para la carrera. Con esta elección un paso más blanda, debería permitir que el C3 duro juegue un papel durante el fin de semana y, por lo tanto, amplíe la elección estratégica de los equipos. Además hay que destacar, que el asfalto de Bakú es uno de los menos abrasivos del año, por este motivo en Pirelli se piensa que son los compuestos más adecuados.

En la última edición de 2019, la estrategia ganadora fue a una parada con la combinación de neumáticos blando-medio, elegida por los cuatro primeros. Charles Leclerc con su Ferrari terminó quinto con la estrategia opuesta, medio-blando, con una segunda parada al final de la carrera para poner un juego nuevo de blandos, en busca de marcar la vuelta rápida. En aquella ocasión, la ventana de las paradas en boxes fue bastante amplia, con stints muy largos con los medios (equivalentes al duro de este año).

De una pista única en su género como es Mónaco, a otra igualmente particular como Bakú, que aunque tienen muchas diferencias entre sí, la precisión requerida para evitar errores es la misma…, afirma Mario Isola, máximo responsable de Pirelli en la Fórmula 1. Por primera vez, traemos los tres compuestos más blandos de la gama P Zero a Azerbaiyán, que ya se han visto en acción en Mónaco este año. El motivo de esta elección radica en que en 2019 nadie utilizó el duro para la estrategia de carrera, a diferencia del medio elegido por todos. Con esta elección esperamos que los tres compuestos jueguen un papel importante y, en consecuencia, abriremos diferentes estrategias para la carrera. Una elección que debería conducir a una carrera emocionante y muy táctica, en una pista desafiante que es famosa por su imprevisibilidad.


Ferrari:

El excelente rendimiento mostrado en Mónaco no implica una mágica recuperación de Ferrari, y es por eso, que se descarta que el equipo vaya a disputar podios y victorias con regularidad, al menos esta temporada. La pole y el segundo puesto de Mónaco demostraron que Ferrari podría haber conseguido en las calles del Principado su primera victoria desde la conseguida en Singapur en 2019. Pero debemos ser conscientes de que esto fue una anécdota propiciada por las especiales circunstancias de un Gran Premio único en el calendario.

Este fin de semana la Scuderia deberá enfrentarse a las difíciles características de un trazado como Bakú, un circuito también urbano, pero que en realidad es muy distinto al de Mónaco, especialmente por el tercer sector en el que la velocidad punta y la potencia lo son todo. Así que la labor de puesta a punto de los SF21 de Leclerc y Sainz por parte de los ingenieros, deberá buscar el equilibrio perfecto para ser los más rápidos en las reviradas calles del casco antiguo de Bakú, y no perder mucha velocidad punta en las largas rectas del tercer sector del circuito, y no será nada fácil.

Carlos Sainz espera que este fin de semana las cosas vuelvan a la normalidad y de nuevo pasen a luchar con McLaren y el resto de equipos del grupo intermedio. Necesitamos más circuitos para ver si la mejoría de Ferrari vista en Mónaco, está realmente sucediendo de verdad, pero para ser sincero creo que nuestra lucha a día de hoy es más con McLaren que con Red Bull, advierte el madrileño.

Mattia Binotto, afirma que Ferrari en Bakú volverá a su posición habitual. "En circuitos de curvas lentas seremos competitivos, pero no lo damos por hecho. En vez de pensar en qué circuitos seremos competitivos, nos centramos en Bakú, que es el próximo, y después en el siguiente. Hay margen para mejorar el coche. Habrá mejoras, no muchas, en el camino, y nos permitirán trabajar mejor. Lo más importante es seguir evolucionando en la buena dirección y aprender muchas lecciones de fines de semana difíciles como el que nos espera".

Por su parte, el director deportivo de Ferrari, Laurent Mekies, afirma que en Bakú comienza una parte difícil de la temporada para ellos. El equipo espera que McLaren esté por delante en Azerbaiyán y el duelo seguirá en las próximas carreras, así que van tomando posiciones y se preparan para jugar a la defensiva y, si es posible, contraatacar.

"Éste es el comienzo de una parte difícil de la temporada para nosotros. Si en España el SF21 era claramente la tercera fuerza de la parrilla y en Mónaco incluso mostró el potencial para ganar, la situación debería ser diferente en las próximas carreras, empezando por Bakú. Ya este fin de semana esperamos a una McLaren muy fuerte, que debería adaptarse muy bien a las características del circuito y ser líder del grupo tras los dos equipos que luchan por el Mundial. También creemos que Alpine, AlphaTauri y Aston Martin serán muy competitivos.

Así mismo, Laurent Mekies avisa que estarán preparados para atacar si se les presenta la oportunidad. El objetivo es perder el menor número de puntos con respecto a sus rivales. "El objetivo principal por nuestra parte será expresar todo el potencial disponible e intentar aprovechar al máximo cada oportunidad. Usando una metáfora futbolística, vamos a intentar jugar una buena defensa y devolver el golpe", avisa Mekies para finalizar.

Información básicas sobre cookies Utilizamos cookies y tecnologías similares propias y de terceros, de sesión o persistentes, para hacer funcionar de manera segura nuestra página web y personalizar su contenido. Igualmente, utilizamos cookies para medir y obtener datos de la navegación que realizas o para ajustar la publicidad a tus gustos y preferencias. Puedes configurar y aceptar el uso de cookies a continuación. Asimismo, puedes modificar tus opciones de consentimiento en cualquier momento visitando nuestra Política de Cookies y obtener más información haciendo clic en el siguiente enlace Política de Cookies.

Aceptar Configuración de cookies