Cerrar navegación

La cesta está vacía

Cerrar navegación

WEC - 24h de Le Mans - Carrera clase GT - Ferrari Club España

Pirelli

Club de propietarios Ferrari de España

WEC - 24h de Le Mans - Carrera clase GT

WEC - 24h de Le Mans - Carrera clase GT

Ferrari logra la victoria en las clases GTE-Pro y GTE-Am


Fede García - Oficina de Prensa (FCE) - Fuente: Ferrari
© 2021 Ferrari Club España


La 89a edición de las 24 Horas de Le Mans, cuarta ronda del Campeonato del Mundo de Resistencia (FIA WEC 2021), estuvo dominada por los Ferrari 488 GTE Evo de AF Corse en las dos categorías GT, la LMGTE Pro y LMGTE Am.

Alessandro Pier Guidi, James Calado y Côme Ledogar, al volante del Ferrari #51, ganaron con autoridad en la clase LMGTE Pro, mientras que Nicklas Nielsen, François Perrodo y Alessio Rovera, con el Ferrari #83, dominaron en la clase LMGTE Am.

En esta categoría el podio fue completado por el Ferrari 488 GTE #80 de Iron Lynx, conducido por los italianos Rino Mastronardi, Matteo Cressoni, y por el piloto de Ferrari Driver Academy, Callum Ilott. La carrera comenzó a las 4 de la tarde del sábado, con un maestro de ceremonias excepcional, el presidente de Ferrari, John Elkann, responsable de dar la salida a la prueba.

Tras el triunfo en 2019, Alessandro Pier Guidi y James Calado lograron en esta ocasión una brillante victoria, trabajada excelentemente por los pilotos y desde el box, con una estrategia que les permitió liderar la carrera durante la mayor parte de las 24 horas programadas.

Los dos pilotos, en esta ocasión, contaron con la ayuda de Côme Ledogar que, junto con Alessandro Pier Guidi, fueron los protagonistas recientemente en las 24 Horas de Spa-Francorchamps. Para el piloto francés, supone la primera victoria en Le Mans, mientras que para los dos campeones del mundo de 2017, es la segunda.

Aunque Corvette lo intentó con el coche #63 en el que estaban Antonio García, Jordan Taylor y Nicky Catsburg, lo cierto es que el Ferrari 488 GTE #51 de AF Corse no dio en ningún momento muestras de flaqueza. Desde el equipo estadounidense fiaban sus últimas esperanzas en Antonio García, sin embargo, a falta de media hora para el final de la carrera, y después de haber completado su último paso por el pit lane, el Ferrari se mantenía con más de 40 segundos de renta sobre el piloto español de Corvette, por lo que únicamente quedaba la opción de que un apagón de fiabilidad pudiera alejar de la victoria al Ferrari, algo que no sucedió.

El trio de Ferrari logró construir una ventaja decisiva gracias a una mejor interpretación de las fases de neutralización a lo largo de la prueba, y gracias a la excelente gestión de los neumáticos, en una carrera que comenzó con la dificultad del asfalto mojado por la lluvia.

En cambio, una vez más la mala suerte se cebó con segundo coche de AF Corse, el pilotado por Miguel Molina, Daniel Serra y Sam Bird. El Ferrari #52 luchó desde el principio por las primeras posiciones, luchando con los Porsche en las primeras vueltas de la carrera, precisamente cuando las cosas estaban más dificiles por culpa de la lluvía, y liderando la prueba durante varias fases hasta que fue superado por el coche compañero de equipo #51, que disponía de mayor ritmo, liderando ambos en formación hasta entrada la noche.

Pero hacia las seis de la mañana, el Ferrari #52 se vería obligado a entrar en boxes debido a un problema con la suspensión delantera izquierda, durante el turno de Miguel Molina después de 14 horas de carrera. Este problema les empezó a retrasar respecto a sus rivales, pero el Ferrari seguía en la lucha con la intención de recuperar posiciones, pero un pinchazo en Tertre Rouge durante el turno de Sam Bird cuando se cumplian un poco más de las 10:30 de la mañana, obligó al Ferrari a volver lentamente a boxes, con el neumático deshilachado destrozando con su rodar parte del frontal derecho del Ferrari.

Un rápido y excelente trabajo de reparación de los mecánicos, pudieron devolver el coche a pista, pero ya con 11 vueltas de desventaja que les situaba en la 5ª posición. Llegados a ese punto, el único objetivo sería llegar hasta la bandera a cuadros, que les permitiría sumar unos puntos muy importantes para el campeonato, en una carrera como Le Mans que ofrece doble puntuación con respecto al resto de las pruebas de la temporada.

Gracias a esto, Alessandro Pier Guidi y Calado con su victoria, ascienden hasta la primera posición de la tabla con 124 puntos, 12 más que Estre y Jani (Porsche), mientras que Daniel Serra y Miguel Molina suman 57. Para AF Corse es la cuarta victoria de las 24h de Le Mans en LMGTE Pro, después de las logradas en 2012, 2014 y 2019, mientras que para Maranello, es la victoria número 38 en las 24 Horas de Le Mans, contando las 29 victorias de clase y 9 absolutas. Para el Ferrari 488 GTE, es la tercera victoria en la clásica francesa.


En cambio para AF Corse, la victoria de esta edición representa la primera lograda en la clase LMGTE Am, gracias a Nicklas Nielsen, François Perrodo y Alessio Rovera, al volante del Ferrari 488 GTE #83, que ofrecieron un excelente pilotaje repleto de claridad, frialdad y talento, a lo largo de las 24 horas. Esto confirma, como en otras carreras del WEC, que los actuales defensores del título de LMGTE Am, quieren reeditar su corona, ayudados esta temporada por la velocidad de Alessio Rovera, que debutaba en esta carrera.

En el tercer escalón del podio se situó el Ferrari 488 GTE de Iron Lynx #80 de Rino Mastronardi y Matteo Cressoni y el piloto de Ferrari Driver Academy, Callum Ilott. Para el inglés, que también debutaba en esta carrera, ha representado una extraordinaria experiencia en la que pudo demostrar su velocidad, y así ganar confianza que solo la experiencia puede ofrecer.

Excelente cuarta posición para el trio del Ferrari 488 GTE #60, también de Iron Linx, con los expertos Paolo Ruberti y Raffaele Giammaria junto a Claudio Schiavoni que, con este resultado, le ha permitido escalar varias posiciones en la clasificación.

Noveno puesto para el último Ferrari alineado por Iron Lynx, defendiendo los colores del team femenino de Iron Dames con el dorsal #85, con Rahel Frey, Michelle Gatting y Sarah Bovy que, también en esta edición, consiguieron cruzar la meta en la novena posición, no sin sufrir numerosos problemas de todo tipo a lo largo de la prueba, que les retrasarían en su ritmo, que de haber ido todo bien, les hubieran permitido alcanzar, sin problemas, la cuarta posición final de su categoría.

La mala suerte, manifestada en forma de un problema en el eje de transmisión, apartó de la batalla por el podio al segundo Ferrari 488 de AF Corse, el #54 de Giancarlo Fisichella (en su duodécima participación), Thomas Flohr y Francesco Castellacci.

Incluso el Ferrari 488 GTE de Inception Racing de Iribe-Millroy-Barnicoat en diferentes etapas de la carrera estuvo presente durante mucho tiempo en las primeras posiciones, antes de verse obligado a detenerse durante muchas vueltas. Retirada, por accidentes o problemas acusados durante la carrera, los demás Ferrari inscritos, en una edición que quedará grabada sin duda, en la historia del Cavallino Rampante.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Información básicas sobre cookies Utilizamos cookies y tecnologías similares propias y de terceros, de sesión o persistentes, para hacer funcionar de manera segura nuestra página web y personalizar su contenido. Igualmente, utilizamos cookies para medir y obtener datos de la navegación que realizas o para ajustar la publicidad a tus gustos y preferencias. Puedes configurar y aceptar el uso de cookies a continuación. Asimismo, puedes modificar tus opciones de consentimiento en cualquier momento visitando nuestra Política de Cookies y obtener más información haciendo clic en el siguiente enlace Política de Cookies.

Aceptar Configuración de cookies