Cerrar navegación

La cesta está vacía

Cerrar navegación

GP de Países Bajos de F1 - Carrera - Ferrari Club España

Pirelli

Club de propietarios Ferrari de España

GP de Países Bajos de F1 - Carrera

GP de Países Bajos de Fórmula 1 - Carrera

Ferrari cumple su objetivo de superar a McLaren en Constructores


Fede García - Oficina de Prensa (FCE) - Fotos: F1.com / Ferrari
© 2021 Ferrari Club España


Circuito: Zandvoort (Zandvoort) – 4,259km

Carrera: Ferrari SF21

(Tiempo del vencedor, Max Verstappen: 1h30’05’’395)

Charles Leclerc: 5º –   +1 vuelta – 71 vueltas
Carlos Sainz: 7º -   +1 vuelta – 71 vueltas

Meteo: Temperatura aire 22ºC
Temperatura asfalto 35ºC – Sol

Vuelta rápida de la Carrera:
Lewis Hamilton – Mercedes - 1’11''097

Clasificación Mundial de Pilotos:
1.   Max Verstappen   224,5 puntos
2.   Lewis Hamilton   221,5
3.   Valtteri Bottas   123
4.   Lando Norris   114
5.   Sergio Pérez   108
6.   Charles Leclerc   92
7.   Carlos Sainz   89,5

Clasificación Mundial de Constructores:
1.   Mercedes   334,5 puntos
2.   Red Bull   332,5
3.   Ferrari   181,5
4.   McLaren   170
5.   Alpine   90

Resumen de la Carrera:

Max Verstappen se hacía victoria en el GP de los Países Bajos de Fórmula 1, y lo hacía delante de una afición entregada que lo ha apoyado hasta el final. Max tuvo que luchar solo contra los dos Mercedes y sus diferentes estrategias, para lograr su decimoséptima victoria en la Fórmula 1 y volver a arrebatar el liderato del Mundial a Lewis Hamilton.

La carrera no ha sido nada fácil para Verstappen, ya que estaba solo ante los dos Mercedes, cuyo equipo fue improvisando sobre la marcha distintas estrategias para intentar superarle, pero el holandés no estaba dispuesto a dar su brazo a torcer en la carrera de casa y, uno por uno fue desmontando todos los planes que iba desplegando Mercedes.

Con este triunfo, Max vuelve a liderar el Mundial, aunque lo hace con sólo tres puntos de ventaja sobre Hamilton gracias a su segunda posición y la vuelta rápida. Valtteri Bottas, por su parte, tras un intento de rebelión en las vueltas finales, finalizó tercero y escala también a la tercera posición del campeonato, por delante de Lando Norris y Sergio Pérez.

En cuanto al grupo medio, Pierre Gasly fue en esta ocasión el mejor del resto y finalizaba en una más que meritoria cuarta posición, con Charles Leclerc en la quinta plaza. Esto fue posible gracias a la mala clasificación de Sergio Pérez del sábado, cuando le arruinaron su vuelta en la Q1, y que el equipo aprovechó para cambiarle varios elementos de su unidad de potencia y ahorrarse una penalización, al salir en la última posición desde el pit-lane. Al final y después de una gran remontada, Checo terminó en la octava posición, y llevándose el trofeo de mejor piloto del día. Tras Leclerc, finalizaron Fernando Alonso en la sexta posición, Carlos Sainz en la séptima, Checo octavo, Esteban Ocon noveno, cerrando el grupo de los pilotos con derecho a puntos, Lando Norris en la décima posición.

La cara de Max Verstappen antes de comenzar el Gran Premio era todo un poema. El holandés era consciente de toda la gente que estaba apoyándole desde las gradas, por lo que su rictus serio antes de sentarse en su Red Bull evidenciaba no sólo la presión, sino las ganas con las que afrontaba esta salida, clave para recuperar la primera posición en el campeonato y encaminar su séptima victoria del año, la segunda de forma consecutiva si tenemos en cuenta la "no-carrera" celebrada el pasado domingo en el Circuito de Spa-Francorchamps.

La curva de Tarzan, la larga de derechas con la que se inicia una vuelta a Zandvoort no iba a traer quebraderos de cabeza ni colisiones como las vistas en Hungarorring, por lo que iba a tocarle a Max Verstappen mantener esa primera posición frente a su hinchada con una sólida arrancada en la que cubría a la perfección a Lewis Hamilton y con un ritmo que le permitía sacar rápidamente ese más de un segundo de seguridad que buscan todos los pilotos para evitar que el competidor que le persigue pueda accionar el DRS y llevárselo con él hacia delante.

Valtteri Bottas supo mantener el tercer lugar, por delante de Pierre Gasly, Charles Leclerc y Carlos Sainz. Por su parte, Fernando Alonso hizo una gran salida y en la curva 3 adelantó a Esteban Ocon y Antonio Giovinazzi para colocarse séptimo. La pelea duró hasta la curva 7 después de haberse tocado incluso con Ocon y Giovinazzi, milagrosamente sin consecuencias para ninguno de los implicados. Las posiciones se mantenían, pero Fernando Alonso y Esteban Ocon seguían con su duelo con diferentes trazadas hasta que la situación se estabilizó. George Russell se encontraba undécimo, delante de Lance Stroll y Lando Norris.

Al ser un circuito corto y con una velocidad media-alta, las vueltas pasaban volando. Max se marchaba y al llegar a la 11ª vuelta ya eran 17 segundos los que sacaba a Pierre Gasly, cuarto clasificado tras los Mercedes. Sufría mucho más Checo Pérez, que después de partir desde el pit-lane y en un trazado tan complejo como este, iba a tener prácticamente imposible el recuperar plazas a buen ritmo. Tal era la desesperación de Checo, que en uno de sus intentos de adelantamiento a Nikita Mazepin, que cambiaba constantemente de posición en las frenadas, se vio obligado a bloquear los neumáticos para evitar la colisión, creándole un gran plano que le llevaría a parar en boxes muy pronto, algo que también harían Mick Schumacher o Sebastian Vettel, con el germano de Aston Martin teniendo que detenerse al ver que la degradación en las gomas era muy alta para el blando y que podría optarse a cambiar a una estrategia más al contrataque con el duro.

Con la carrera muy estabilizada en posiciones delanteras, lo verdaderamente interesante se centraba en la batalla por la zona media, con los Ferrari destacándose por delante de las plazas en las que se asentaban los Alpine, ambos tras haber superado a Antonio Giovinazzi en un movimiento de Fernando Alonso que venía derivado de un amago de colisión con su compañero de equipo y con George Russell que lo puso en el exterior del banking de la curva 3 y le permitió llegar a ponerse en paralelo del transalpino que posteriormente sería presa fácil de los dos coches azules.

Habría batalla entre los dos compañeros de equipo en Alpine, con Esteban Ocon intentando precisamente adelantar por el interior al bicampeón asturiano en la curva 3, e incluso mandando posteriormente un mensaje por radio en el que decía al equipo que Alonso estaba rodando muy lento y que los Ferrari se estaban yendo. Estaba claro que Fernando no tenía el ritmo de Sainz, pero tal vez esa progresión más comedida le permitió conservar mejor las gomas en un primer stint crucial para el apartado estratégico.

De pronto Hamilton empezó a aumentar su ritmo, y desde el muro de Red Bull se empezaban a plantear la posibilidad de que el británico fuese con una estrategia de dos paradas. A Charles Leclerc le comunicaban vía radio que irían a por el plan B, lo cual también sonaba a dos paradas, aunque al final no sería así. Pero Verstappen no estaba dispuesto a dar facilidades a Hamilton. El piloto neerlandés siguió con su ritmo implacable y lograba aumentar su ventaja hasta los tres segundos y medio cuando encaraba la vigésima vuelta de la carrera. Se acercaba el momento de las paradas en boxes y Max apretaba. Al mismo tiempo, Fernando Alonso dejaba de conservar sus neumáticos y sacaba más de tres segundos a Esteban Ocon.

En la vuelta 21, Lewis Hamilton entraba a cambiar gomas con la intención de hacer un undercut sobre Verstappen y montaba un juego de medios, lo que hacía pensar que iba a dos paradas, pero el pit-stop no fue del todo bueno y en la vuelta siguiente, Max le copiaba la estrategia para defenderse. Valtteri Bottas pasaba a liderar la carrera, pero Verstappen era segundo y venía con neumáticos más frescos. La estrategia de Mercedes era clara, Valtteri Bottas tenía que aguantar el máximo tiempo posible a Verstappen cuando le alcanzase para que Lewis Hamilton pudiese colocarse a la estela del piloto de Red Bull. Simultáneamente, Pierre Gasly hacía su primera parada en la vuelta 25 y ha salido a pista con medios, justo detrás de Fernando Alonso.

Los Ferrari por su parte, se mantenían en pista gracias a la poca degradación y al buen ritmo de los blandos que calzaban, para intentar el overcut sobre Pierre Gasly. Max Verstappen alcanzaba a Valtteri Bottas en la vuelta 29 y se formó un trío que solo duraría una vuelta, cuando Max lo adelantaba en la recta de meta con el DRS, y Valtteri rápidamente se apartaba para dejar vía libre a un Lewis Hamilton que lograba por unos instantes situarse en zona de DRS de Max. En la vuelta 31, Bottas entraba a boxes para realizar su parada.

Una vez estabilizada de nuevo la carrera, Verstappen no tardó en conseguir una ventaja de un segundo y medio sobre Hamilton. Por otro lado, el grupo medio empezaba a pasar por el pit-lane, Carlos Sainz y Esteban Ocon lo hicieron en la vuelta 32, así como Daniel Ricciardo. Fernando Alonso esperó hasta la vuelta 35 y perdió mucho terreno respecto a Ocon, pero tendría gomas más frescas al final de la carrera.

En la vuelta 38, Max Verstappen ya estaba dos segundos y medio por delante de Lewis Hamilton. Fue en ese momento cuando Valtteri Bottas tuvo un susto en la curva 3, cuando se encontró a Sebastian Vettel en la trazada después de un sémi-trompo y casi tienen un accidente. Por otro lado, Gasly se mantenía en la cuarta plaza, pero los Ferrari llegarían al final de la carrera con mejores neumáticos, después de que ambos cambiaron a duros, en una clara estrategia a una sola parada.

Mercedes volvía otra vez al ataque en la vuelta 40. Los de Brackley volvieron a meter a Lewis Hamilton en boxes para intentar de nuevo el undercut sobre Max Verstappen, pero en Red Bull volvieron de nuevo a copiarles la estrategia y Verstappen volvía a pista por delante de Lewis en la vuelta 41. La diferencia fue que Lewis Hamilton colocó un juego de neumáticos medios y Max Verstappen montó los duros, después de comprobar el buen rendimiento que estaban dando a los Ferrari.

A partir de ahí, pese a la diferencia de rendimiento de los neumáticos en las primeras vueltas, Verstappen empezó a tirar y las opciones de Hamilton eran limitadas. El británico, de hecho, lo veía todo cada vez más complicado y preguntaba a su equipo por radio, por qué no habían llevado a cabo una estrategia diferente. En la vuelta 49, Sergio Pérez hacía su segunda parada para poner blandos, y Fernando Alonso heredaba la séptima plaza.

Lewis Hamilton como hace siempre, lo veía todo negro y no paraba de hablar por radio con su equipo, asegurando que no llegaría hasta el final con ese juego de neumáticos, aunque el británico no paraba de recortar la distancia respecto a Max Verstappen. En la vuelta 55 ya estaba a sólo un segundo y medio del holandés. Por detrás, Fernando Alonso y Esteban Ocon veían cómo Lando Norris se acercaba peligrosamente y también Sergio Pérez, que venía volando con blandos tras adelantar por el exterior de la curva 1 a Daniel Ricciardo.

Los neumáticos medios de Hamilton, sin embargo, durarían sólo hasta la vuelta 60. Tras intentar el acoso sobre Max, aseguraba por radio que sus gomas estaban empezando a caer y el ídolo local pronto abría un hueco superior a los cuatro segundos sobre el de Mercedes. Serían 12 vueltas hasta el final y, salvo contratiempo de última hora, Max Verstappen tenía su carrera de casa bien encarrilada.

Por detrás, Carlos Sainz inexplicablemente empeoraba su ritmo, y Alonso vuelta a vuelta lo alcanzaba, mientras Pérez venía lanzado superando a Norris y Ocon, para situarse a la estela del asturiano. Sorprendentemente, a Leclerc le pasaba lo mismo en su Ferrari, y de estar a punto de alcanzar a Gasly, se veía vigilando que por atrás no fuese alcanzado. Y del mismo modo que los Ferrari empeoraban su ritmo, volvían a mejorarlo en las vueltas finales, permitiendo a Leclerc acercarse a Gasly y a Sainz defenderse mejor de Alonso.

Al final Max Verstappen cruzaba la línea de meta cómodamente en la primera posición, para sumar su decimoséptimo triunfo en la Fórmula 1 y volver a liderar el Mundial. Quizás la sorpresa la daría Valtteri Bottas al intentar rebelarse ante Mercedes para lograr la vuelta rápida con unos blandos recién puestos en la vuelta 68, pero Lewis Hamilton lo lograría en la última vuelta tras haber parado en la penúltima.

Así las cosas, con las tres primeras posiciones otorgadas, la emoción estaba por detrás. No en la cuarta o quinta posición, que fueron para Pierre Gasly y Charles Leclerc, respectivamente, tras dos buenas actuaciones, sino en la pelea por la sexta posición. Sainz perdió ritmo al final y Alonso adelantaba al madrileño en la última vuelta para ser sexto. Sergio Pérez, por su parte, finalizaría octavo a la estela de Sainz y Alonso.

Con el quinto puesto de Charles Leclerc, el monegasco se coloca sexto en la clasificación general de pilotos con 92 puntos, 2,5 más que Carlos Sainz, que es séptimo, mientras que Ferrari toma algo de ventaja sobre McLaren en el campeonato de constructores, siendo tercero con 181,5 puntos, 11,5 más que los británicos, cumpliendo al final el objetivo que se propuso al llegar a Zandvoort.


Problemas de neumáticos para Sainz…

Carlos Sainz partía sexto en parrilla y esperaba poder luchar por el cuarto lugar con Pierre Gasly y Charles Leclerc, pero finalmente ha tenido que conformarse con un séptimo puesto que tras el ritmo mostrado en carrera, puede darse por satisfecho. Ha sido una carrera muy rara, desde la segunda o tercera vuelta he visto que no tenía ritmo, que estaba deslizando mucho más que en los libres, mucho más que en la qualy, que el coche no iba como el resto del fin de semana, desvelaba Carlos Sainz tras la carrera.

Al parecer, Sainz no ha podido seguir el ritmo de su compañero de equipo a pesar de forzar todo lo posible, lo que al final le ha pasado factura, pues Fernando Alonso ha terminado adelantándole. Ha sido muy raro, poco a poco me he ido yendo hacia atrás, he desgastado mucho el neumático para intentar aguantar el ritmo de los de delante y al final he pagado las dos cosas, un ritmo malo y el desgaste, explicaba el madrileño.

Al menos Sainz ha podido contener los ataques finales de Sergio Pérez, que llegaba desde atrás con neumáticos blandos, pero no ha podido imponer la mayor velocidad de su Red Bull en la última vuelta. Ha pasado de ser una carrera que esperaba que fuese al ataque, para intentar alcanzar a Pierre Gasly y a Charles Leclerc, a pasar toda la carrera mirando los espejos para que no me adelantasen, porque no iba nada…, concluía el madrileño.

 

Información básicas sobre cookies Utilizamos cookies y tecnologías similares propias y de terceros, de sesión o persistentes, para hacer funcionar de manera segura nuestra página web y personalizar su contenido. Igualmente, utilizamos cookies para medir y obtener datos de la navegación que realizas o para ajustar la publicidad a tus gustos y preferencias. Puedes configurar y aceptar el uso de cookies a continuación. Asimismo, puedes modificar tus opciones de consentimiento en cualquier momento visitando nuestra Política de Cookies y obtener más información haciendo clic en el siguiente enlace Política de Cookies.

Aceptar Configuración de cookies