Cerrar navegación

La cesta está vacía

Cerrar navegación

GP de Turquía de F1 - Carrera - Ferrari Club España

Pirelli

Club de propietarios Ferrari de España

GP de Turquía de F1 - Carrera

GP de Turquía de Fórmula 1 - Carrera

Leclerc 4º y Sainz 8º, y con el ritmo de los mejores…


Fede García - Oficina de Prensa (FCE) - Fotos: Ferrari / F1.com
© 2021 Ferrari Club España


Circuito: Istambul Park (Estambul) – 5,338 km

Carrera: Ferrari SF21

(Tiempo del vencedor, Valtteri Bottas: 1h31’04’’103)

Charles Leclerc: 4º –   +37’’814 – 58 vueltas
Carlos Sainz: 8º -   +51’’526 – 58 vueltas

Meteo: Temperatura aire 15,6ºC
Temperatura asfalto 18,1ºC – Nublado con pista mojada

Vuelta rápida de la Carrera:
Valtteri Bottas – Mercedes - 1’30''432

Clasificación Mundial de Pilotos:
1.   Max Verstappen   262,5 puntos
2.   Lewis Hamilton   256,5
3.   Valtteri Bottas   177
4.   Lando Norris   145
5.   Sergio Pérez   135
6.   Carlos Sainz   116,5
7.   Charles Leclerc   116

Clasificación Mundial de Constructores:
1.   Mercedes   433,5 puntos
2.   Red Bull   397,5
3.   McLaren   240
4.   Ferrari   232,5
5.   Alpine   104

Resumen de la Carrera:

Valtteri Bottas lograba la victoria en el Gran Premio de Turquía, en una carrera en la que los segundos pilotos de equipo fueron los protagonistas. Bottas dominó sobre el húmedo asfalto del Istambul Park hasta ver la bandera a cuadros en primer lugar. Por detrás, Max Verstappen y Sergio Pérez completaron el podio, seguidos de Charles Leclerc, que supo mantener el ritmo de los más rápidos y que en las vueltas finales como líder, estuvo barajando con su equipo la posibilidad de seguir hasta el final con los intermedios de salida. Carlos Sainz por su parte, fue protagonista de una remontada de 11 posiciones, que le llevó a cruzar la meta en la octava posición, además de ser elegido por los aficionados, como el “Piloto del Día”.

Minutos antes de la carrera, el asfalto estaba empapado y la niebla cubría el Istambul Park. La lluvia había cesado horas antes, aunque las frías condiciones meteorológicas mantenían el agua sobre la superficie del trazado, escenario ideal para las gomas intermedias. El semáforo apagó sus luces y todos los pilotos se encaminaron hacia la primera curva manteniendo sus posiciones de parrilla. En ese punto llegó un incidente entre Gasly y Alonso. El francés se quedaba sin espacio y tocaba al piloto de Alpine, enviando a Alonso fuera de la pista, en un incidente típico de carrera, pero los comisarios decidieron sancionar con 5 segundos a Gasly, al igual que a Alonso, en un lance similar que tendría poco después con Mick Schumacher.

Mientras tanto, Lewis Hamilton batallaba con buena parte del grupo medio para remontar alguna posición, pero sin tomar muchos riesgos. Al final superaba a Sebastian Vettel y pronto se fue a por la octava posición de un agresivo Yuki Tsunoda. También Sergio Pérez se mostró muy efectivo para situarse en la cuarta posición.

Bottas y Verstappen impusieron un ritmo muy alto desde el inicio. El finlandés rodaba en tiempos de 1'34'' medios, mientras el holandés aguantaba el tipo, a sólo un segundo y medio después de cinco vueltas. Leclerc ya estaba a cuatro segundos del líder y Pérez a seis segundos. Pierre Gasly aguantaba en la quinta plaza, con Lando Norris y Lance Stroll detrás. Tsunoda, por su parte, mantenía detrás a Hamilton, y Alonso, perdía la posición con Sainz y Ricciardo.

En ese momento, Carlos Sainz comenzó su remontada, adelantando primero a George Russell y después se deshizo de los dos Alfa Romeo en sólo dos vueltas para colocarse en la undécima plaza. En la novena vuelta superaba a Ocon y ya estaba décimo. Al mismo tiempo, Hamilton adelantaba a Tsunoda y a Stroll con dos bonitas maniobras y se colocaba séptimo.

En la décima vuelta Valtteri Bottas seguía a buen ritmo, pero Max Verstappen estaba a dos segundos. Charles Leclerc ya estaba a casi cinco y Sergio Pérez a ocho segundos. En ese momento, dirección de carrera confirmaba cinco segundos de sanción para Gasly y también para Alonso por su golpe con Schumacher. Mientras tanto, Hamilton venía como un avión y se merendó a Norris en un instante.

Fue a partir de esa décima vuelta cuando Valtteri Bottas incrementaba aún más el ritmo y empezaba a rodar en 1'33'' altos, en cambio Verstappen no conseguía seguir su estela, de modo que caía a cuatro segundos. Leclerc seguía cerca de Max, pero Pérez ya estaba a once segundos del líder. Por otro lado, Hamilton iba en su propio mundo, rodando como un misil y sin oposición de Pierre Gasly se situaba quinto, en la decimoquinta vuelta.

Verstappen, sin embargo, respondería a partir de esa decimoquinta vuelta y pronto volvía a reducir la distancia respecto a Valtteri Bottas hasta los tres segundos. Charles Leclerc estaba a unos tres segundos de Max y Sergio Pérez empezaba a ver cómo se acercaba Lewis Hamilton. Simultáneamente, Carlos Sainz adelantaba a Vettel y a Tsunoda para situarse noveno.

En la vuelta 22, Daniel Ricciardo decidió hacer algo diferente al resto y entraba para montar un juego nuevo de neumáticos intermedios. La pista seguía mojada, pero poco a poco se empezaba a ver algo de carril seco en algunas secciones. Casi al mismo tiempo, Yuki Tsunoda hacía un trompo en la curva 9 y caía a la decimotercera posición, intercalado entre Antonio Giovinazzi y Kimi Raikkonen.

Los líderes empezaron a doblar coches en la vuelta 25. Eran los Haas… y facilitaron que Verstappen se acercase a algo más de dos segundos de Bottas, mientras Leclerc reducía también algo de distancia sobre Max, llegandose a situar a menos de dos segundos, aunque después volvería a perder algo de tiempo, Unas vueltas después los alcanzaría Hamilton, que tuvo un susto cuando quería doblar a Nikita Mazepin, por culpa de una de las típicas maniobras sucias del ruso.

Superando el ecuador de la carrera, y con todos los pilotos sufriendo ya con sus neumáticos, Bottas volvería a incrementar el ritmo rodando en tiempos de 1'33'' altos y 1'34'' bajos, lo cual hizo que Verstappen cayese de nuevo a cuatro segundos e incluso Leclerc se acercaba. En la vuelta 32, Hamilton ya estaba pegado a Pérez. La pista seguía sin terminar de secarse e incluso algunos pilotos reportaban por radio que llovía en algunas curvas. Lewis Hamilton ya estaba en plena batalla con Sergio Pérez y el mexicano nos regaló una espectacular defensa de posición ante el británico en la vuelta 35, de aquellas que pasarán a la historia.

Sebastian Vettel pasaba por boxes y montaba un juego de gomas de seco, en busca de probar a ver como estaba la pista. Lo que nos pareció extraño es que montase medios en vez de blandos, en unas condiciones tan complicadas. Y como era de esperar, nada más salir se salía de pista en el primer sector, para salirse de nuevo en el segundo, mientras las pasaba canutas en plena recta, no pudiendo acelerar por miedo a que se le cruzara el coche, decidiendo volver a entrar para volver a los intermedios, con cruzada incluida en la calle de entrada a boxes. Esta situación clarificó las estrategias del resto de equipos, que decidían parar de nuevo para seguir con los intermedios.

Lando Norris fue de los primeros en parar para colocar un juego nuevo de neumáticos intermedios en su monoplaza, y Red Bull hacía lo mismo, después de ver claro que la pista no se secaría hasta el final de la carrera, de modo que decidieron parar a Max Verstappen en la vuelta 37. El holandés volvió a pista justo delante de Pérez y Hamilton.

Una vuelta después, Valtteri Bottas y Sergio Pérez calcaron la estrategia, y el finlandés salía cuatro segundos por delante de Max y el mexicano lo hacía entre Gasly y Stroll. También Carlos Sainz paraba, pero su pit-stop fue de 8,1 segundos, haciéndole perder dos posiciones.

Charles Leclerc siguió en pista para heredar el liderato de la carrera. Faltaban 20 vueltas para el final y la emoción estaba en todas partes. Leclerc lideraba, pero Bottas y Verstappen venían más rápido, mientras Hamilton estaba cuarto sin haber parado y Pérez quinto. A Hamilton le avisaron por radio que parase, pero el inglés se negó prefiriendo mantenerse en pista porque ésta se estaba secando.

Entrábamos en las 15 últimas vueltas y Leclerc, que sufría mucho con sus neumáticos, consultaba con el equipo las opciones que tenía si se mantenía en pista o si paraba para cambiar sus compuestos. Bottas llegaba rápido y se situaba a menos de tres segundos, mientras Verstappen y Hamilton tampoco estaban muy lejos. Por detrás, Sergio Pérez no era capaz de recortar la ventaja respecto a Lewis.

Valtteri Bottas, que venía volando con su Mercedes, superaba a Charles Leclerc en la vuelta 47 por el interior de la primera curva. El finlandés volvía a liderar la carrera a falta de once vueltas para el final y el monegasco decidió entonces pasar por el Pit-Lane para poner intermedios frescos y salir justo delante de Sergio Pérez, en la cuarta plaza. Verstappen regresaba de nuevo a la segunda posición y Lewis Hamilton estaba a cinco segundos del piloto de Red Bull.

Pero la carrera daría un vuelco en la vuelta 51. Mercedes, seguramente con el temor a un reventón de neumáticos, decidió que Hamilton parase a montar un juego nuevo de neumáticos intermedios, volviendo a pista detrás de Leclerc y Pérez. Justo una vuelta después, el mexicano se deshizo del monegasco para situarse tercero y Hamilton trataba de hacer lo mismo, pero entonces apareció el temido graining, que obligaba a Lewis a bajar su ritmo para recuperar sus gomas.

Las últimas vueltas serían casi como un paseo para un Valtteri Bottas que completó una de sus mejores actuaciones y lograba su décima victoria en la Fórmula 1. Max Verstappen y Sergio Pérez podían estar contentos con este podio, porque en ningún momento tuvieron opciones de victoria, minimizando daños con un resultado excelente de cara al campeonato. Por detrás, Charles Leclerc finalizó cuarto, por delante de Lewis Hamilton que lograría aguantar a Gasly y Norris para sellar una quinta plaza que le hacía caer al segundo puesto del Mundial.

Pero quizás la actuación más destacable sería la de un Carlos Sainz, que remontó desde la penúltima posición hasta la octava. El madrileño supo gestionar bien una carrera que le permitió sumar unos puntos valiosos para Ferrari en su pelea con McLaren. Por otro lado, Lance Stroll y Esteban Ocon finalizaron noveno y décimo, con el piloto de Alpine aguantando de principio a fin con un solo juego de intermedios, para lograr un punto para el equipo.


Sainz, Piloto del Día…

Nombrado Piloto del Día por primera vez en las 7 temporadas que lleva en Fórmula 1, un galardón simbólico que otorgan los aficionados a la categoría reina del automovilismo, Carlos Sainz disfrutó culminando un adelantamiento detrás de otro en la curva 12. Por fin, no? Nunca me lo habían dado. Ya les vale..., bromeó Carlos al finalizar la carrera. No obstante, su primer y único paso por boxes ensombreció parcialmente la remontada que inició desde la vuelta inicial al salir desde la decimonovena posición. 8 segundos de parada por culpa del tráfico en el pitlane que le lastraron en los últimos compases.

No es un día para lamentarse. Hay tantas cosas positivas de la carrera de hoy que el pitstop lento, que nos ha costado probablemente luchar por esa 5º-6º posición... no merece la pena lamentarse ni hacer ninguna crítica, simplemente ha sido una carrera al ataque desde el principio, adelantando a todos en pista. No nos han regalado ningún adelantamiento, ha habido que lucharlos todos, ha habido que arriesgar hoy, tener ritmo cuando había que tenerlo. Sobre todo al final, en las últimas 10 vueltas, creo que era de los coches más rápidos en pista, sino el que más. Por eso cuando he visto a Lando, Gasly y Charles, todos ahí cerca, me he acordado de esos segundos extra del pitstop que ha sido una pena, continuó.

Cambiar sus neumáticos intermedios, prácticamente slicks tras 36 vueltas sobre un asfalto que nunca llegó a secarse, posibilitó que llegase incluso a marcar la vuelta rápida, un premio que terminó por robarle Valtteri Bottas. Ya sería demasiado. Mercedes aquí es el coche... conseguir la vuelta rápida hubiese sido perfecto. Íbamos muy rápido, pero no tan rápido como Bottas.

De todos sus adelantamientos, el que realizó sobre Sebastian Vettel fue el más controvertido, puesto que, después de ganarle la posición al tetracampeón alemán de Aston Martin, no pudo evitar tocar levemente la parte delantera del monoplaza verde. Ya le he pedido perdón, estaba ahí diciendo no me llego a quitar y te me llevas puesto, y es un poco verdad. Es que los motores Mercedes o te tiras desde lejos o no los pasas. Van tan rápido en la recta que... les pasas tirándote en la frenada. Estaba mojada por todos lados, entonces me he podido tirar. El problema ha sido cuando me he quedado estancado detrás de Ocon. Sólo había una línea seca, no me podía tirar con el intermedio al interior.

Carlos ha conseguido minimizar daños después de cambiar la unidad de potencia y montar la actualización del sistema híbrido. Ahora, Sainz celebra que tengan este nuevo motor disponible para las seis carreras que quedan por delante, pues eso les permitirá mantener la tendencia positiva. Hemos hecho bien en cambiar el motor aquí. De aquí a final de año con motor fresco, motor nuevecito, y a por el final de temporada que ya llevamos estas dos últimas carreras muy buenas y hay que seguir así…", concluía el madrileño.

 

Información básicas sobre cookies Utilizamos cookies y tecnologías similares propias y de terceros, de sesión o persistentes, para hacer funcionar de manera segura nuestra página web y personalizar su contenido. Igualmente, utilizamos cookies para medir y obtener datos de la navegación que realizas o para ajustar la publicidad a tus gustos y preferencias. Puedes configurar y aceptar el uso de cookies a continuación. Asimismo, puedes modificar tus opciones de consentimiento en cualquier momento visitando nuestra Política de Cookies y obtener más información haciendo clic en el siguiente enlace Política de Cookies.

Aceptar Configuración de cookies