Cerrar navegación

La cesta está vacía

Cerrar navegación

3ª Jornada de Test de Pretemporada de F1 en Barcelona - Ferrari Club España

Pirelli

Club de propietarios Ferrari de España

3ª Jornada de Test de Pretemporada de F1 en Barcelona

3ª Jornada de Test de Pretemporada de F1 en Barcelona

Ferrari completa 400 giros al trazado, con una gran fiabilidad


Fede García - Redacción de Noticias (FCE) - Fotos: Ferrari / Sutton Images
© 2022 Ferrari Club España


Circuito: Circuit de Barcelona-Catalunya – 4,675 km

3ª Jornada de Test de Pretemporada de F1 2022 - Ferrari F1-75

Meteo Sesión matinal: Temperatura aire 10ºC
Temperatura asfalto 12ºC – Nublado

Meteo Sesión vespertina: Temperatura aire 15ºC
Temperatura asfalto 20ºC – Nublado / Pista mojada artificialmente

 

 

Resumen de la Jornada:

Después de dos jornadas relativamente discretas en cuanto al rendimiento exhibido, Mercedes ha sacado algo de músculo en la mañana del tercer y último día de test en el Circuit de Barcelona-Catalunya. El británico George Russell ha terminado al frente de una agitada sesión matutina dominada por las banderas rojas y, en términos informativos, por la aparatosa avería sufrida por Fernando Alonso en la primera hora de acción en pista.

Con el neumático más blando de la gama de Pirelli, el C5, Russell se lanzó en la última hora de la mañana para registrar un 1’19’’233, tres décimas más rápido que el crono de Lando Norris en la primera jornada. El suyo fue también el coche que más kilómetros completó en la nublada mañana catalana, con más de 60 giros en su haber.

A algo más de medio segundo terminó Max Verstappen, pero su Red Bull calzaba neumáticos C3 en el momento de realizar su tiempo, con lo que en teoría sería un crono algo más veloz que el de Russell.

Hasta en cinco ocasiones hubo que interrumpir la sesión por incidentes en pista, siendo el más destacado la rotura de motor del Alpine de Fernando Alonso cuando solo habían transcurrido 47 minutos de una sesión que lideraba.

Según la información suministrada por Alpine, la parte trasera de su monoplaza se incendió debido a un problema de sellado que causó que el sistema hidráulico fallase. El tiempo que había marcado hasta entonces en la mejor de sus 12 vueltas era un 1’21’’242, suficiente para acabar séptimo la mañana tras el McLaren de Lando Norris.

Las otras cuatro banderas rojas se desplegaron durante la hora y media final, empezando por el primer accidente de 2022 sufrido por Pierre Gasly a las 11:38 de la mañana en la curva 5, sin consecuencias para el piloto de AlphaTauri.

Las dos siguientes tuvieron como protagonista a Guanyu Zhou, que a las 12:05 de la mañana se fue por la gravilla de la curva 10 de la que no pudo salir, y que 38 minutos después se quedó tirado en el último sector de Montmeló. Para rematar la faena, el Aston Martin de Sebastian Vettel también sufrió una humeante rotura que causó la última interrupción a solo seis minutos del final.

Aún así, ninguno de los coches mencionados fueron los que menos vueltas completaron, ya que Nikita Mazepin solo dio 9 vueltas en un Haas completamente blanco, en el que se había eliminado la publicidad de Uralkali.

De este modo, cualquier referencia rusa ha desaparecido de los coches, camiones, motorhomes, hospitalities... y entramos en la gran incógnita sobre lo que va a ocurrir en los próximos días y semanas. Aunque la lógica dicta que el equipo Haas debe seguir adelante y por lo menos estar en los test de Bahrain y el inicio de mundial, no hay nada garantizado en ningún caso.

Por su parte, Nicholas Latifi cogió el testigo de Alexander Albon a mitad de sesión y solo salió a dar cinco vueltas en el Williams, las suficientes para ponerse quinto detrás de Sebastian Vettel, que bajó dos veces de 1’20 con el neumático C4, y de Charles Leclerc, en la primera sesión de la semana que el monegasco no ha liderado con su Ferrari, concentrado en intentar mejorar los reglajes del F1-75 con vistas a ir solucionando sus problemas de rebote (porpoising). Al final Leclerc completaría un total de 44 vueltas para finalizar cuarto con un mejor crono de 1’19’’831.

 

 

Por la tarde, todos los equipos cambiaron de pilotos para una sesión en la que Pirelli aprovechó para hacer pruebas con los neumáticos de mojado. Para ello, la pista de Montmeló fue mojada artificialmente con tres camiones trailer equipados con grandes cubas de agua, lo que permitió a los equipos probar los compuestos Cinturato Pirelli de ”Full Wet” e Intermedios.

Aunque Pirelli optó por mojar la pista a conciencia para probar sus neumáticos de mojado, no fue suficiente para las gomas extremas, y en apenas 10 minutos los intermedios ya eran la elección general.

En media hora se empezó a bajar de 1’40, y tras solo hora y media había suficiente carril seco para montar neumáticos convencionales. Entre medias, se pudo observar las nubes de spray que dejan los coches de 2022 en mojado, algo más altas de lo habitual en los últimos años, y los equipos aprovecharon para limar los intermedios en pista hasta el límite.

En ese tramo, el mejor tiempo había sido un 1’30’’952 de Carlos Sainz, pero el madrileño no desplegó tanto rendimiento en condiciones de seco, terminando séptimo absoluto con un 1’20’’072, a dos décimas de Leclerc.

El piloto de Ferrari, con 91 vueltas en su haber, se centró principalmente en hacer tandas largas con los neumáticos C2 y C3. Ferrari se convertía en el primer equipo capaz de superar las 400 vueltas al trazado barcelonés.

A medida que avanzaba la sesión, la pista mejoraba considerablemente y no tardarían en aparecer los neumáticos de seco. Antes del ecuador, la pista ya estaba completamente seca y Carlos Sainz pronto marcaba un buen tiempo de 1'22''311 con el C4.

Antes de la última hora de la sesión empezarían a llegar los 1'21'' por parte de Carlos Sainz y Sergio Pérez, pero aún faltaba la última “happy hour”, en la que los equipos suelen mostrar algo más. Al mismo tiempo, Aston Martin confirmaba que el AMR22 no volvería a rodar esta tarde y se convertía en el tercer equipo, junto a Haas y Alpine, que decía adiós prematuramente a estos test.

En la última media hora, Sergio Pérez aumentó el ritmo de su Red Bull y, con neumático C4, se colocaba segundo con un tiempo de 1'19''556. Lewis Hamilton y Carlos Sainz también mejoraban sus registros, pero se quedaban en tiempos de 1'20''.

Sin embargo, aún faltaban los últimos coletazos de estos test y Hamilton esta vez quiso ser protagonista. El británico montó un juego de neumáticos C4 y se colocaba primero con un tiempo de 1'19''138, superando el tiempo que Russell había hecho por la mañana con el C5.

Al final, y aunque varios pilotos salieron a pista en los últimos minutos, nadie conseguiría mejorar los tiempos de los Mercedes, de modo que terminarían estos test con un doblete.

Por detrás, los Red Bull se quedaron cerca y los Ferrari volvieron a corroborar su buena forma con otra jornada sin problemas y casi solucionando del todo los problemas de rebote de su monoplaza, pareciendo encontrar la panacea para solventar este problema.


Un nuevo estilo de conducción:

Carlos Sainz señala que el motivo por el que esta pretemporada estamos viendo menos trompos es que ahora los coches son más sensibles y reactivos a las correcciones que se hacen desde el volante. Sainz explica que: "Antes era más fácil perder el control porque los coches estaban diseñados para ir prácticamente en línea recta. Ahora el alerón delantero es menos importante y la reaparición del efecto suelo ha resultado en monoplazas más polivalentes”.

Yo en lo que más lo noto es en el estilo de conducción. Este año podemos ir deslizando un poco más, por lo que he podido notar. El año pasado era un golpe de volante y hacías la curva, y en éste parece que podemos jugar un poco más con el coche. Los coches del año pasado iban muy bien y tenían mucha carga aerodinámica, pero a la que se nos iba perdíamos el coche completamente, porque generaban la carga de una forma muy exacta. A la que intentabas deslizarlo, te faltaba".

"En cambio los de ahora sí parece que nos permiten jugar un poco más con el coche en general tanto en la entrada como en la salida de la curva, y es a lo que me estoy intentando adaptar, porque es muy divertido".

Sainz explica que esta nueva forma de conducir quizá no se apreciará desde la televisión, pero que los pilotos ciertamente la notarán. "No vais a ver una on-board y ver un estilo de karting. Prácticamente no lo vais ni a percibir, pero para nosotros que vamos dentro del coche sí que es ese puntito de feeling que me da esa sensación. Los coches no generan un pico de carga aerodinámica en el que tengas que estar y si te sales de él pierdes el coche. Es una carga distinta a la del año pasado. Yo aún me tengo que adaptar, pero creo que se deja llevar un poco más, jugar con ella un poco más en los ángulos cuando entras en la curva, en la forma que deslizas, derivas… Es diferente. Todos los minisustos que das de golpe de volante hasta ahora los he podido salvar y no me he ido a la gravilla".

Y este tipo de conducción más personal se complementa con los nuevos compuestos. "Parece que los neumáticos te permiten empujar un poco más y deslizar un poco más sin pagar un peaje luego más adelante en el stint. También podemos ver que la diferencia entre compuestos es mucho más grande. Entre el C1, el C2 y el C3 hay mucha diferencia de tiempo por vuelta entre uno y otro. Eso también es una diferencia. No sé si será así en todos los circuitos, pero desde luego en éste se ha notado mucho".

 

Información básicas sobre cookies Utilizamos cookies y tecnologías similares propias y de terceros, de sesión o persistentes, para hacer funcionar de manera segura nuestra página web y personalizar su contenido. Igualmente, utilizamos cookies para medir y obtener datos de la navegación que realizas o para ajustar la publicidad a tus gustos y preferencias. Puedes configurar y aceptar el uso de cookies a continuación. Asimismo, puedes modificar tus opciones de consentimiento en cualquier momento visitando nuestra Política de Cookies y obtener más información haciendo clic en el siguiente enlace Política de Cookies.

Aceptar Configuración de cookies