Cerrar navegación

La cesta está vacía

Cerrar navegación

GP de Gran Bretaña de F1 – Previo - Ferrari Club España

Pirelli

Club de propietarios Ferrari de España

GP de Gran Bretaña de F1 – Previo

GP de Gran Bretaña de Fórmula 1 – Previo

Ferrari llega a Silverstone, con el único objetivo de lograr la victoria


Fede García - Redacción de Noticias (FCE) - Fotos: F1.com / Pirelli / Ferrari
© 2022 Ferrari Club España


El Campeonato del Mundo de Fórmula 1 se está acercando al ecuador del campeonato y este mismo fin de semana, el primero de julio, celebrará el décimo Gran Premio de la temporada en Silverstone. De hecho, este mes que está a punto de comenzar verá cómo la categoría disputa cuatro eventos en cinco semanas, por lo que a buen seguro todas las carreras serán decisivas para el devenir de la Scuderia.

Y es que ha llegado el momento de comprobar si Ferrari y Charles Leclerc tienen la capacidad para reaccionar y seguir plantando cara a Max Verstappen y Red Bull en el campeonato, ya que la racha de siete victorias consecutivas del equipo anglo-austriaco (seis de ellas del neerlandés) los ha colocado en una posición muy ventajosa.

Si Leclerc y Ferrari quieren tener opciones de título en el futuro, deben comenzar a recortar la notable ventaja de 49 puntos que amasa actualmente el neerlandés, así como la de 76 puntos que disfruta Red Bull en el Mundial de constructores, una tarea difícil, pero no imposible, si tenemos en cuenta que pronto la fiabilidad empezará a causar mella en algunas mecánicas que ya empiezan a sufrir el desgaste de su empleo a máximas velocidades.

La llegada de la Fórmula 1 a Silverstone significará también la llegada de nuevas evoluciones a algunos de los equipos, siendo HAAS una de las formaciones que más ha retrasado la llegada de mejoras en su monoplaza, mientras que otras escuderías como Alpine o Ferrari, también apuntan al estreno de algunas novedades en varias áreas clave.

El de Gran Bretaña además de ser el décimo Gran Premio de la temporada, será el 57º de la historia del circuito de Silverstone en la Fórmula 1. El histórico trazado británico es uno de los pioneros del Campeonato del Mundo, ya que estuvo presente en el calendario de 1950. Desde entonces, ha compartido el Gran Premio de Gran Bretaña con otros dos circuitos, como el de Brands Hatch en 12 ocasiones y Aintree en cinco.


Horarios:

Con el regreso de la competición a Europa, los horarios volverán a ser los típicos a los que estamos acostumbrados, así la actividad en pista comenzará este viernes a las 14:00h CET con la primera sesión de Entrenamientos Libres, mientras que la segunda dará comienzo a las 17:00h CET. El sábado a las 13:00h CET veremos la tercera sesión de Libres, y la Clasificación que definirá el orden de la parrilla de salida para la carrera, se disputará a las 16:00h CET, exactamente la misma hora en la que se celebrará la Carrera el domingo (16:00h CET).


El Circuito:

Como muchos otros circuitos de Inglaterra, Silverstone comenzó siendo un aeródromo. Cuando terminó la Segunda Guerra Mundial en 1945, los otros dos circuitos ingleses, Donington Park y Brooklands, quedaron en muy mal estado, por lo que el antiguo aeródromo de Silverstone se convirtió en la sede del Gran Premio de Gran Bretaña en 1948. Rápido y desafiante, en 1949 tomó la forma que sigue siendo la base del actual trazado, y en él se disputó la primera carrera de la historia de la Fórmula 1 en 1950, un Gran Premio que ganó Giuseppe Farina con un Alfa Romeo.

A partir de 1955, el Gran Premio de Gran Bretaña se disputó entre los circuitos de Aintree y Silverstone, para pasar en 1963 a hacerlo entre Silverstone y Brands Hatch. El circuito ha sido objeto de varias remodelaciones a lo largo de su historia, y en 1987 pasó a ser el único circuito en el que se ha celebrado el Gran Premio hasta ahora, después de que se añadiera una nueva curva antes de Woodcote para reducir las extraordinarias velocidades que se alcanzaban, y que en 1992 se creara un nuevo complejo de curvas entre Farm y Woodcote. A partir del 2010 el Gran Premio de Gran Bretaña iba a ser acogido por el circuito de Donington Park, pero debido a problemas económicos de los organizadores, el GP se ha ido celebrando ya de forma ininterrumpida en Silverstone.

Así, en 2010 el circuito estrenaba una nueva configuración destinada a mejorar el deleite de los espectadores y hacer de Silverstone un reto aún mayor para los pilotos. Y es que el nuevo complejo de curvas denominado ”Arena”, que comienza en la remodelada Abbey (curva 1) para volver al antiguo trazado en Brooklands (curva 6), hizo que al contrario de lo que se esperaba, el circuito fuese más rápido aún que antes. En 2011 se completó el proyecto de renovación del circuito con el cambio de posición de la recta de meta, ahora entre la curva Club (18) y Abbey (1), y la construcción de un nuevo paddock y un nuevo edificio de boxes.

Con una gran cantidad de curvas rápidas que exigen una elevada carga aerodinámica, el circuito pone los pelos de punta, sobre todo cuando los pilotos se lanzan en séptima velocidad a la curva 9, Copse, para llegar a 300km/h a Becketts, una secuencia de curvas muy fluida en la que los pilotos casi (o sin casi) no tocan los frenos y en la que la alta velocidad genera un apoyo en el coche que hace que los pilotos sufran tremendas fuerzas G.

Con una longitud de 5,891km, el trazado de Silverstone consta de 18 curvas, 10 de ellas a derechas y 8 a izquierdas. Para completar el Gran Premio de Gran Bretaña, los pilotos deberán dar un total de 52 vueltas al circuito, lo que equivaldrá a una distancia de 306,198km. Para mejorar los adelantamientos, habrá dos zonas de DRS (señaladas en verde en el mapa facilitado por la F1), la primera de ellas entre las curvas 5 y 6, y la segunda entre las curvas 14 y 15, esta última conocida como Stowe. El año 2020, se eliminó una tercera zona que se encontraba en la recta de meta del circuito, por su corta longitud.

Tras la profunda remodelación de 2010 y el posterior cambio de la zona de meta al año siguiente, el primer sector acoge el nuevo trazado en el que se empieza la vuelta con dos curvas en las que la eficiencia aerodinámica marca diferencias y que desemboca en dos virajes especialmente complejos en la primera vuelta de carrera, ya que son más lentos y estrechos. El resto del sector está dominado por la alta velocidad, con una curva rápida que se hace a fondo y la primera recta larga en la que la potencia del motor ya influye positivamente en el tiempo final.

El segundo sector de Silverstone es, posiblemente, el examen definitivo para determinar qué monoplazas son eficientes aerodinámicamente hablando. Tras una fuerte frenada en la curva 6, en la que la estabilidad en frenada y la tracción son importantes, llega un compendio de potencia y curvas rápidas que supone todo un reto. Todas y cada una de ellas exigen carga aerodinámica, ya que son largas, rápidas (o ambas cosas a la vez) y se enlazan a través de rectas en las que la velocidad punta juega un papel importante. Especialmente en el trío formado por las curvas 10, 11 y 12 (Maggotts, Becketts y Chapel), el monoplaza debe ser muy estable para no perder la trazada ideal y eso sólo se consigue con una brillante combinación de chasis y mapa aerodinámico.

El último sector es corto, pero completo. Combina dos curvas de exigencia aerodinámica, la 15 y la 18, con otras dos en las que es importante la estabilidad en frenada y la tracción, la 16 y 17. Las dos primeras curvas de este sector pueden suponer un buen punto de adelantamiento, algo muy a tener en cuenta en carrera.

Silverstone es uno de los trazados más complicados para la aerodinámica. Si Mónaco va unido a la palabra ‘confianza’ y Monza a ‘velocidad’, para definir Silverstone, quizá lo más apropiado sería utilizar la denominación de “Eficiencia aerodinámica”. Al menos desde el punto de vista técnico, el mítico trazado inglés pone a prueba la capacidad de los monoplazas para combinar con éxito la velocidad punta y el agarre aerodinámico como ningún otro circuito del calendario (con permiso de Suzuka). El monoplaza más eficiente desde el punto de vista aerodinámico no es el que es capaz de generar mayor cantidad de carga, sino el que es capaz de generarla sacrificando la menor velocidad punta posible en las rectas. Es decir, el que, con menor drag en las rectas, consigue mayor agarre en las curvas, para ser rápido y equilibrado en todas las áreas, y con los nuevos monoplazas de este año, este reto será aún mucho mayor.


Los Neumáticos:

Junto con Suzuka y Spa, Silverstone se encuentra entre las pistas que ejercen niveles más altos de energía sobre los neumáticos. Por este motivo y por tercera vez este año, Pirelli ha seleccionado los tres compuestos más duros de su gama de neumáticos para esta carrera: Así el C1 que irá marcado en color blanco, ejercerá como el compuesto duro, el C2 que irá de amarillo como el medio y C3 que irá de rojo como el blando.

Este circuito exige mucho en el rendimiento de los neumáticos, especialmente a nivel de carga lateral, concretamente en las curvas Aintree, Brooklands, Woodcote, Copse, Maggotts y Becketts. En cuanto a la carga longitudinal, los puntos clave son las fuertes frenadas de los virajes Wellington Straight y Stowe. Por lo general, la temperatura en Silverstone tiende a ser templada o incluso baja, por lo que es habitual que haya riesgo de graining, especialmente en el compuesto más duro. Si hace calor, la degradación podría pasar a ser un factor adicional. Lo que sí es importante tener en cuenta siempre en Silverstone es el viento, como es habitual en todos los circuitos con curvas rápidas en las que éste puede soplar de lado y desestabilizar a los monoplazas, muy sensibles en este aspecto. Pero estos no son los únicos desafíos que plantea Silverstone, puesto que el clima puede ser extremadamente variable y en poco tiempo pasar de un intenso sol a la lluvia más torrencial.

El año pasado, la carrera del vencedor fue con una estrategia de dos paradas, incluida una durante el período de bandera roja tras la colisión entre Lewis Hamilton y Max Verstappen. La mayoría de los pilotos completaron dos relevos con medios, más uno con duros. Este año podría ser distinto puesto que los compuestos y estructuras de los neumáticos son completamente diferentes y, a diferencia que en 2021, no habrá un formato de Clasificación Sprint, que influyó mucho en las estrategias.

Mario Isola, jefe de Pirelli en la Fórmula 1, nos explica: "El año pasado, el nuevo prototipo de Fórmula 1 para el 2022, fue presentado en el Gran Premio de Gran Bretaña, para destacar la dirección que tomaría el deporte a partir de este año. Las nuevas regulaciones aerodinámicas están pensadas para permitir a los pilotos mantener una distancia más cercana y así aumentar las posibilidades de adelantamiento, tal y como hemos visto en Canadá. Los nuevos neumáticos también están diseñados para sufrir menos sobrecalentamiento y devolver una mayor estabilidad y manejabilidad dentro de una ventana de uso más amplia. Este fin de semana, en uno de los circuitos más exigentes de la temporada para los neumáticos, todos estos aspectos serán puestos a prueba.


Ferrari:

Verstappen 90, Pérez 63, Russell 52, Sainz 49, Hamilton 41 y Leclerc 22, son los puntos que han sumado estos pilotos en las últimas cuatro carreras de la temporada, una clasificación que refleja la reciente caída de Charles Leclerc. Estas cifras no reflejan el rendimiento puro de cada uno de los pilotos o equipos, sino lo que cada uno de ellos ha sido capaz de sumar por velocidad, fiabilidad y estrategias de carrera.

La principal evidencia es que el piloto que había dominado el inicio del mundial en 2022, Charles Leclerc, ha sido el más perjudicado, pero cabe destacar que el monegasco no tiene ninguna responsabilidad en el descalabro que empezó en Barcelona. Leclerc ha tenido que vivir fines de semana nada fáciles de aceptar (Mónaco sobre todo) sin mostrar ninguna queja en cuanto a su confianza en el equipo. Ahora, parece que el F1-75 ha dejado atrás todos esos problemas de fiabilidad y, por este motivo, julio será clave en el devenir de Charles y Ferrari.

Antes de llegar al parón de verano, la Fórmula 1 disputará tres grandes premios, además de el de Gran Bretaña de este fin de semana (Austria, Francia y Hungría), en los que Ferrari fijará los objetivos reales a los que puede aspirar. En los planes originales de Maranello, 2022 era un año para volver a lo más alto, y así ha sido, pero como mandan las carreras, cuando existe la posibilidad técnica y humana de apuntar a lo más alto, hay que intentarlo. Lograr dos victorias en las tres primeras carreras subió el listón, el cual ha bajado estrepitosamente estas últimas semanas.

La Scuderia confía en completar el mejor póquer de carreras posible antes de llegar al parón veraniego y sus intenciones son las de lograr la victoria en Silverstone. Sus esperanzas de obtener el mejor resultado se sostienen en los siguientes puntos, un circuito favorable, motores nuevos y un piloto, Leclerc, hambriento de éxitos y victorias después de un período de mala suerte que tarde o temprano debería llegar a su fin.

En Canadá, el F1-75 demostró haber dado un gran paso adelante en la gestión de neumáticos, y el nuevo alerón trasero que estrenó el piloto monegasco, y que Sainz no tenía disponible, anticipó lo que podría ser el nuevo paquete de actualizaciones que Ferrari ha preparado para Silverstone, que incluirá el nuevo alerón posterior, esta vez para los dos coches. Pero además, en Clasificación, la estrategia, la gestión de neumáticos, la fiabilidad y todo el trabajo debe ser impecable, porque en caso de que surja un mínimo error, los daños serán enormes, sobre todo cuando estás luchando por los títulos.

Después de su intensa batalla en la temporada 2021, Red Bull es un equipo que se desempeña casi siempre al límite de la perfección en todas sus áreas, y para forzar un error suyo es necesaria la presión más grande que se pueda ejercer a todos los niveles. Desde este punto de vista, la carrera de Silverstone es un paso importante. Una vez solucionados los problemas de motor, que complicaron los dos últimos fines de semana, Ferrari tiene como objetivo un único resultado para el GP de Gran Bretaña: Volver a la victoria.

Han pasado más de dos meses desde la última victoria de Leclerc y la Scuderia. En Silverstone, todo parece estar de cara para intentar, como mínimo, volver a lo más alto del podio y así empezar con buen pie las últimas cuatro rondas del calendario de la F1 antes del parón veraniego, las cuales definirán sus objetivos para los últimos tres meses de la temporada…

Información básicas sobre cookies Utilizamos cookies y tecnologías similares propias y de terceros, de sesión o persistentes, para hacer funcionar de manera segura nuestra página web y personalizar su contenido. Igualmente, utilizamos cookies para medir y obtener datos de la navegación que realizas o para ajustar la publicidad a tus gustos y preferencias. Puedes configurar y aceptar el uso de cookies a continuación. Asimismo, puedes modificar tus opciones de consentimiento en cualquier momento visitando nuestra Política de Cookies y obtener más información haciendo clic en el siguiente enlace Política de Cookies.

Aceptar Configuración de cookies