Cerrar navegación

La cesta está vacía

Cerrar navegación

GP de Hungría de F1 – Previo - Ferrari Club España

Pirelli

Club de propietarios Ferrari de España

GP de Hungría de F1 – Previo

GP de Hungría de Fórmula 1 – Previo

A Ferrari solo le vale un doblete, y buscar a otro estratega...


Fede García - Redacción de Noticias (FCE) - Fotos: F1.com / Ferrari / Pirelli
© 2022 Ferrari Club España


La Fórmula 1 pondrá fin este fin de semana a la primera parte de la temporada con el Gran Premio de Hungría, última cita antes del parón veraniego, momento en el que la FIA obliga a todos los equipos a detener su actividad para garantizar un correcto descanso de los empleados.

Max Verstappen llega como líder destacado tras su último triunfo en Paul Ricard en el que endosó 25 puntos a un Charles Leclerc que tendrá el orgullo herido, después de su error cuando comandaba la carrera, y que deberá reconducir su situación si quiere luchar por algo grande esta temporada, y en donde el equipo debería de tomar cartas en el asunto en cuanto se refiere a sus decisiones estratégicas, capitaneadas por Iñaki Rueda, que más que beneficiar a nuestros pilotos, lo que hace es perjudicarlos en cada carrera, perdiendo victorias seguras y podios cantados.

Ahora que tenemos el mejor coche, las controvertidas decisiones tomadas desde el muro del equipo, hacen que estemos regalando las victorias a Red Bull, y a poco que nos descuidemos, les serviremos el Título en bandeja de plata. Rueda ha gozado de la confianza de Binotto desde hace demasiado tiempo, pero con sus constantes errores y sus decisiones delirantes, ya no es merecedor de este puesto, así que ha llegado el momento de su relevo para fichar a otro estratega, pero esta vez del máximo nivel, alguien capaz de ser merecedor de este cargo de tanta responsabilidad para un equipo como Ferrari.

Y a todo eso, Mercedes ya se ha puesto a menos de una carrera de distancia de Ferrari en el mundial de constructores. Tendrán peor coche, pero el funcionamiento de su equipo es todo un ejemplo de eficacia, y que Ferrari debería de tomar como ejemplo. A partir de ahora a Ferrari solo le serviría hacer dobletes hasta final de temporada, si quiere recuperar puntos frente a sus rivales, empezando por Hungría, en el que deberán funcionar como en reloj, en todos los sentidos, porque otra cosa ya no nos vale,…


Horarios:

Al igual que en Francia, los horarios para el Gran Premio de Hungría son los mismos que rigen para las citas en el Continente Europeo, así la actividad en pista dará comienzo el viernes con las dos primeras Sesiones de Entrenamientos Libres. A las 14:00h CET se celebrará la primera Sesión y a las 17:00h CET la segunda. Ya el sábado, los pilotos participarán en la tercera Sesión de Libres a las 13:00h CET, mientras que la Clasificación se disputará a partir de las 16:00h CET, y el domingo en el horario habitual de las 15:00h CET, dará comienzo la Carrera.


El Circuito:

A pesar de que en 1936 se organizó en Hungría un Gran Premio, no fue hasta 50 años después, en 1986, cuando las autoridades deportivas del país lograron volver a poner a Hungría en el mapa del automovilismo mundial, al organizar su primer Gran Premio de Fórmula 1. En un principio se pensó en celebrar el GP por las calles de Budapest, pero finalmente se optó por construir un nuevo circuito en un valle a 20 km de la bonita capital húngara. El circuito de Hungaroring se comenzó a construir en 1985 y el valle permitía a los espectadores tener unas excelentes vistas del circuito, que vio llegar a la F1 en agosto de 1986. Desde entonces, siempre ha estado en el calendario de la F1, y en varias ocasiones ha ofrecido espectaculares carreras.

La pista magiar es uno de esos circuitos, que si bien no ha traído mucha acción en pista, se convierte en uno de los mayores retos para ingenieros y pilotos a la hora de reglar cada uno de los monoplazas para afrontar sus cambios de altura, su chicane lenta y la curva ciega de izquierdas tras la pequeña recta de atrás.

El trazado tiene una longitud de 4,381km, al que los pilotos deberán dar 70 vueltas para completar la carrera, lo que equivale a una distancia de 306,630 km. Con 14 curvas, 8 de ellas a la derecha y 6 a la izquierda, dispondrá de dos zonas DRS para ayudar a los adelantamientos, algo complicados en este circuito. La primera de ellas la encontraremos en la recta principal, y la segunda inmediatamente después, entre las curvas 1 y la 2 (ambas señaladas en verde en el mapa facilitado por la F1).

El circuito de Budapest es uno de los más lentos del campeonato y su carácter ratonero y revirado le ha llevado a ser comparado durante muchos años con Mónaco. Pero, si bien en el circuito urbano la frenada y la tracción priman por encima de todo lo demás, en el caso de Hungaroring la aerodinámica también juega un papel muy importante. La circunstancia que hace de Hungaroring especial es que la mayoría de sus curvas son largas, algo que obliga al monoplaza a girar en apoyo durante mucho tiempo. Al hacerlo, además, a velocidad media, la aerodinámica entra en juego y se convierte en un factor importantísimo a la hora de contar con un monoplaza competitivo en este circuito.

Todo y con eso, para los pilotos es un circuito divertido en el que pilotar, pero el asfalto provoca bastantes quebraderos de cabeza a pilotos y equipos, por la suciedad debido a que la pista no se usa mucho el resto del año, haciendo que el agarre vaya mejorando según se va limpiando y se acumula la goma tras el paso de los monoplazas, y por su temperatura, ya que normalmente hace mucho calor, superando habitualmente el asfalto los 50ºC.

El calor también lo hace duro físicamente para los pilotos porque la carrera suele ser muy larga, casi en el límite de las dos horas. Al margen de la recta de 700 metros, el resto es una sucesión de curvas de media y baja velocidad, por lo que la configuración de los coches es de máxima carga aerodinámica, similar a la de Mónaco, lo que permite a los pilotos ser agresivos con sus monoplazas.

El agarre mecánico es muy importante, y los reglajes de la suspensión se ablandan un poco para mejorarlo y para disponer de buena tracción a la salida de las curvas, que obligan al piloto a dosificar continuamente el acelerador. La ausencia de largas rectas, y por lo tanto también de fuertes frenadas, hace que los adelantamientos sean muy complicados. La frenada para la primera curva es la mejor oportunidad, pero el piloto de delante tiene que cometer un error saliendo de la última curva para poder cogerle el rebufo en la recta.


Los Neumáticos:

Para el Gran Premio de Hungría, que cierra la primera mitad del campeonato antes dl parón estival, Pirelli ha elegido los tres compuestos centrales de su gama de neumáticos: Así el C2 que irá marcado de blanco, actuará como el duro, el C3 que irá de amarillo será el compuesto medio, y C4 que irá de rojo será el blando.

Hungaroring es conocido por ser un circuito extremadamente caluroso y seco. El año pasado, la temperatura del asfalto durante los entrenamientos libres se acercó a los 60ºC. De hecho, en las dos últimas temporadas llovió justo antes de la carrera, lo que complicó el agarre de la pista.

Así mismo, Hungaroring no es un circuito que ejerza una energía especialmente elevada sobre los neumáticos, ya que el asfalto es liso, con algunas irregularidades en algunos puntos, y los neumáticos se ponen a prueba más en tracción que en frenada.

Mario Isola, máximo responsable de Pirelli en la Fórmula 1, nos adelanta su punto de vista. "El circuito de Hungaroring siempre se ha considerado un trazado en el que es difícil adelantar, pero los nuevos coches y los nuevos neumáticos de este año, permiten a los pilotos estar mucho más cerca unos de otros, y esto nos ha permitido esta temporada ver carreras fantásticas llenas de adelantamientos”.

Esperamos que sea lo mismo para Hungaroring, una pista estrecha y sinuosa donde los coches suelen correr juntos. Hungría se caracteriza por ser muy calurosa en esta época del año, pero en las dos últimas temporadas también ha llegado la lluvia, así que nunca se pueden sacar conclusiones precipitadas. El Hungaroring nos ha dado varias sorpresas en el pasado, y es posible que este año nos sorprenda aún más".


Ferrari:

Ferrari tenía serias opciones de ganar en Paul Ricard hasta el accidente de Charles Leclerc y, por otro lado, Carlos Sainz peleó por el podio y tuvo que conformarse con la quinta posición tras una estrategia delirante de Iñaki Rueda. La decisión de hacer parar a Sainz por segunda vez en boxes es una de las más absurdas de lo que llevamos de temporada, ya que solo aseguró un quinto puesto que en cualquier caso el madrileño ya tenía, y le impidió luchar por un podio.

Pero Mattia Binotto ha querido quedarse con la parte positiva de lo sucedido este domingo, y es que el F1-75 es un coche capaz de ganar prácticamente en cualquier circuito. Para Hungría, donde se espera un dominio de Ferrari, Binotto quiere un doblete.

"Siempre hay algo que mejorar y aprender. Vamos paso a paso. Una vez más, nuestros pilotos han podido comprobar que tenemos un coche rápido y competitivo. Tenemos que pasar página, mirar hacia Hungría y hacer un doblete allí, así que simplemente nos centraremos en el próximo resultado”.

"Nuestro coche es fantástico, es sutil con la gestión de los neumáticos. Los pilotos también están haciendo un buen trabajo, y creo que salimos de Le Castellet con plena confianza en nuestro conjunto, en la capacidad de nuestros pilotos y en nuestra velocidad. En una semana tenemos Hungría, así que será importante para nosotros para pasar página".

"En Hungría volverá a hacer mucho calor y se tratará nuevamente de la degradación, el sobrecalentamiento y la gestión de los neumáticos, algo muy similar a Le Castellet. Hay muchas razones por las que debemos sonreír y ser positivos, y nuestro objetivo para Hungría no debe ser ganar, sino lograr un doblete", ha destacado Mattia Binotto.

Cabe recordar que Max Verstappen tiene ahora un colchón de 63 puntos sobre Charles Leclerc en el Mundial y Red Bull está 82 puntos por delante de Ferrari. Binotto, sin embargo, confía en el rendimiento de su monoplaza y sus pilotos para tratar de revertir la situación. En cambio en el apartado de las estrategias, pensamos que Binotto debería de hacer “limpieza”, para poder revertir los errores y las malas decisiones tomadas en el muro por parte de Iñaki Rueda, que le han costado a Ferrari la posibilidad de ganar en Mónaco y Gran Bretaña, y este pasado domingo echaron por la borda la posibilidad de lograr un podio para Carlos Sainz.

En estos momentos, este puesto tan importante en Ferrari desde el que se diseñan las estrategias de carrera y se toman decisiones que son vitales en el devenir de cada Gran Premio, lo ocupa alguien al que le queda demasiado grande y a los resultados de este año nos remitimos. No más errores garrafales por parte de Iñaki Rueda. Ferrari, un equipo que siempre debería mirar por la excelencia, no merece tener un empleado como este, que parece con sus errores y sus malas decisiones, que trabaja para la competencia.

Información básicas sobre cookies Utilizamos cookies y tecnologías similares propias y de terceros, de sesión o persistentes, para hacer funcionar de manera segura nuestra página web y personalizar su contenido. Igualmente, utilizamos cookies para medir y obtener datos de la navegación que realizas o para ajustar la publicidad a tus gustos y preferencias. Puedes configurar y aceptar el uso de cookies a continuación. Asimismo, puedes modificar tus opciones de consentimiento en cualquier momento visitando nuestra Política de Cookies y obtener más información haciendo clic en el siguiente enlace Política de Cookies.

Aceptar Configuración de cookies