Cerrar navegación

La cesta está vacía

Cerrar navegación

WEC: 1000 Millas de Sebring - Carrera - Ferrari Club España

Pirelli

Club de propietarios Ferrari de España

WEC: 1000 Millas de Sebring - Carrera

WEC: 1000 Millas de Sebring - Carrera

Las chicas de Iron Dames salvan el honor de Ferrari en GT


Fede García - Redacción de Noticias (FCE) - Fotos: Ferrari / WEC
© 2022 Ferrari Club España


La temporada 2022 del Mundial de Resistencia arrancaba este viernes con la celebración de las 1000 millas de Sebring y, por primera vez en mucho tiempo, no fue un Toyota el vencedor de la prueba, fue el Alpine #36 de André Negrao, Mattheiu Vaxiviere y Nicholas Lapierre el que se impuso en una carrera que no decepcionó y que estuvo marcada por las banderas rojas, especialmente en la última hora de carrera.

Uno de los momentos críticos llegó pasadas las 100 primeras vueltas al bacheado circuito de Sebring, aproximadamente a las tres horas y media. “Pechito” López, al volante del Toyota #7, demostró una vez más sus carencias como piloto. El argentino estaba doblando al Porsche de Julien Andlauer, de la categoría LMGT Am, y erró al reincorporarse a la trazada. Bien porque pensaba que ya había pasado, bien porque no tuvo en cuenta que el Toyota de esta temporada no tiene la ventaja que tenía el anterior modelo con respecto a otros coches, sufriendo un toque que le mandó contra el muro.

Con unos daños que en un principio parecían mínimos, se reincorporó a la pista y lejos de aflojar tras el fuerte golpe que se había dado contra los neumáticos, salió gas a fondo con la dirección seriamente tocada, lo que a la postre fue mucho peor, porque después de las 'S' y justo cuando intentaba evitar que un Glikenhaus le adelantase, acabó estrellándose con violencia contra las protecciones volcando estrepitosamente sobre si mismo.

Pese a la violencia del golpe, López salió indemne, pero obligó a detener la carrera durante un buen rato para poder retirar el vehículo y reparar las protecciones. Este incidente dejó a Alpine con la carrera mucho más de cara, ya que el Toyota #8 no estaba siendo el más competitivo de los dos, así que solo tuvieron que gestionar su carrera con un planteamiento en condiciones para no perder una oportunidad de oro.

Sin opción de completar las 1.000 millas previstas (unas ocho horas), la entrada del Toyota #8 con el coche de seguridad en pista fue mucho más lenta de lo esperado. No sólo perdieron la carrera, sino que incluso vieron cómo se ponía seriamente en peligro la segunda plaza del podio ante el empuje del Glickenhaus #708.

Al final, la ansiada pelea final se vio algo descafeinada por culpa de una tormenta. Restaba poco más de una hora para cumplir el tiempo previsto cuando dirección de carrera, en manos de Eduardo Freitas (que también estará en la Fórmula 1 este año) anunció bandera roja por el peligro de una fuerte tormenta que se acercaba por el horizonte, que al final no llegaría.

Aunque se reanudó la prueba, acabaron suspendiendola definitivamente tras una segunda roja consecutiva, tercera de la prueba, por lo que Alpine ató la victoria, con el Toyota #8 de Brendon Hartley, Sebastien Buemi y Ryo Hirakawa segundos y el Glickenhaus #708 de Oliver Pla, Romain Dumas y Ryan Briscoe terceros.

En LMP2, el dominio total de United Autosports durante los entrenamientos se confirmó con la victoria del #23 con Paul di Resta, Oliver Jarvis y Joshua Pierson. No tuvieron rival, pese al empuje del WRT de Gelael, Frinjs y Rast. En la clase Pro-Am de LMP2, los integrantes del Oreca #83 de AF Corse, Alessio Rovera, Nicklas Nielsen y François Perrodo, lograban la victoria. Sin duda una buena noticia para ellos después de su cambio de categoría tras el título logrado la pasada temporada en LMGTE-Am, y para AF Corse, que trabajará a lo largo de este año en su rodaje con la categoría media del WEC, como preparación de cara al 2023 en la puesta en pista de los nuevos Ferrari hypercar.


Ferrari se ve superada por Corvette y Aston Martin en las dos clases GT

Las 1000 millas de Sebring 2022, no pasarán a la historia por el resultado de los Ferrari, que se vieron claramente superados por sus rivales en las dos categorías GT.

Michael Christensen y Kevin Estre le dieron la victoria al Porsche #92 tras una intensa pelea con el Corvette #64 de Tom Milner y Nick Tandy en la categoría de LMGTE Pro, si bien no estuvo claro hasta el final que los alemanes se impusieran a los estadounidenses. El podio lo completó el otro Porsche, el #91, de Richard Lietz y Gianmaria Bruni.

Por lo que respecta a la siempre intensa categoría LMGTE Am, la victoria fue para el Northwest AMR de los veteranos David Pittard, Nicki Thiim y Paul Dalla Lana que lideraron el doblete de Aston Martin, ya que el TF Sport de Ben Keating, Marco Sorensen y Florian Latorre fueron segundos. El podio lo completó el Team Project 1 de Porsche, con Ben Barnicoat, Oli Millroy y Brendon Iribe.

LMGTE-Pro: No fue una carrera fácil para los vigentes campeones Alessandro Pier Guidi y James Calado que finalizaron con un cuarto puesto, el mejor resultado al que podían aspirar los integrantes del Ferrari 488 GTE #51, autores de una buena carrera, pero lejos de lo que en un principio se esperaba de ellos, en una categoría en la que solo participaban cinco coches.

Aunque lucharon vuelta tras vuelta para minimizar su desventaja con los líderes, sin embargo siempre estuvieron fuera de su alcance. Por otro lado, un problema en la dirección asistida afectó a la actuación de Antonio Fuoco y Miguel Molina en el otro Ferrari de AF Corse, con el #52, que cruzó quinto la meta.

LMGTE-Am: Si en LMGTE-Pro los Ferrari de AF Corse no lograron meterse en la lucha por la victoria, en LMGTE-Am pasaría también algo parecido, y si no fuese por el quinto puesto en el que terminaron las chicas del equipo femenino de Iron Dames, Rahel Frey, Michelle Gatting y Sarah Bovy, con el Ferrari 488 GTE #85, el papel de los coches del Cavallino hubiera sido aún peor. Así, el trío de Iron Dames completaría una sólida carrera caracterizada por buenos duelos y adelantamientos, como los logrados por Michelle Gatting, reciente campeona de la Ferrari Challenge Trofeo Pirelli 2021, salvando de este modo el honor de Ferrari.

 

Por detrás, séptimo puesto para el Ferrari 488 GTE de AF Corse #21 de Simon Mann, Christoph Ulrich y Toni Vilander que precedieron al #60 de Claudio Schiavoni, Matteo Cressoni y Giancarlo Fisichella, con el veterano piloto romano autor de algunas maniobras que confirmaron su enorme clase. Novena posición, para el Ferrari #71 de Thomas Flohr, Francesco Castellacci y Nick Cassidy, mientras que en undécima plaza finalizaba el trío del Ferrari #54 de Spirit of Race.

 

 

 

 

Información básicas sobre cookies Utilizamos cookies y tecnologías similares propias y de terceros, de sesión o persistentes, para hacer funcionar de manera segura nuestra página web y personalizar su contenido. Igualmente, utilizamos cookies para medir y obtener datos de la navegación que realizas o para ajustar la publicidad a tus gustos y preferencias. Puedes configurar y aceptar el uso de cookies a continuación. Asimismo, puedes modificar tus opciones de consentimiento en cualquier momento visitando nuestra Política de Cookies y obtener más información haciendo clic en el siguiente enlace Política de Cookies.

Aceptar Configuración de cookies