Cerrar navegación

La cesta está vacía

Cerrar navegación

Ferrari presenta el nuevo 296 GTS… - Ferrari Club España

Pirelli

Club de propietarios Ferrari de España

Ferrari presenta el nuevo 296 GTS…

Ferrari presenta el nuevo 296 GTS…

La versión Spider del 296 GTB, presentado hace menos de un año


Redacción de Noticias (FCE) - Fuente: Ferrari
© 2022 Ferrari Club España


 

Después del anuncio realizado desde la propia Ferrari hace unos días, el nuevo Ferrari 296 GTS es ya una realidad, un auténtico deportivo de pura raza con un diseño muy atractivo, que nos recuerda ligeramente a los Sport-Prototipo descubiertos del Cavallino de principios de los 60, y que con un techo duro desplegable, cumplirá con creces los deseos de los ferraristas más exigentes.

El Ferrari 296 GTB, una de las grandes apuestas de la firma de Maranello, ya tiene una segunda variante de carrocería y con los libros de pedidos abiertos para los clientes. El nuevo Ferrari 296 GTS, cuyas siglas significan ”Gran Turismo Spider”, llega casi un año después del debut mundial de la variante coupé, por lo que aumenta las posibilidades de elección de los clientes con un argumento que se lo va a poner verdaderamente complicado.

El nuevo Ferrari 296 GTS conserva las musculosas líneas del modelo de techo cerrado, aunque este dispone de un sistema de techo duro escamoteable que tarda 14 segundos en plegarse o abrirse, y que permite accionarse en marcha, a una velocidad máxima de 45 km/h. El panel se divide en dos secciones y se retira sobre la parte delantera del motor, por lo que cuando se retira, existe una división entre el habitáculo y la parte trasera de cristal que se regula en altura, actuando también como un deriva-brisas. Como novedad, el 296 GTS destaca por tener un panel de cristal en la parte posterior, que deja al descubierto parte de la mecánica, algo que los modelos V8 anteriores no sucedía.

 

 

 

Paralelamente Maranello presentaba de forma simultánea la variante “Assetto Fiorano”, que estará disponible con una configuración más radical que suma los amortiguadores “Multimatic” con regulación electrónica permanente, los neumáticos Michelin Sport Cup 2R y una serie de añadidos de fibra de carbono, que no solo le confieren una imagen más radical, sino que también reducen el peso del conjunto aportando también una carga aerodinámica de 10 kilogramos extras. Con una decoración especial, inspirada en el Ferrari 250 Le Mans, hace evidente que se trata de una versión más dinámica.

Uno de los aspectos en los que Ferrari ha trabajado con mayor esmero ha sido en el de la aerodinámica, pero no para reducir la resistencia de la misma sino para crear más carga y mejorar el apoyo a altas velocidades. Por poner un ejemplo, este coche, a 250 km/h, con el paquete opcional Assetto Fiorano, es capaz de producir unos 360 kilos de apoyo gracias a un spoiler trasero activo, inspirado en el que lleva el LaFerrari. Cuando no se requiere su intervención, se recoge y queda integrado en la silueta del modelo. Otro punto curioso que tiene que ver con la aerodinámica y la estética, a partes iguales, es la integración de la refrigeración de los frenos delanteros, que se produce a través de una canalización, dentro del propio diseño de los faros delanteros.

Además de cómo fluye el coche por la carretera, a los diseñadores de Ferrari les preocupaba poder mantener la estética conseguida en el 296 GTB para esta versión abierta pero con toques únicos. Para ello el Centro Stile Ferrari, capitaneado por Flavio Manzoni, creó un nuevo diseño para la cubierta del techo que se refuerza gracias a dos nuevas nervaduras dorsales. El resultado final integra las tapas de combustible y de recarga de baterías, al tiempo que mantiene una línea visual limpia.

 

 

El habitáculo del Ferrari 296 GTB representa una mejora del concepto introducido en el SF90 Stradale. Cuenta con un panel de instrumentos completamente digital y head-up display. Su interior busca una simplificación de las formas, sin elementos que recarguen el conjunto. Las pantallas también amplifican el efecto minimalista de la cabina, cuyos protagonistas son los volúmenes. El salpicadero, de diseño sencillo, continúa con un efecto visual hacia los paneles de las puertas gracias al uso de la misma gama cromática y de materiales. Para el 296 GTS, los asientos se han diseñado con una forma, obtenida mediante el uso de canales en contraste, en coherencia estética con el contorno del habitáculo.

Mecánicamente, no se diferencia del reciente Ferrari 296 GTB, pues mantiene su sistema de propulsión híbrido, y prácticamente las mismas especificaciones de su potente motor de seis cilindros en V a 120º y 2.9 litros biturbo, cuya configuración permite bajar el centro de gravedad, lo que afecta directamente al carácter del coche al tiempo que gana dinamismo. Por otro, el sonido de los escapes y el par también son distintos. La caja de cambios tiene ocho velocidades y es de doble embrague.

Su propulsor desarrolla una potencia máxima de 663 CV y a los que se suman los 167 CV del motor eléctrico añadido, con una potencia total conjunta de 830 CV, que le permiten acelerar de 0 a 100 km/h en 2,9 segundos, llega a 200 km/h en 7,6 y tan sólo necesita 107 metros para detenerse por completo de 200 a 0 km/h, alcanzando una velocidad máxima superior a los 330 km/h.

La batería tiene 7,45 kilovatios hora de capacidad y está dispuesta en el suelo del coche. En circunstancias normales el coche arranca en modo híbrido, sin embargo el conductor puede circular hasta 25 kilómetros en modo puramente eléctrico, siempre que no supere los 135 km/h, momento en el cual entrará a funcionar el térmico. Al igual que en la Fórmula 1, esta combinación de motores busca sacar el máximo rendimiento en todo momento.

 

Además cuenta con un sistema denominado TMA o ”Transition Manager Actuator” que permite al conductor alternar rápidamente entre distintos modos de conducción a través del “Manettino” de su volante, con los modos siguientes:

1. Hybrid: es con el que se arranca por defecto y combina la intervención del motor térmico y el eléctrico en busca del mejor equilibro y la eficiencia.
2. eDrive: sólo se usa la energía de las baterías hasta un máximo de 25 kilómetros y sin sobrepasar los 135 km/h.
3. Performance: pensado para una conducción deportiva. Aquí, el motor térmico siempre está encendido para que el nivel de la batería no decaiga.
4. Qualify: es el más radical, que sacrifica la carga de la batería (con el plus de potencia que aporta) a cambio del máximo rendimiento durante un periodo breve de tiempo. Es perfecto para realizar vueltas rápidas en circuito.

Por otro lado, Ferrari ha rediseñado el ABS para conseguir una intervención más efectiva. De hecho, la frenada en el 200-0 es un 8,8% más corta que en el F8 Tributo. El control antideslizamiento se apoya en otra tecnología vinculada a la dirección asistida que prevé el nivel de agarre de cada neumático.

El Ferrari 296 GTS mide 4,56 metros de largo, 1,95 metros de ancho y 1,19 metros de alto, con una distancia entre ejes de 2,60 metros, por lo que es más compacto que los otros deportivos de Maranello. Sus medidas hacen de él un vehículo más ágil y con mejor comportamiento, especialmente en tramos revirados. Pesa 1.540 kilos, 70 kilogramos más pesado que el modelo coupé, por el techo y el sistema electro-hidráulico de plegado y desplegado.

 

 

 

Información básicas sobre cookies Utilizamos cookies y tecnologías similares propias y de terceros, de sesión o persistentes, para hacer funcionar de manera segura nuestra página web y personalizar su contenido. Igualmente, utilizamos cookies para medir y obtener datos de la navegación que realizas o para ajustar la publicidad a tus gustos y preferencias. Puedes configurar y aceptar el uso de cookies a continuación. Asimismo, puedes modificar tus opciones de consentimiento en cualquier momento visitando nuestra Política de Cookies y obtener más información haciendo clic en el siguiente enlace Política de Cookies.

Aceptar Configuración de cookies