Cerrar navegación

La cesta está vacía

Cerrar navegación

GP de Mónaco de F1 - Previo - Ferrari Club España

Pirelli

Club de propietarios Ferrari de España

GP de Mónaco de F1 - Previo

GP de Mónaco de Fórmula 1 - Previo

Ferrari se marca como único objetivo, la victoria


Fede García - Redacción de Noticias (FCE) - Fotos: F1.com / Pirelli / Ferrari
© 2022 Ferrari Club España


Sin un minuto de descanso, la Fórmula 1 viaja de Barcelona a la Costa Azul para disputar el evento más emblemático y con más glamour de la temporada, el Gran Premio de Mónaco, en donde Charles Leclerc intentará recuperar el liderato del Mundial en la carrera de casa.

El Gran Premio de España aspiraba a ser una fiesta para Ferrari, pero al final supuso el mayor mazazo de la temporada para la Scuderia tras el doblete de Red Bull Racing en Barcelona. Y es que Charles Leclerc, que lideraba la carrera con solvencia, tuvo que abandonar por una avería mecánica. Además, Carlos Sainz, que corría en casa, se vio superado por la presión y por su falta de adaptación al F1-75, que acabaron por condenarle a una discreta cuarta posición.

Esto hizo que Max Verstappen y Red Bull asaltasen el liderato del Mundial de pilotos y constructores, lo que obliga a Ferrari a reaccionar contundentemente en casa de Charles Leclerc, en un trazado de Mónaco que le es favorable a las características de su monoplaza, y todo esto sin olvidarse del regreso de Mercedes, que después de un inicio de temporada en el que el coche no funcionaba como esperaban, sus ingenieros, a base de muchas horas de trabajo y mucha inversión, han logrado devolver la competitividad perdida a un monoplaza que parecía haber nacido mal,… y en Barcelona, después de ver su carrera, parecen haber vuelto para quedarse, y meterse en la lucha por el título junto a Red Bull y Ferrari.


Horarios:

Mónaco será el escenario del séptimo Gran Premio de la temporada y 68º de la historia del circuito de Montecarlo en la Fórmula 1. Como novedad este año, la actividad en pista no comienza el jueves, sino que la tradición queda atrás para pasar a un programa convencional. Por tanto, los Fórmula 1 saltarán a la pista urbana más lenta del campeonato para disputar la primera sesión de entrenamientos libres el viernes a las 14:00 CET, mientras que la segunda se disputará a las 17:00 CET. El sábado a las 13:00 CET se celebrará la tercera sesión de libres, mientras que la Clasificación se disputará a las 16:00 CET, y el domingo, como es habitual en las carreras de Europa, la salida del GP de Mónaco se dará a las 15:00 CET.


El Circuito:

La historia del Circuito de Mónaco comienza con la fundación del Sport Automobile et Velocipédique de Monaco (SAVM) en 1907. En 1909, Antony Noghès, hijo del Tesorero General del Principado, plantea la idea de crear una prueba automovilística que atrajese a competidores de toda Europa hacia Mónaco. Así, en 1911, decide organizar el primer Rallye de Monte Carlo.

En 1925, los Noghès (padre e hijo), llegan a la conclusión de que el SAVM necesita un nuevo nombre, dada la notoriedad que estaba adquiriendo el club. Así, deciden denominarlo Automobile Club de Monaco, pero con esto no es suficiente. Para que el club fuese reconocido de forma oficial, tenía que ser admitido en el AIACR (el ancestro de la FIA), que se encargaba de la regulación de las competiciones y de las organizaciones automovilísticas. Antony Noghès fue el encargado de presentar la solicitud de admisión del ACM en la organización, pero esta fue rechazada, porque las pruebas organizadas por el club se desarrollaban fuera del territorio monegasco. En ese mismo momento, surge la idea de crear un circuito urbano por las calles de Monte Carlo.

La tarea no era fácil teniendo en cuenta que la situación geográfica y las condiciones de la ciudad no eran las más adecuadas para crear un circuito urbano. Pero Antony Noghès no cesó en su intento, inspirado por las carreras entre calles que ya se disputaban en Estados Unidos. Finalmente, el 14 de Abril de 1929, el Principe Pedro de Mónaco inaugura el nuevo recorrido a bordo de un Torpedo Voisin pilotado por Charles Faroux, director de carrera. Dieciséis pilotos participaron en el primer Gran Premio de Mónaco, llevándose la victoria el piloto británico William Grover-Williams, que participó en la carrera con un Bugatti 35B.

La ciudad de Monte Carlo siguió acogiendo carreras hasta el inicio de la segunda guerra mundial, periodo durante el cual se interrumpieron todos los Grandes Premios. En 1948 se retoma la actividad y en 1950 acoge una de las carreras del primer campeonato del mundo de pilotos. Juan Manuel Fangio, que corría con un Alfa Romeo, ganó esa carrera con una vuelta de ventaja sobre el segundo. A pesar del éxito de la prueba, el Circuito de Mónaco no se convirtió en circuito oficial de F1 hasta 1955, pero desde entonces ha estado siempre en el calendario.

En el momento de su nacimiento, el Circuito de Mónaco tenía una longitud de 3,180 km, pero desde los años 50 se han ido realizando varias modificaciones, aunque la mayoría de poca envergadura. El primer cambio se realizó en 1952, momento en el que se llevaron a cabo diversas mejoras en la curva de Sainte Dévote. Estas modificaciones redujeron la distancia del recorrido hasta los 3,145 km. Veinte años más tarde, se llevaron a cabo importantes obras para construir una nueva sección que conectaba la curva Bureau de Tabac con el Stade Nautique. También se añadieron 133 metros al recorrido (con lo que su longitud pasó a tener 3,278 km) después de incorporar una nueva porción a lo largo del puerto.

En 1976 se agregaron dos nuevas chicanes, la primera en Saint Dévote y la otra en la salida de la curva de la Rascasse. Esto hizo que el circuito ganase 34 metros más. Diez años exactos más tarde, la ampliación de la entrada al Muelle de los Estados Unidos permitió que se construyera una nueva chicane, que alargaba el circuito hasta los 3,328 km. Finalmente, en 1997 se rediseñaba la primera chicane de la Zona de la Piscina y era rebautizada con el nombre de Louis Chiron. El trazado alcanzaba así los 3,367 km. En el 2004, se construyó un nuevo pit-lane y varios cambios, principalmente ligados a las infraestructuras que rodean al circuito, por lo que su longitud actual es de 3,337 km.

Así, el Circuito de Mónaco tiene 19 curvas, 12 a la derecha y 7 a izquierdas, al que los pilotos deberán realizar 78 vueltas al trazado de 3,337 km para completar la carrera, lo que equivaldrá a una distancia total de 260.286 km, siendo el recorrido más corto de todos los circuitos del Calendario. Para ayudar en lo posible a los adelantamientos, algo difícil de lograr en este circuito, la organización ha situado una zona de DRS en la semirrecta de entrada a meta (señalada en verde en el mapa facilitado por la F1).

El trazado urbano utilizado a diario por el tráfico del Principado, hace que sea muy resbaladizo al comienzo del fin de semana, mejorando según los monoplazas van depositando goma sobre él. Los coches necesitan una configuración especial, con máximo apoyo aerodinámico por lo revirado del circuito, y suspensiones más blandas y unos 5 mm más altas por los baches y los desniveles. La dirección también se modifica, ampliando el ángulo de giro de las ruedas para poder negociar la curva más lenta del Mundial, la del Hotel Fairmont, antiguamente conocida como Loews.

En Mónaco, las barreras de protección están pegadas a la pista, algo que hace que sea complicado terminar la carrera sin irse directamente contra los muros, sin posibilidad de maniobrar en unas inexistentes escapatorias. Una carrera en la que lo que prima es la tracción del coche y su estabilidad más que la potencia y la velocidad. Mónaco es un circuito para especialistas, pilotos que consigan sintonizar con la pista y, para conseguirlo, el monoplaza debe estar reglado para lograr la máxima carga aerodinámica posible, sin importar el drag o resistencia al avance que ésta pueda generar y, por tanto la velocidad punta. Un circuito en el que, además, es prácticamente imposible adelantar en pista. Esto hace que sea decisiva la posición con la que se parte y la estrategia a seguir, pues encontrar tráfico en Mónaco representa perder cualquier opción de victoria.

Mónaco es uno de los circuitos más exclusivos del Mundial y no sólo por el ambiente y el Glamour que se vive durante el Gran Premio. Lento y traicionero, es el trazado urbano por antonomasia y este año supondrá un auténtico reto para los nuevos monoplazas de Fórmula 1, cuya longitud, anchura y peso, se las verán y desearán para rodar con agilidad por las estrechas calles del Principado.


Los neumáticos:

Una semana después de poner en pista los neumáticos más duros de su gama de compuestos en Barcelona, Pirelli ha seleccionado para Mónaco, los compuestos más blandos. De este modo, el C3 en color blanco se utilizará como el neumático duro, el C4 en amarillo como el medio y el C5 en rojo como el blando.

Al igual que Barcelona, Mónaco es una pista realmente muy conocida por todos los equipos, de hecho, es uno de los tres únicos circuitos que permanecen en el calendario desde la temporada inaugural de Fórmula 1 en 1950. Sin embargo, a diferencia de los otros dos, Spa y Silverstone, Mónaco ha variado muy poco su diseño, manteniendo la velocidad promedio más baja que cualquier otra pista, por lo que adelantar es realmente difícil.

Debido al asfalto resbaladizo de las calles que se utilizan para el trazado (que están abiertas al tráfico todas las tardes), y las velocidades no muy altas de los monoplazas, los neumáticos no se someten a un esfuerzo muy alto y el desgaste y la degradación son mínimos, aunque hay un alto grado de evolución de la pista a lo largo de los días. Por esta razón, la estrategia de una parada suele ser la más común en Mónaco, pero hay una ventana de paradas en boxes bastante amplia, además de existir un amplio porcentaje de coches de seguridad a lo largo de la carrera, que entran en acción muy a menudo por accidentes contra los guardarraíles.

En Mónaco los coches adoptan una puesta a punto especial con alta carga aerodinámica para maximizar el agarre a bajas velocidades, con agarre garantizado mecánicamente por los neumáticos y aerodinámicamente por la carga. Este gran premio obviamente representa el debut en Mónaco para la nueva generación de monoplazas de Fórmula 1 con llantas de 18 pulgadas, por lo que los equipos deberán entender cómo reaccionan sus coches en estas condiciones únicas, considerando también que el clima en la costa mediterránea a veces es difícil de predecir en esta época del año.

Mario Isola, máximo responsable de Pirelli en la Fórmula 1, expresa su punto de vista sobre este circuito. "Mónaco a menudo se describe como una de las carreras más impredecibles del año, pero la verdad es que la calificación es mucho más importante que en otros circuitos, ya que la posición en la parrilla es crucial. Así que será básico, entender cómo sacar el máximo partido al compuesto blando, aunque este año podríamos ver diferentes estrategias. Algunos pilotos pueden optar por compuestos más duros en la salida para realizar un primer stint largo, dada la dificultad de los adelantamientos. Otros, por el contrario, pueden optar por un planteamiento más tradicional de salida, con el compuesto más blando. Es una carrera en la que la estrategia realmente puede marcar la diferencia".


Ferrari:

El primer abandono de la temporada para Charles Leclerc se produjo en Barcelona, cuando el turbo y el MGU-H fallaron en la vuelta 26 de carrera. En Mónaco, su Gran Premio de casa, Leclerc montará el tercero y último motor permitido por el reglamento, quedando aún 15 carreras por delante en una temporada que se prevé igualada hasta el final, en la que el monegasco deberá de penalizar en algún momento. Pero esto es algo que no se sabe cuando ocurrirá y por ahora lo que tiene que hacer la Scuderia es centrarse en el próximo GP de Mónaco.

La Unidad de Potencia de Leclerc fue llevada a Maranello para su análisis, y Ferrari emitió una nota en la que explica el motivo de la avería. Habiendo examinado la unidad de potencia del coche de Leclerc, encontramos que el turbo y el MGU-H están dañados y no se pueden reparar. Sin embargo, después de haber analizado completamente el fallo y su causa, estamos satisfechos de que no haya ocurrido por un fallo de diseño o un problema de fiabilidad con estos dos componentes o cualquier otro elemento de la unidad de potencia.

Esto da a entender que, no habiéndose producido ningún fallo derivado de un mal diseño o problema de durabilidad de alguna pieza, la rotura vino provocada quizá por un mal montaje o un procedimiento incorrecto, algo que tiene fácil solución con un atento examen interno para que no vuelva a suceder y lanza un mensaje positivo a los “tifosi”, de que las cosas se están haciendo bien y que el equipo cree firmemente en sus opciones.

Mattia Binotto, así lo ha querido reflejar en sus últimas declaraciones. "Para mí, el vaso está medio lleno después de Barcelona, porqué después de seis carreras, tenemos el coche más rápido. Leclerc habría ganado sin ese problema técnico. Tenemos que estar contentos por haber hecho un buen coche y haber sabido desarrollarlo. A día de hoy, podemos decir que es el coche que va mejor en todas las condiciones. Fue una lástima por los problemas de fiabilidad en la unidad de potencia, pero estoy orgulloso del trabajo realizado por nuestros ingenieros, porque nos ha permitido dar un salto importante".

"Estoy contento con el ritmo de carrera porque en las últimas carreras habíamos sufrido con ello. En cambio, esta vez, en una pista en la que siempre habíamos sufrido, nos ha ido muy bien. Si pensamos que hace dos años estábamos 1.5 segundos por detrás, se observa el salto adelante que hemos dado. Luego, estaba la interrogante del desgaste de neumáticos y también lo hemos resuelto. Podemos decir que tenemos un conjunto competitivo y eso es lo importante".

Binotto además, hace una fuerte defensa de sus pilotos. "Charles Leclerc está pilotando de un modo increíble. Incluso con un coche con mucho sobreviraje va fuerte y eso no es fácil. Carlos Sainz también llegará a ese nivel porque es un piloto que estudia mucho, pero también nosotros tenemos que darle un coche que sea rápido para que esté delante. De todos modos, Charles ha mejorado como líder, tranquiliza al equipo. En sus entrevistas, saca el lado positivo y eso da serenidad y confianza al ambiente".

A partir de ahora contará cada evolución. La base es buena y seguiremos desarrollándola. Está bien que Mónaco sea este próximo fin de semana, así podremos adentrarnos pronto en el siguiente reto", destaca.

De cara a Mónaco, en Ferrari confían plenamente en las características del F1-75, un monoplaza ágil en curvas lentas y con mucho agarre, tanto aerodinámico como mecánico, algo muy importante para obtener buenos cronos por las calles del Principado, y vital de cara a la carrera. Leclerc corre en casa y se sabe cada centímetro del trazado, en el que el año pasado se hizo con la Pole, y Sainz, finalizó segundo en una carrera que había iniciado desde la primera posición, al no participar Leclerc por un problema surgido en un palier, después de su toque del sábado contra los guardarraíles.

Así que las sensaciones de cara a la carrera son positivas para Ferrari, pero han de seguir manteniendo la cabeza fría, trabajar y controlar todos los detalles, y con los pilotos super concentrados en su pilotaje, con la victoria como único objetivo para recuperar la primera posición del campeonato,… esperemos que así sea y que esta vez la suerte les acompañe, que siempre va bien…

Información básicas sobre cookies Utilizamos cookies y tecnologías similares propias y de terceros, de sesión o persistentes, para hacer funcionar de manera segura nuestra página web y personalizar su contenido. Igualmente, utilizamos cookies para medir y obtener datos de la navegación que realizas o para ajustar la publicidad a tus gustos y preferencias. Puedes configurar y aceptar el uso de cookies a continuación. Asimismo, puedes modificar tus opciones de consentimiento en cualquier momento visitando nuestra Política de Cookies y obtener más información haciendo clic en el siguiente enlace Política de Cookies.

Aceptar Configuración de cookies