Cerrar navegación

La cesta está vacía

Cerrar navegación

GP de Las Vegas de Fórmula 1 - Previo - Ferrari Club España

30 Aniversario 1988 2018

Club de propietarios Ferrari de España

GP de Las Vegas de Fórmula 1 - Previo

GP de Las Vegas de Fórmula 1 - Previo

Muchas incógnitas y posibles sorpresas nos esperan…


Fede García - Redacción de Noticias (FCE)
Fotos: Ferrari/F1/Pirelli
© 2023 Ferrari Club España


Este fin de semana se disputará el penúltimo Gran Premio de la temporada 2023 de Fórmula 1, y es uno de los más esperados por los organizadores de la categoría, ya que Liberty Media ha sido la responsable y la organizadora de este evento, con una inversión cercana a los 500 millones de dólares, que incluyen la compra de los terrenos y la construcción en ellos, del gran edificio de boxes, de los permisos emitidos por la administración de la ciudad de Las Vegas para cerrar las calles por donde transcurre el trazado, e incluso el alquiler del nuevo edificio conocido como “The Sphere”, para emitir publicidad a lo largo de la carrera.

El Gran Premio de Las Vegas, será la tercera cita de la temporada en Estados Unidos, tras Miami y Austin, y primera en la ciudad más grande del estado de Nevada desde 1983. Será capaz el trazado del Las Vegas Strip Circuit de borrar el desagradable recuerdo que dejó el trazado improvisado en el aparcamiento del Caesars Palace en las dos ediciones que albergó en la década de los años 80? Esperemos que sí…

La temporada 2023 de Fórmula 1 verá a los pilotos enfrentarse a un circuito totalmente nuevo en Las Vegas, que abarcará lo mejor que la Ciudad de las Luces puede ofrecer, incluido el famoso Strip. Con el ambiente festivo que caracteriza a esta famosa ciudad turística y de ocio, será una carrera fuera de serie en todos los sentidos, siendo el sábado por la noche bajo los reflectores y entretenimiento de los casinos fuera de la pista, convirtiéndose en uno de los eventos que ha generado mayor expectación en el calendario de la Fórmula 1 2023.

Pero al ser un trazado completamente desconocido que apenas se ha podido testear en el simulador, sin saber cómo es su asfalto, o la cantidad de baches que se puedan encontrar, los técnicos de los equipos han realizado diversos cálculos. En esta prueba se dan dos o tres circunstancias bastante únicas, y no es solo la temperatura lo que les preocupa, que será realmente muy fría. Meter las gomas en su ventana de trabajo costará varias vueltas, con un mayor consumo de neumáticos, menor número de vueltas útiles, y seguramente mayor aparición de graining.

Por otra parte, y poco se habla de esto, el casco urbano de la ciudad está a 611 metros de altitud. No son los más de 2.000 de México, pero la presión a esa altura condiciona el comportamiento, y la carga aerodinámica. Se sabe que algún equipo va a llevar alas específicas, casi las mismas de Monza, que solo se usan allí. Es el trazado que en esta materia será el más parecido al circuito italiano. Todos tendrán que reducir drag y optimizar el uso del DRS.

En resumen, que más que una pista de pilotos va a ser una carrera muy de ingenieros. Los niveles y rapidez en dar con los setups y ajustes de los coches serán clave, y la estrategia tomará el protagonismo. No queda ahí la cosa. De los posibles baches saldrá el porpoising, de ellos la complejidad en calcular las alturas óptimas, y del conjunto que los coches sean conducibles o no.

Habrá un elemento más a tener en cuenta, que no será otro que el de los motores, que a estas alturas de la temporada están en las últimas y Las Vegas cuenta con enormes rectas en las que los propulsores estarán a pleno régimen durante mucho tiempo. La fiabilidad será un problema acuciante… eso o correr menos donde más lo pide una pista sin muchas posibilidades de avanzar en otras zonas.

Para Ferrari el poder pillar a Mercedes, será su principal objetivo. Por lo visto esta temporada, los trazados urbanos le sientan muy bien al SF23, de hecho su victoria en Singapur así lo atestigua, y para Ferrari hacerlo bien en Las Vegas, sería un golpe de efecto de cara a lograr el subcampeonato. No se espera ninguna novedad en el coche, salvo la decoración especifica que ha elegido Ferrari para esta carrera, donde el blanco será el protagonista.


Horarios del fin de semana:

El Gran Premio de Las Vegas llega con varias novedades en su horario con respecto a lo que es habitual en las carreras que se disputan en suelo americano. Esto se produce principalmente por dos hechos, porqué comenzará el jueves y terminará el sábado, y porqué será un evento totalmente nocturno.

La combinación de ambas cosas, y la ubicación cerca de la Costa Oeste americana de Las Vegas, harán que en Europa el evento se vea como es habitual, de viernes a domingo, aunque con horarios más propios de carreras diurnas asiáticas.

Así, las dos primeras sesiones de entrenamientos libres las podremos ver el viernes a las 5:30h CEST la primera y a las 9:00h CEST la segunda, mientras que la tercera sesión de libres la veremos el sábado, a las 5:30h CEST. La Clasificación que servirá para ordenar la parrilla de salida del domingo, se disputará a las 9:00h CEST del sábado, mientras que el domingo a las 7:00h CEST podremos ver la Carrera.


El Circuito:

No es la primera vez que en Las Vegas se celebra una carrera de Fórmula 1, en los años 80 se disputaron dos carreras bajo el nombre de Gran Premio Caesars Palace, en 1981 y 1982, donde el piloto Alan Jones ganó la carrera de 1981 al volante de un Williams, y Michele Alboreto lograría su primera victoria en la Fórmula 1, con Tyrrell en 1982.

Situado en el corazón de la ciudad de Las Vegas, el nuevo circuito urbano transcurre junto a lugares emblemáticos como el Caesars Palace, el Bellagio y el Venetian. Con velocidades medias que se espera que igualen a las de Monza y promete haber mucha acción y adelantamientos. Pero, qué retos planteará a los pilotos e ingenieros el sucesor del infame circuito del Caesars Palace que la Fórmula 1 utilizó en 1982 y 1983?

Obviamente, la instalación en sí es mucho más sofisticada y acorde a los tiempos actuales en la categoría, pero a nivel técnico no parece que vaya a ser uno de los más recordados de la historia. En líneas generales, podemos decir que el de Las Vegas es lo que se conoce como un circuito ”Stop & Go”, ya que predominan las fuertes aceleraciones y frenadas, habiendo pocas curvas de media y alta velocidad que proporcionen fluidez al trazado.

El trazado urbano del Las Vegas Strip Circuit tiene una longitud de 6,201 km, y cuenta con 17 curvas, 6 de ellas a derechas y el resto a izquierdas. Durante la carrera los pilotos deberán completar 50 vueltas al circuito, lo que equivaldrá a un total de 310,05 km. Para ayudar a los adelantamientos, habrá dos zonas de DRS (indicadas en verde en el mapa facilitado por la F1), la primera de ellas en la recta situada entre las curvas 4 y 5, y la segunda, en la larga recta de 1,920 km situada entre las curvas 13 y 14.

El circuito corre en sentido contrario a las agujas del reloj y comienza en un estacionamiento en desuso que fue adquirido por Liberty Media para construir el área de pits stops, los boxes y el paddock, y además contiene una pista permanente.

El primer sector no tiene demasiada historia, ya que comprende una horquilla, y después de eso, el recorrido gira ligeramente a la izquierda y luego a la derecha, pasando del circuito permanente a las calles de la ciudad. Los monoplazas recorren 800m por Koval Lane, antes de entrar en un giro lento de 90 grados a la derecha y luego entrar en un largo y amplio giro a la izquierda que rodea el nuevo estadio MSG Sphere, antes de pasar por una sinuosa sección de izquierda a derecha y luego una curva que hace la transición a Sands Avenue.

Luego, la pista pasa por dos curvas muy rápidas en Sands Avenue antes de girar lentamente a la izquierda en Las Vegas Strip. Esta es una sección plana de 1,920 km con dos rectas y un ligero giro a la izquierda que pasa por algunos de los hoteles y casinos más famosos de Las Vegas. Luego, el circuito pasa por una serie cerrada de curvas lentas hacia Harmon Avenue, baja por una recta de 800m antes de girar a la izquierda muy rápido para completar la vuelta y hacer la transición de regreso a la pista permanente más allá de los pits.

El Las Vegas Strip Circuit obligará a los pilotos e ingenieros a buscar una buena velocidad punta para ser competitivos en las tres rectas del circuito. Además, los monoplazas que sean estables en frenada y ofrezcan buena tracción a la salida tendrán mucho ganado. Será capaz de darnos espectáculo este nuevo trazado? Esperemos que sí…

Como sucede habitualmente en los desiertos, la caída de temperaturas es brutal a la que oscurece, de hecho se esperan entre 4 o 5ºC en el ambiente y entre 15 y 18ºC en el asfalto, siendo la carrera nocturna en su totalidad. Incluso los Libres serán nocturnos y la Clasificación será a medianoche hora local, mientras que la carrera, a las 10 de la noche. Horarios marcados para poder empalmar gran premio con espectáculos y casino.

Evidentemente, el bajón de temperatura afectará a los motores y a la carga aerodinámica, con pérdidas de grip. Pero el temor viene sobre todo por los neumáticos, ya que parece que no será nada fácil llevarlos a la temperatura adecuada, por lo que los coches pueden deslizar y la aparición de “graining” se da como segura.


Los Neumáticos:

Para el Gran Premio de Las Vegas, Pirelli ha elegido los compuestos más blandos de su gama de neumáticos, así el C3 se utilizará como el neumático duro y estará marcado en color blanco, el C4 hará las funciones de neumático medio y lo distinguiremos por estar marcado en amarillo, y por último el C5 actuará como el compuesto blando, y estará marcado de rojo.

Por primera vez en un Gran Premio las sesiones se desarrollarán a lo largo de dos días. Los horarios serán distintos a los habituales para las citas nocturnas. Los primeros entrenamientos libres serán el jueves a las 20.30 horas (hora local en Las Vegas), mientras que los segundos libres se desarrollarán desde medianoche hasta la 01.00 horas del viernes. Ese mismo día se celebrarán los terceros libres a las 20.30 horas y finalmente la Clasificación tendrá lugar desde la medianoche hasta la 1 de la madrugada del sábado 18 de noviembre, mientras la carrera se disputará el mismo sábado a partir de las 22 horas (siempre en horario local en Las Vegas).

Antes de elegir el trazado final del circuito urbano, se diseñaron más de 30 variantes. La construcción de las estructuras principales, incluido el edificio de boxes con forma del logotipo de Fórmula 1, el pit lane y el paddock, tardó poco más de un año, y todo ha sido financiado por Liberty Media, por lo que este Gran Premio ha llegado para quedarse, para poder así, recuperar la inversión.

El Strip Circuit de Las Vegas pasará cerca de “The Sphere”, un edificio de forma esférica de 110 metros de altura y completamente cubierto con 1,2 millones de paneles LED. Dentro de la estructura, la más grande de su tipo en el mundo, se encuentra una pantalla de 15 mil m2 con una resolución de 16k. Con un coste de 2.300 millones de dólares, The Sphere fue inaugurada a principios de octubre con un concierto de U2. Durante el fin de semana de la carrera, iluminará el circuito con una reproducción de un neumático Pirelli P Zero Elect, alternándose con el logo P largo de la marca. El tejado del nuevo edificio que albergará los garajes y el Paddock Club también contará con animación personalizada de Pirelli.

Los pilotos que subirán al podio del Gran Premio lucirán una edición especial de las gorras “Pirelli Podium Caps”, con bordados creados para la ocasión en oro. En el lateral de la gorra estará la bandera de barras y estrellas, en honor al país anfitrión de la carrera, y en la parte posterior la inscripción "Las Vegas 2023". Una variación de esta edición especial de Podium Cap estará disponible para el público en todos los minoristas autorizados.

Mario Isola, director de Pirelli Motorsport en la Fórmula 1, nos adelanta varios detalles a tener en cuenta relacionados con la pista de Las Vegas. La F1 regresa a Estados Unidos por tercera vez esta temporada tras las carreras de Miami y Austin. Y lo hace con uno de los Grandes Premios más esperados del año, el de Las Vegas, donde la máxima competición automovilística no se ha celebrado desde 1982. Será un Gran Premio fascinante porque se llevará a cabo en una ciudad que hace del entretenimiento su principal característica, y todos los que trabajamos en este deporte queremos ofrecer a los espectadores algo único y digno de su fama”.

Tanto para los equipos como para nosotros, también será un desafío técnico particular que afrontaremos sin ningún punto de referencia, a excepción de las simulaciones. De hecho, nadie ha corrido nunca en el Strip Circuit de Las Vegas, con una longitud superior a los 6 kilómetros, sólo superada por Spa-Francorchamps en el calendario del campeonato mundial de este año, y que se caracteriza por tener tres rectas y 17 curvas. El asfalto será una mezcla entre el firme de la ciudad, especialmente en el Strip, y partes totalmente repavimentadas para la ocasión, añadiendo así una incógnita más. También hay que tener en cuenta que no habrá carreras paralelas al Gran Premio y que la pista estará reabierta al tráfico rodado durante buena parte de la jornada, lo que no debería permitir el nivel habitual de engomado del asfalto y de la consiguiente mejora de las condiciones de adherencia”.

Esperamos que los coches presenten un nivel de carga aerodinámica bastante bajo, similar a los utilizados en circuitos como Bakú o, más probablemente, Monza. La velocidad máxima será, de hecho, un aspecto muy importante a tener en cuenta para ser competitivos. Además, todas las sesiones se desarrollarán por la noche, con temperaturas del aire y del asfalto realmente inusuales para un fin de semana de carreras, más similares a las encontradas cuando las pruebas de principios de temporada tuvieron lugar en Europa. Las largas distancias en línea recta complicarán aún más el calentamiento de los neumáticos en la Clasificación, pero también el mantenimiento de una temperatura adecuada en carrera, algo que suele darse en Bakú”.

Teniendo en cuenta todos estos factores, elegimos los tres compuestos más blandos de entre los disponibles de nuestra gama, para la carrera de Las Vegas. Así, los C3, C4 y C5 deberían garantizar un buen nivel de agarre. Los requisitos de presión de los neumáticos indican un mínimo de 27 psi para el eje delantero y 24,5 psi para el trasero. Son valores cuya definición se debe tanto a las bajas temperaturas esperadas durante las sesiones como a la configuración de la pista. De hecho, hay que tener en cuenta que el frío reduce la diferencia entre la presión de los neumáticos cuando el coche está parado y estabilizado, a cuando el coche está circulando por la pista, por lo tanto, en movimiento, la presión aumentará menos que en otros circuitos debido a las bajas temperaturas del asfalto. Por tanto, a pleno rendimiento estimamos que la presión en pista sigue siendo inferior a los valores registrados en otras pistas especialmente exigentes para los neumáticos como, por ejemplo, la propia Bakú. Así que ya tenemos todos los ingredientes para un evento extraordinario, aunque lleno de incógnitas y posibles sorpresas. Veremos si todo sale bien y podemos disfrutar de un gran espectáculo.

Información básicas sobre cookies Utilizamos cookies y tecnologías similares propias y de terceros, de sesión o persistentes, para hacer funcionar de manera segura nuestra página web y personalizar su contenido. Igualmente, utilizamos cookies para medir y obtener datos de la navegación que realizas o para ajustar la publicidad a tus gustos y preferencias. Puedes configurar y aceptar el uso de cookies a continuación. Asimismo, puedes modificar tus opciones de consentimiento en cualquier momento visitando nuestra Política de Cookies y obtener más información haciendo clic en el siguiente enlace Política de Cookies.

Aceptar Configuración de cookies